Por ahí dicen que todos tenemos un secreto inconfesable, amores que escondemos en un rincón de nuestros pensamientos. Sí, justamente en esa persona que ya se te vino a la mente, ¡tranquilo! A muchos nos pasa, porque hay signos del zodiaco que están hechos de acero inolvidable. De pronto, te los encuentras en los aromas, en las cosas que les gustaban, en los lugares que visitaron. Esta es la razón por la que tu signo es peligrosamente insuperable, la razón por la que no puedes borrarlo de tu mente y estás a un paso de descubrirlo: 

Aries 

Vamos, tienes que aceptar que Aries tiene una forma romántica de envolverte el corazón tan inesperada que cuando menos te das cuenta ya te estás derritiendo por él. Quizá es un signo difícil de leer, pero cuando se trata de comprometerse en una relación, no se toma las cosas a juego, al contrario, ama llenarte detalles, decir palabras que tocan tu lado más sensible y acariciar de esa forma suave, pero con un leve toque salvaje, que hace que siempre quieras más. Aries, es cariñoso, divertido, es muy inteligente, así que no te va a sorprender con lo que hace el resto, le gusta romper la norma y recordar esos secretos a la hora de darte algún presente. Sabe que una persona amada, rara vez termina en otros brazos. Así que, no existe nadie más para Aries, está para su pareja siempre. Tanto que si necesita convertirse en una fiera lo hace. 

Tauro 

A veces, sólo te falta un poco de locura que te alivie el corazón, que te haga salir de tu burbuja y descubras que hay un mundo deseoso por ser explorado al lado de alguien especial. Sí, justamente como Tauro, el romántico que se esconde detrás de un alma aparentemente ruda, pero que en las manos correctas se derrite sin pensarlo. Es esa pareja que te llena de poder, que hace que tu autoestima se eleve hasta el cielo y ahí es cuando entiendes que tú estás para que te quieran bonito. No es fácil superar a un Tauro, después de que te abriste profundamente y le contaste lo que hace temblar tu corazón. Son un montón de recuerdos los que vienen a tu mente con sólo escuchar esa canción, ver el atardecer, incluso en las veladas. Tauro vuelve a ti de una forma tan impredecible, que hasta una caricia del viento te lo recuerda. No te culpes, está bien si quieres guardarlo en tu memoria. 

Géminis 

Con Géminis sucede algo muy curioso, es el tipo de persona que derrocha autenticidad, no tiene que fingir para nadie, si lo aceptas bueno, pero si lo detestas también. Esa es la principal razón por la que huele a inolvidable, porque su inteligencia despierta la atracción que sientes por él. Es una conexión que va más allá de lo físico, de lo emocional, de lo espiritual. Géminis, tiene una manera muy especial de hacer que tu piel viaje a lugares desconocidos, realmente le gusta explorarte de pies a cabeza, disfruta mucho cuando se da cuenta que es capaz de leerte, no necesitas hablar mucho para que entienda lo que pides en silencio. Géminis, no se calla nada, al contrario, quiere que sepas que eres importante, que disfruta cada instante a tu lado y que estará cuando más lo necesites. Es insuperable porque no te pinta un amor perfecto, se muestra real y eso se valora por encima de cualquier cosa. 

Cáncer 

Si hay algo que Cáncer adora, es darse cuenta que no es la primera ni la última persona, eso no le interesa, porque sabe que tiene el mejor lugar, el del amor inolvidable. De alguna manera, le encanta saber que tiene el don de cautivar almas a ese nivel, no lo hace con malicia, al contrario, para Cáncer es bonito saber que dejó una huella tan pura en alguien más. Es insuperable porque derrocha sensibilidad en la forma en la que te mira, lo mucho que se preocupa por tu bienestar, la manera en que te defiende, en lo mucho que te presume. Es el amor que te enseña el verdadero significado de lealtad, no se anda con juegos, si decide entregar su corazón, es porque realmente le importas y confía en que todo estará bien a tu lado. No te asustes cuando te diga firmemente que no le teme al compromiso, no quiere decir que esté desesperado por la boda, es sólo una prueba de que está listo para darlo todo por amor. 

Leo 

Amar… ojalá fuera tan simple como se escribe, pero sólo hasta que una persona llega a tu vida y le da sentido, entiendes lo importante que es. Leo, sabe de lo que hablo porque es un signo que respeta el amor, que busca relaciones a largo plazo y que ya no tiene tiempo para esas tonterías de ir saltando de cama en cama. Ahora, quiere más que sólo contacto físico, no quiere quedarse con la persona que le haga sentir de todo sólo cuando se besan, quiere  un alma que sea capaz de abrazar sus pensamientos, alguien que no se burle de sus sueños, que tenga la gallardía de quedarse a su lado cuando las cosas se pongan caóticas. Sin duda, Leo, es insuperable porque es un romántico hasta los huesos, porque ama ponerle un toque de pasión a todo. Lo mismo puede ser ese dulce gatito que te envuelve con su ternura, que un león salvaje sacudiendo tus fantasías más locas. Ese es Leo, un montón de magia que se vuelve imán para cualquiera. 

Virgo 

Hay personas que te brindan momentos mágicos, que despiertan todos esos sueños que se escondían en las inseguridades de tu corazón, personas como Virgo, que te hacen abrazar el amor y agradecer cada momento a su lado. No, no es un signo perfecto, vaya que tiene sus ratos malos, pero cuando se trata de hacer feliz a su pareja no conoce límites. Es quien no teme que el resto vea su lado dulce con tal de robarle una sonrisa a quien ama. Quizá no sea el signo más demostrativo, pero sus besos están llenos de honestidad, y sus abrazos te hacen sentir en calma. Virgo, es insuperable porque te enseña a querer desde la disciplina, que realmente te comprometas con la relación. No sigue ninguna moda, no quiere ser igual a nadie, simplemente busca lo mejor para los dos y ahí es cuando surge una amistad irrompible. Puede que el vínculo termine, pero te quedas con todas esas veces en las que fue incondicional, y eso no se borra con nada. 

Libra

Ir cantando con esa persona especial en el coche, subir una montaña hasta sentir la respiración a medias, saltar, bailar, amar con todas las entrañas. Ese es el amor que te ofrece un Libra. Puede que al principio sea muy escéptico, porque le cuesta descifrar a quien tiene delante. Hay una parte de Libra que no quiere arriesgarse, porque cuando se enamora no conoce de cosas a medias, realmente se desvive por el otro. Eso no quiere decir que pierda su dignidad, al contrario, es muy independiente, si te hace un espacio en su vida es porque sí le importas. Una vez que siente reciprocidad, entonces sí suelta toda la ola de ternura, empatía y demostraciones de afecto. Es el signo que ama con sofisticación, que te invita a lo desconocido y al mismo tiempo le agrega un toque de intensidad a las cosas. Es de los que se lanzan sin miedo a las consecuencias. Ya otras veces le han roto hasta el alma y sigue de pie. Esa es la razón por la que es insuperable, porque tiene la valentía de seguir creyendo a pesar de la gente mala que se le ha cruzado en el camino. 

Escorpio 

Con Escorpio la cosa pinta muy diferente, a su lado es posible quitarse las máscaras, porque no espera una versión perfecta de ti, quiere que te muestres tal y como eres sin un poco de miedo. Una relación con Escorpio, es sinónimo de honestidad, con él puedes ser la versión más real de ti. Está claro que hace mucho tiempo dejó de lado la idea de los cuentos de princesas, prefiere encontrar las manías y defectos de la otra persona, para enamorarse de verdad. Si a eso le agregamos que desborda pasión a la hora de besar, abrazar y acariciar, todo se pone el doble de interesante. Es un maestro a la hora de emplear la seducción, no le da miedo usar sus armas porque sabe que al final esa persona va a terminar derritiéndose en sus brazos. Digamos que consigue lo que quiere, pero no por capricho, es porque ama el juego de la conquista, indagar en la vida del otro hasta que le deja claro que se desespera por su amor. Ese es el Escorpio que frecuentemente regresa a tu mente. 

Sagitario 

Lindas emociones, hermosos recuerdos, latidos acelerados, eso es lo que sucede cuando un Sagitario que fue parte de tu lista de amores, vuelve a tus pensamientos. La verdad es que tiene el don de la pasión y el romance. Cuando estás con Sagitario el mar se ve más azul, las nubes tienen un andar más lento, el sol brilla el doble, las canciones son más profundas. Es la persona que hace la diferencia en todo, pero eso no quiere decir que no seas feliz contigo mismo, es sólo que pinta todo más bonito. No es de los que teme mostrarse sin filtros, le gusta expresar que está deseoso por la otra persona. Sin embargo, al mismo tiempo es muy independiente, goza de romper con lo convencional, trabajar duro para cumplirse uno que otro capricho y perderse de vez en cuando de todos. Ese es Sagitario, el que te inspira y te enseña que lo que menos nos sobra es vida, así que hay que aprovechar cada respiro. 

Capricornio 

Hay personas que se ganan tu corazón porque cuando estás con ellas eres único, tienen el don de despertar tu lado más bueno, el que es capaz de apreciar cada momento y que agradece por todo lo vivido. Personas como Capricornio que a simple vista pareciera que no tienen nada que ver con el amor, por su temple serio, pero cuando se enamoran muestran su lado más dulce, y ahí es cuando entiendes que su amor es selectivo. A Capricornio, le cuesta mucho quitarse la coraza, porque no quiere que le hagan daño, pero si eres paciente te puede dar lo mejor que tiene. Para Capri estar con alguien que vale la pena, es sinónimo de que pierda todo tipo de vergüenza. Muy probablemente deje salir a su niño interior, el que ama divertirse, romper un poco con las reglas, refugiarse. Esa es la razón por la que tarde o temprano Capricornio siempre vuelve a tus pensamientos. Lamentablemente, puede ser demasiado tarde, porque rara vez te vuelve a abrir las puertas. 

Acuario 

Qué bonita es la vida cuando cazas ideas, cuando puedes soñar despierto. Qué bonita es cuando alguien así aparece en tus días, alguien como Acuario. El signo al que muchos juzgan, pero pocos se han atrevido a indagar en su corazón. Sin duda, es de los más románticos del zodiaco, sus declaraciones de amor vienen desde lo más profundo, de honrar las emociones y buscarle algo positivo a todo. Es la persona que te hace reír a carcajadas de cosas muy simples. No necesita de lujos para ganarse tu atención, le gusta mantener la llama encendida, buscar lo diferente. Su manera más romántica de conquistar es por medio de los pensamientos, su inteligencia, todo lo que tiene para ofrecerte y contribuir a tu mejor versión. Es un signo insuperable porque te deja grandes lecciones y te acerca a la realización de tus sueños. Eso se grabará para siempre. 

Piscis 

Sinceramente Piscis, no tiene la intención de convertirse en el amor de tu vida, su objetivo no es esforzarse por ocupar un sitio en tu corazón, al contrario, se deja llevar, se enfoca en sí mismo y ahí es cuando enamora al otro. Piscis, es quien representa al amor en vida, porque en general siempre está listo para dar. Su sensibilidad es única, no digas que lo entiendes, porque sólo otro Piscis sabe de lo que hablo. Hay muchas cosas que calla porque no entenderían todo lo que experimentan, sus emociones pueden romperse o inspirarse, según la vibra que esté a su alrededor. Es un signo que se convierte en tu hombro para llorar, quien siempre tiene las palabras precisas para levantarte el ánimo. Es quien no permite que se apague tu luz. Quizá para muchos sea demasiado, porque Piscis, ama a la antigua, no se conforma con lo nuevo. Es de los que todavía escriben cartas, canciones, hacen dibujos, es la pareja que abraza la creatividad.