Eres súper dura/o contigo Capri, a veces al extremo, y todo el mundo te ve así, todo el mundo piensa que no te duele nada, que eres fría/o, que nada te importa ni siquiera. Pero todo te duele mucho más de lo que parece. Te duele el fracaso, te duele apostar por alguien y darlo todo para recibir la mitad o no recibir nada. Te duele que las cosas no sean justas y recíprocas, te duele muchísimo pensar que te has equivocado, perder, que el resto te diga esa frase que te mata del “ya te lo dije”…

Capri, te fallas a ti misma/o cuando fallas, sea lo que sea y a menudo, no te perdonas esos errores. Pero tienes que pensar que no todo es por tu culpa, que no todo estaba en tus manos Capri, que no eres dueño de las decisiones ni de los actos de los demás.

Tienes que ser más suave contigo, tienes que echar más las culpas al resto porque cuando tienen la culpa la tienen y PUNTO.

Abre los ojos y no cargues con problemas que no son tuyos. Y acepta que hay gente que no Capri, que no merece la pena, que jamás luchará por ti como tú lo haces por ellos. Sé consciente de eso. Y piensa también que los últimos muchas veces son al final los primeros ¿ok?

Te puede interesar: Esto es lo que hace poderoso a Capricornio

Que nadie te quite tu poder, que nadie te haga pensar que no mereces la pena. Eres grande Capri así que, CRÉETELO.