La verdad es que ella no siempre es tan fuerte como parece, hay veces en las que no encuentra la salida y que lo único que necesita es un abrazo que le regrese las ganas de continuar. Quizás no diga nada, por miedo o porque no quiere decepcionar a los que ama, pero por dentro está desesperada. Ella no quiere que descubras que le urge un respiro y que las sacudidas que le está dando la vida son demasiadas. Cada signo del zodiaco calla a su manera, pero si prestas un poco más de atención te darás cuenta de que ya no pueden más. Esto es lo que ella no quiere que descubras según su signo:

Aries 

Ella no quiere que te enteres de que hay días en los que las lágrimas aparecen sin previo aviso. Se ha callado todas las veces que pusieron responsabilidades en sus hombros y no le correspondían. No quiere que la vean como débil y por eso muchas veces finge no tener sentimientos, pero en realidad le aterra que alguien nuevo venga a removerle las heridas. Aries, no es la mujer de hierro, también tiene sus momentos malos y su corazón no siempre está listo para tanto. Ella no quiere que descubras que lleva un tiempo fingiendo que todo está bien, pero poco a poco el saco se ha ido llenando de piedras y necesita ayuda. No le preguntes, sólo dale una mano, demuéstrale que no está sola y que no siempre tiene que poder con todo. 

Tauro 

Si te contara todo lo que Tauro no quiere contarte. No es que sea falsa ni mucho menos, es sólo que sus malas experiencias la han vuelto demasiado selectiva a la hora de compartir emociones. Ella muchas veces se hunde en el pasado y ahí es cuando sus pensamientos la rompen, le hacen creer que no vale nada y que es mejor regresar a lo que ya conoce. Ella no quiere que descubras que siente culpa y que le cuesta muchísimo reconocer sus logros. Es la mujer que siempre está ahí, la que no te suelta y la que se siente muy orgullosa de tus pasos, pero, ¿a ella quién le aplaude? A menudo, la ves tan fuerte, inteligente y necia, que parece que no necesita a nadie para conquistar al mundo. Sin embargo, le encantaría tener una red de apoyo, aunque no lo diga. No quiere que le resuelvas la vida, pero no estaría mal si la acompañas mientras lo hace. 

Géminis

Ella se ha vuelto una experta en disimular, sabe perfectamente cómo mostrar su mejor cara, aunque por dentro se sienta hecha pedazos. No quiere decirlo, seguir adelante le cuesta muchísimo. En los secretos de su corazón hay muchas heridas que no ha sanado, sólo las ignora. Es tan buena que se preocupa por los demás antes que por ella, no quiere convertirse en la carga de nadie. Y es que cada tropiezo le ha enseñado que al final siempre está sola y que no tiene otra opción que volver a levantarse. No quiere que descubras que todas esas carcajadas son el resultado de sus lágrimas contenidas, se aferra tanto a estar bien que hasta parece verdad. Ella no está acostumbrada a quejarse, porque la ven como la fuerte, la que todo puede y con eso basta. No quiere ser la víctima de ningún cuento, pero aísla tanto sus sentimientos que ya se está hundiendo. 

Cáncer  

Tú la ves por fuera y se ve tan cálida, tan llena de amor y con un montón de sueños que no suelta. Es una mujer que a pesar de todas las piedras que le han puesto en el camino, se las ha ingeniado para no ensuciar su alma. Pueden intentar romperla mil veces, pero es imposible que alguien logre robarle su esencia. En su mirada no hay maldad ni rencor, quizás haya momentos en los que pierde la calma y le dan ganas de vengarse, pero son instantes, no nació para odiar a nadie. Sin embargo, ella no quiere que descubras que hay días en los que sus miedos no la dejan levantarse de la cama y si lo hace es como si no estuviera. A veces, se siente muy sola, poco comprendida y le duele cuando minimizan sus emociones, por eso se calla. Se le hace más fácil vestirse de mala de vez en cuando que convertirse en el saco de basura de alguien. Ella intenta no dar todo por amor, pero no puede y no le gusta que lo sepas. 

Leo 

Esta mujer es oro puro y no exagero, si algún día coincide en tu andar lo mejor que puedes hacer es cuidarla, pero no la lastimes, porque no volverá y tú vas a echar de menos su lealtad. Ella se muestra indiferente porque es una manera de poner barreras y no permitir que lleguen a jugar con sus emociones. Lo que no quiere que descubras es que tiene un corazón enorme, capaz de hacer lo que sea con tal de ver feliz a la gente que ama. Leo, lo da todo y mucho más, pero no quiere agregarle una raya más al ego de nadie y por eso marca sus límites. No es tan cruel como parece, quizás te presente su lado lleno de espinas, pero una vez que confía en ti te enseña el verdadero significado de la generosidad, el amor y la fidelidad. Probablemente, no te cuente mucho de su vida, no es que esconda el pasado, no quiere que uses las cosas que le duelen para hacerle más daño, así de simple. 

Virgo

Ella es la que da los pasos firmes, la que no titubea cuando se trata de tomar una decisión, inclusive si su vida va a girar bruscamente. Lo que no quiere que descubras es que se refugia en la lista de sus actividades, porque es mucho más fácil mantenerse ocupada que lidiar con sus emociones o ponerlas en las manos de alguien. Le cuesta aceptar que le urge una pausa y que se siente muy frustrada cuando el fracaso se vuelve su compañero. No quiere que te des cuenta de que su cabeza no la deja ni un segundo en paz, porque todo el tiempo le llegan pensamientos que la hacen dudar y le recuerdan sus inseguridades. Su mente no frena y su corazón se siente triste, pero no lo dice. Virgo, detesta que descubras que tiene un lado frágil y que no es dura por naturaleza, es sólo que los golpes la han enseñado a defenderse. 

Libra 

Qué fuerte que esta mujer tenga que esconder lo bonito que hay en su alma, porque alrededor hay un montón de arpías que no la dejan ser. A ella le escurre la sensibilidad en cada poro, pero también es muy temeraria y se ha levantado de los escenarios más desgarradores. Recuerda lo que dicen por ahí, nunca juzgues a un libro por su portada, no sabes todo lo hay detrás de su sonrisa. Lo que no quiere que descubras es que guarda vivencias muy dolorosas y que se siente vulnerable cada vez que alguien le mueve el corazón. Ella no quiere que le hagan daño una vez más, está cansada de darlo todo y terminar en el mismo sitio, como si la vida se tratara de un círculo. Sí, llora y mucho, pero no porque quiera hacerse la sufrida, es sólo que sus emociones son más intensas que las del resto. Le afecta todo y buscará la manera de ayudar a quien lo necesita. 

Escorpio

No tienes ni idea de lo mucho que le ha costado a Escorpio mantener su fama de mujer grandiosa, la que puede con todo, la que nunca llora y la que es capaz de darte la lección de tu vida si la dañas. No es tan complicado fingir que todo eso es real, la gente se lo cree y no suele cuestionar nada. Sin embargo, ella no quiere que descubras que también pierde las riendas de todo y la ansiedad la envuelve entre cuatro paredes. Escorpio, no dice que por su mente pasan un montón de dudas existenciales. Tiene miedo a muchas cosas, pero le aterra sentirse juzgada. No quiere que sepas que eso la ha perseguido por mucho tiempo y que muchas veces se ha preguntado si está loca. Es ella contra el montón de secretos, pero prefiere eso que abrirse con alguien que va a minimizar su sentir. Basta con prestar atención a los detalles de su mirada para ver que no está bien. 

Sagitario

Dicen que detrás de una mujer valiente hay muchas batallas que nadie conoce. Esa es la historia de Sagitario. Ella va por la vida como si fuera una pluma que el viento coloca donde se le antoja y no tiene problema con las consecuencias. A pesar de tantas caídas ha aprendido a mantenerse positiva en todo. Es el tipo de mujer que puede estar completamente rota, pasando el peor de sus días, y de todas maneras mueve lo que sea con tal de ayudar a la gente que ama. Su corazón es aventurero, pero también tiene un toque de sensibilidad que la aterra. Lo que no quiere que descubras es que desea un poquito de estabilidad e incluso comprometerse, no sólo en cuanto a pareja, con muchas cosas que le gustan también, pero… son sus miedos los que no la dejan avanzar y por eso suele dejar las cosas a medias, no es que no le importe, es que no quiere fracasar. Desconfía mucho de ella y por eso le cuesta aceptar que hay quienes verdaderamente llegan a su vida para amar. 

Capricornio  

La mujer controladora, inteligente, la que difícilmente alguien manipula y sí, no te lo voy a negar. Capricornio, siempre está viendo hacia adelante, nació para hacer lo que se le dé la gana, pero el hecho de que su vida parece perfecta, no significa que lo sea. Hay muchas cosas que no dice, no quiere que descubras que sí le importa lo que diga la gente y que le han dicho comentarios tan hirientes que seguramente los recordará hasta el último día de su vida. No es de las que se engancha y mucho menos va a perder la clase peleando sin sentido, pero eso se convierte en coraje y cuando menos se da cuenta ya está padeciendo por gente que no vale la pena. No la vas a ver llorar, porque su dolor es de los que quema por dentro, silencioso, pero intenso. Es la mujer que prefiere alejarse antes de que la veas derrotada, no hay más. 

Acuario 

El alma de una mujer Acuario es inmensa, dulce, apasionada. Ella te envuelve con su personalidad, no hay mentira en la manera en que te trata, nació con el don de transmitir paz. No le gusta quedarse con las malas energías de nadie y tiene un toque de bruja que es fascinante para cualquiera. Lo que no quiere que descubras es que hay veces en las que se siente frustrada por pensar demasiado, quisiera no tener tanto conocimiento que la lleva de un extremo a otro. Es una mujer muy sensible y hay cosas que la rompen, pero no las cuenta, porque lo que más detesta es que la veas como necesitada. De pronto, su vida se vuelve una encrucijada constante y no le gusta, no sabe fingir cada que intenta conversar y es peor si se encuentra con gente que es sumamente superficial. Ella no quiere que sepas, que su imaginación no tiene límites y que le gustaría profundizar más porque se aburre. 

Piscis 

Ella ya se acostumbró a que la mires como la tierna, la intensa, la que se enamora en este instante si así lo quiere. Está bien, no tiene problema con eso, porque sabe que su corazón es capaz de romper con cualquier idea convencional a la hora de amar. Sin embargo, no quiere que descubras que también se apaga su luz y que no siempre se siente poderosa. No quiere que sepas que en el pasado le han dejado cicatrices muy fuertes, tanto que basta con recordarlas para que las lágrimas se hagan presentes. No quiere que te des cuenta de que su dolor muchas veces es más grande que sus ganas de seguir brillando. Se calla porque tiene miedo de que no la entiendan y la juzguen. Sólo necesita que le des un cachito de tu alma, para que pueda sentirse segura a tu lado y te enseñe su verdadera esencia. Llena de grietas, pero hermosa.