Tener un/a amigo/a Sagitario es un auténtico regalo, no se puede explicar con palabras lo especial que es tener un amigo así. Pero también tiene sus cosas malas. No todo es de color de rosa. Lo mejor de ser amigo de Sagitario es que es una persona que transmite alegría y buena vibra todos los días del año. Si necesitas a alguien que te ayude a solucionar cualquier problema, siempre podrás contar con Sagitario. Porque además de ayudarte a solucionarlo, te ayudará a ver el lado positivo de todo lo que te está pasando.

Es una persona curiosa, optimista y que le encanta explorar el mundo que le rodea. Por eso mismo, Sagitario siempre está dispuesto a sacarte de casa, de tu zona de confort y enseñarte nuevo mundo. Con Sagitario cada día aprenderás algo nuevo, no falla.

Lo peor de ser amigo de Sagitario es que es una persona tan despreocupada que le cuesta mucho tomarse las cosas en serio. Puede resultar bastante complicado tener una conversación profunda y madura con él/ella. Puede ser difícil hablar sobre los aspectos negativos de vuestra relación, porque Sagitario dirá que no merece la pena hablar de ello.

El problema de Sagitario es que tiene la mente en mil sitios a la vez en lugar de tenerla donde debe tenerla. Por eso mismo, hay veces que se olvida de detalles importantes, de fechas, de promesas. Pero si realmente eres amigo/a de Sagitario, conocerlas este lado tan despistado y sabrás perdonarle cada vez que te deje tirado o que simplemente llegue tarde. Realmente tener un amigo Sagitario tiene más cosas positivas que negativas, así que es como tener un tesoro para ti para siempre.

2020-04-16T14:03:42+02:00