Ser Acuario no es algo fácil. Ser Acuario conlleva tener que sentirse fuera de lugar todo el rato y, además, soportar miradas por ser diferente a los demás. Es uno de los signos más especiales del Zodiaco y eso conlleva muchísimas responsabilidades. Para empezar, lo peor de ser Acuario es ser tan misterioso y distante. Este es uno de los motivos por los que la gente ve a Acuario como si fuera un bicho raro.

Es muy difícil llegar a conectar al 100% con él/ella porque pocas veces habla sobre lo que siente. Acuario es una persona más de cabeza que de corazón. Para él/ella, no es fácil pasar por situaciones demasiado emocionales. Le resulta muy difícil hablar sobre sus sentimientos y en realidad sufre cuando tiene que hacerlo. Lo peor de ser Acuario es tener que convivir con tantos sentimientos y no poder hablar con facilidad de ellos.

50 Cosas de Acuario

Otra de las peores cosas de ser Acuario es que, aunque no lo parezca, es un poquito terco. Aunque vaya por ahí diciendo que tiene la mente súper abierta y que está dispuesto a escuchar a cualquiera, no es así en realidad. Acuario odia con todas sus fuerzas que le lleven la contraria o que le intenten cambiar de idea. Si sabe que tiene la razón, no habrá argumentos que se la quiten. Y es que cuando se pone cabezón, es capaz de dejar K.O a cualquiera. Nadie se atreverá a negarle porque Acuario es capaz de dar todas las razones del mundo para salirse con la suya.

Pero realmente, lo peor de ser Acuario es ser tan despegado. Es un signo al que le cuesta muchísimo comprometerse. Es un fiel amante de la libertad y siempre está de aquí para allá. Siempre va a su rollo sin depender de nadie y sin que nadie dependa de él/ella. En realidad, normalmente esto es algo bueno, porque le convierte en alguien independiente. Pero en el fondo, ser así puede llegar a ser uno de sus peores defectos. Al ser así hace que a su vida le falte un poco de estabilidad.

El lado oscuro de Acuario

Pasa la mayor parte del tiempo a solas y en el fondo también necesita tener a alguien que le escuche y que le comprenda. Pero a Acuario eso le da muchísimo miedo. Le da miedo llegar a depender de alguien, le da miedo que esa persona no llegue a entenderle y no sepa ponerse en su lugar. Lo peor de ser Acuario es justo eso, sentir que nadie te entiende como a ti te gustaría que lo hicieran.