Eres un signo de aire Géminis, y es cierto que das una impresión a los demás muy equivocada de ti, de tu forma de ser, de tu forma de actuar… Todo te duele más de lo que imaginan pero al final, tu carácter es el que intenta suavizarlo. Tu misma/o te metes en la cabeza que no pasa nada, te das consejos para superarlo todo deprisa y te recuerdas (aunque a veces no te lo creas del todo) lo que vales.

Te hace mucho daño sentir que las personas que están a tu alrededor de alguna forma tratan de ponerte en evidencia delante de los demás.

A pesar de que tienes muchísimos argumentos como para defenderte y dar la vuelta a la tortilla, te duele que intenten ridiculizarte, que traten de hacer chistes sobre ti, que se rían de ti y no contigo.

Porque esa es la diferencia. Tú eres una persona con un humor increíble, capaz de reírse con los demás pero también de sí misma/o. No te tomas las cosas a malas pero sí que eres demasiado astuta/o como para saber cuando hay malicia. Y que esa malicia venga de personas a las que aprecias o quieres te mata lentamente. Te hace daño que tengan críticas destructivas contigo, normalmente por envidia, una envidia que tú no sabes ni siquiera por qué está ahí… Es complicado Géminis, mucho, porque no te entra en la cabeza porque son así contigo.

Te puede interesar: Esto es lo que hace poderoso a Géminis

No te duelen las críticas, no te molestan las charlas diciéndote cómo tenías que haber hecho algo, no te jode que te enseñen. Te hace daño la malicia de la gente a la que quieres… Porque tú las quieres Géminis…