Virgo es una persona que oculta muchos secretos. Es el misterio en persona y por eso es difícil conocer cuáles son sus obsesiones secretas. Pero si realmente convives con él/ella, esta obsesión no te sorprenderá para nada. La mayor obsesión de Virgo es el orden y la organización. A Virgo manías no le sobran. Es un maniático del orden, de la perfección, de tenerlo y de hacerlo todo a su manera. Toda su vida gira en torno a la perfección y a la disciplina, en todos los aspectos.

Virgo no soporta a la gente que es maleducada, desordenada, que no sabe lo que es la disciplina. Su obsesión llega hasta tal punto que no es capaz de convivir con alguien así y por su puesto, es capaz de sacar a su vida a personas que no saben ni conocen lo que es la educación. La puntualidad y la educación es lo que más le gusta a Virgo y si una persona perturba estos aspectos, es capaz de ponerse histérico de verdad.

Virgo debe de tener mucho cuidado con esta obsesión, porque es fácil que se convierta en algo muy tóxico. Virgo puede llegar a obsesionarse de verdad por el orden y por la perfección y puede llegar a convertirse en alguien que no es capaz de ver más allá. Puede llegar a ser una persona demasiado oscura y pesimista al ver que nada sale como él/ella quería. Pero lo mejor de todo esto, es que Virgo no tiene ningún tipo de miedo ni de problema en admitir sus defectos, en admitir que es una persona maníaca del control.

Gracias a esta gran obsesión, Virgo consigue que la mayoría de las cosas que hace le salgan bien y que todo vaya como él/ella ha planeado. No tiene suerte, simplemente trabaja para que las cosas le salgan a la perfección. Lo único, es que Virgo debe de tener cuidado para que esta obsesión no se vuelva incontrolable y pueda llegar a ser tóxica tanto para él/ella como para cualquiera que le rodee.

2019-11-14T14:43:18+02:00