Ser Cáncer no es nada fácil. La mente del cangrejo es algo muy complicado de entender, algo que ni siquiera él mismo entiende. Y quizás lo peor de ser Cáncer es justo eso, tener que lidiar con esos pensamientos tan complicados y rebuscados. Tener que convivir con ese huracán de sentimientos que suceden dentro del corazón de Cáncer. Todo esto se debe a que es un signo regido por la Luna y por eso, tiene muchos cambios en sus emociones.

Lo peor de ser Cáncer es que sus emociones pueden pasar de estar en el punto más alto a estar en el subsuelo en cuestión de segundos. Y por ello, se siente incomprendido, siente que nadie es capaz de saber lo que sucede dentro de él. No es nada fácil tener que lidiar con esto y a Cáncer muchos días le gustaría haber nacido en otro signo del Zodiaco…

50 Cosas de Cáncer

Otra de las cosas peores de ser Cáncer es ese lado dramático y pesimista que saca a la luz más veces de la cuenta. Es un signo a sospecha muchísimo y que duda de las intenciones de los demás. Ha sufrido tanto y ha tenido que vivir tantas cosas malas que ya no se fía de nadie. Cáncer es de los que prefiere pensar mal para no ilusionarse y que no le vuelvan a romper sus ilusiones. Esos pensamientos negativos son fruto de todas esas inseguridades que hay dentro de él/ella. Inseguridades que han ido creciendo a lo largo del tiempo por culpa de todas esas veces que le han roto el corazón.

Pero algo que no todo el mundo sabe, es que Cáncer puede llegar a ser muy manipulador si se lo propone. Y esto puede llegar a ser lo peor de ser Cáncer, porque es algo que nadie se espera y que puede llegar a pillar por sorpresa a cualquiera.

El lado oscuro de Cáncer

Es un signo que da muchísimo a los demás y que espera justo lo mismo a cambio. Y cuando no lo recibe es cuando empieza a sacar su lado más manipulante y controlador. Conoce muy bien a los demás y sabe lo que debe decir y hacer para que los demás le hagan caso. No se debe menospreciar la mente de Cáncer porque puede llegar a ser muy pero que muy ingeniosa. Lo peor de ser Cáncer en realidad es sentir como la gente no te valora y no es capaz de descubrir lo que hay en su mente.