Dicen que la vida da muchas vueltas, pero quien de verdad te quiere se atreve a darlas contigo. Hay uniones que rompen con estereotipos, tiran los prejuicios y simplemente dejan que sus corazones se fundan en un baño de amor. De esos amores que te alegran las mañanas, te enseñan a besar lento y con quienes puedes disfrutar una taza de café. Tienen algo de locos, pero son únicos. Estas son las parejas de signos más extrañas que podrían terminar en boda. 

Quizás los lazos que rompen con lo esperado, son los que más duran. A veces, las observas y te preguntas, ¿cómo pueden estar juntos? Pero un segundo después el cruce de sus miradas lo responde todo. Son sinónimo de complemento, tienen el poder de apoyarse y convertirse en la pareja perfecta. La mezcla de agua y aceite, más bonita que te puede presentar la vida. Veamos…

Aries y Escorpio 

Un estallido imparable, la relación entre Aries y Escorpio es un suspiro de esos profundos que te dejan sin aliento, pero siempre con ganas de más. Aries se pierde entre el misterio de Escorpio y este último cede ante el poder de Aries. Su personalidad es muy fuerte, son de los que aman con impulso, que besan con ambición y le ponen un toque de agresividad a todo lo que hacen. Aries llega a la vida de Escorpio para recordarle que, a veces, hay que dejarse llevar, que los riesgos sólo se viven una vez y que tiene que confiar un poco más. Mientras que Escorpio le recuerda a Aries que está bien sentirse frágil de vez en cuando, que no tiene que mostrar intensidad todo el tiempo y que la persona que ama estará ahí para apoyarla. Una pareja que fácilmente puede llegar al altar. 

Sagitario y Tauro 

Sagi y Tauro también son unas de las parejas de signos más extrañas que podrían terminar en boda. Quién lo iba imaginar, la vida jugaría con el concepto de libertad y tranquilidad. Sagitario y Tauro, son opuestos por el lado que los veas, la manera en que viven la vida es como apreciar el blanco y el negro. Tauro es quien le apuesta a la estrategia, goza de seguir las reglas y ama la estabilidad. Sin embargo, Sagitario es quien tiene sed de aventura, quien no teme a lo impredecible, es quien lucha para que Tauro se atreva a romper con sus miedos, abrazar sus tristezas y aventarse al ruedo para cumplir sus sueños. Tauro le enseña a Sagitario que tiene que ser paciente, que no pasa nada si cae en la rutina y que la lógica también ayuda a tener la vida que soñaron. Una pareja que puede durar muchos años. 

Capricornio y Géminis 

A simple vista Capricornio y Géminis son completamente opuestos, pero lo que pocos saben es que llega un punto en el que su intelectualidad se encuentra y ahí ya no hay marcha atrás. Capricornio es el trabajador y Géminis el ingenioso, dos signos que no esperan que sus problemas se solucionen milagrosamente, son los que siempre mueven los brazos para hacerlo. Capricornio se pierde entre los pensamientos de Géminis, es alguien que siempre tiene un tema nuevo, no son engreídos y gozan de aprender del otro. Géminis le recuerda a Capricornio que todo se puede en esta vida y que no siempre tiene que ser tan cerrado. Mientras que Capricornio le comparte un poco de la rutina, la eficiencia y la constancia. Sus habilidades juntas son sinónimo de una compañía única, la pareja que siempre se inspira, se admira y se respeta. 

Virgo y Libra 

Un cúmulo de poderes, así es como Virgo y Libra se encuentran. Una pareja que derrocha romanticismo, amor y elegancia. Saben que la vida es una y que sus expectativas existen para cumplirlas, no le temen a los cambios y harán lo que esté en sus manos para que las cosas funcionen entre ambos. Es posible que sus personalidades sean la razón por la que las discusiones se hacen presentes, porque Virgo es muy exigente y puede hacer dudar a Libra, recordemos que es un signo muy indeciso. Desde luego, Virgo goza de la planificación y la seguridad. Aún así pueden entenderse muy bien cuando el sentimiento es mutuo. Un lazo que puede terminar con un final feliz.