Ser Aries no es nada fácil. Ser Aries conlleva muchas responsabilidades que no cualquiera está dispuesto asumir. Lo primero, conlleva tener que gestionar un montón de energía y de calor. Aries es un signo al que le encantan los desafíos y asumir riesgos y eso, a fin de cuentas, puede traer cosas muy pero que muy peligrosas. Esto es lo peor de ser Aries.

Una de las cosas peores de ser Aries es ese fuerte temperamento que el carnero tiene habitualmente. Es muy fácil enfadarle, demasiado fácil. Es de esas personas que se enfada incluso por cosas que no tienen a penas importancia. Hay que reconocerlo, Aries es un poquito dramático e incluso puede llegar a inventarse los motivos para comenzar una discusión.

Otra de las peores cosas de ser Aries es su impaciencia. Le gusta que todo vaya rápido, que fluya, que no pare. Es de ese tipo de personas que dice que no tiene tiempo para esperar a nadie y que no vino al mundo para malgastar su tiempo en tonterías.

Hay veces que ser impaciente le hace conseguir las cosas rápido, pero otras, en cambio, siendo así lo único que consigue es perder los nervios, desesperarse y entrar en estado de cólera. Puede llegar a pensar que ser impaciente no es malo, pero en el fondo si que lo es. La mayoría de problemas y de dramas en los que termina es por culpa de esto. Porque no es capaz de ir al ritmo al que va la gente ni la gente ir al ritmo al que va Aries.

50 Cosas de Aries

Pero sin duda, lo peor de ser Aries es ese lado tan controlador, tan ‘egocéntrico’ que a veces saca a la luz. No es egoísta, para nada, pero hay momentos en los que se cree un poquito del ombligo del mundo. Si eres Aries, esto implica ser el primero en todo, ser el que siempre lleve la razón, el que mande allí donde va. No le gusta sentirse controlado ni mandado por nadie y por eso, hará cualquier cosa para ser quién tenga el control.

Pertenecer al signo Aries requiere de un montón de responsabilidades. Y quizás, lo peor de serlo, es tener que aguantar como la gente no te sigue y como hace todo lo posible para ir en contra de ti. Ser Aries nunca fue fácil…