Tener un/a amigo/a Aries es un auténtico regalo, no se puede explicar con palabras lo especial que es tener un amigo así. Pero también tiene sus cosas malas. No todo es de color de rosa. Lo mejor de ser amigo de Aries es que siempre vas a tener un apoyo a tu lado, va a estar siempre ahí para sacar lo mejor de ti. Aries siempre está dispuesto a apoyarte, a respaldarte y aparecerá a tu lado en cualquier momento que necesites la ayuda de alguien.

Lo mejor es que con Aries nunca vas a aburrirte. Es el primero en proponerte planes diferentes, en hacer algo que se salga de lo normal y en sacar tu culo de la zona de confort. Tener un/a Aries a tu lado es sinónimo de adrenalina y de aventura constante.

Lo peor de ser amigo de Aries es que tendrás que lidiar con su lado impulsivo e infantil y eso puede llegar a herir tus sentimientos fácilmente. Si le conoces, sabes que Aries tiene muy mal genio y un carácter muy explosivo y peligroso. Tienes que tener cuidado con ello porque se desatará en el momento que menos te lo esperes y no le importa llevarse por delante a cualquiera. Pero es que, lo que remata su carácter, es que luego, después de haber puesto verde a medio mundo, hace como si nada hubiera pasado. Es muy difícil lidiar con el carácter peligroso de un Aries… Su amistad vale muchísimo, pero tendrás que lidiar también con su lado oscuro.

2020-04-16T13:24:11+02:00