Puede que Escorpio sea uno de los signos más intensos del Zodiaco. Mejor dicho, y con valentía, ESCORPIO ES EL SIGNO MÁS INTENSO DEL ZODIACO. Y de forma unánime, lo que muchos piensan es que Escorpio despide una fuerza de arriba abajo de su ser, que unos la captan en la mirada, otros en la piel cuando te roza, y casi todos de una forma que ni saben cómo explicar.

Escorpio es intenso para todo, para amar, para relacionarse, para enfadarse, para discutir, para enfrentar el trabajo, para resolver asuntos, tirando hacia delante o para mandarlo todo al carajo si hace falta. Mental e internamente, su fuerza es impresionante; por fuera sus maneras son sensuales y esconden mucho magnetismo.

Enamorarse de Escorpio es estar en una montaña rusa, así que prepárate para experimentar vértigo, tensión, diversión, muchos pellizcos en el estómago, risas, lágrimas y una mezcla de querer que todo acabe y de querer que no acabe nunca. Escorpio ama con la mente y el cuerpo, con el corazón y con la piel, así que sus sentimientos y emociones tienen una magnitud impresionante.

Los pros:

Escorpio tiene un carácter apasionado. Con ella/él se relaciona con toda la humanidad y también le sirve para quererse mucho a sí mismo. Cuando lo aplica en temas amorosos, ese carácter se eleva hasta el cielo y crece de una forma inmensa para la que debes estar preparado/a. Prepárate para el tipo de felicidad que vas a sentir teniendo al lado a alguien de este signo: alguien que puede seducirte amorosamente pero al mismo tiempo crearte un vértigo intimidante. Lo que viene siendo “morirte de gusto” por tenerle como pareja. Y por tanto como te hace sentir: algo intenso, volcánico, muy sensual, muy apasionado, muy amoroso, muy loco, muy cariñoso, muy enervante, muy mágico, maravillosamente inquietante…

Prepárate para vivir con Escorpio una historia que parecerá una aventura por momentos de lo loco que puede ser estar a su lado, por su pasión desmedida. Pero nada más lejos de la realidad, porque si Escorpio se enamora de ti, querrá que quede claro que sois pareja, nada de aventuras. Le gusta comprometerse, y espera lo mismo de ti. Le gusta mostrar a los demás que está contigo, y no tendrá miedo a lo que siente. Bueno, siempre tiene miedo a lo que siente porque sabe que por dentro es un volcán y se da miedo hasta a sí mismo de por donde le pueden llevar sus apasionados sentimientos y emociones. Pero para eso está entrenado, así que no tengas miedo porque no se va a echar atrás. Y si te quiere, te lo demostrará.

Otra cosa es que no se haya enamorado, y entonces Escorpio no suele engañar a nadie, y te dirá abiertamente lo que quiere y cuáles son sus límites. Y que no te hagas ilusiones con que cambie, porque tendrás un problema, cuando dice que no es que no.

Escorpio tampoco es muy expansivo mostrando lo que siente si ve que tú no sientes lo mismo, tonto no es, y sabe que exponerse a corazón abierto sin tener la seguridad de que quieres lo mismo le puede hacer daño. Es valiente aun así, y mientras vea una posibilidad, se lanza, porque tiene mucha seguridad en sí mismo. Pero cuando empieza a sentir, es siempre más bien cauto, cuenta con eso.

Prepárate para ser amado/a y cuidado/a hasta decir basta. Y con muchas muestras físicas de ese amor. En el sexo, sentirás que te ama desde el primes instante que te toque, cuando se supone que aún no puede tener sentimientos profundos por ti. Pues tú los vas a sentir con cada roce, caricia, beso o mirada desde la primera noche que paséis juntos.

Con Escorpio, no solo el sexo le ayuda a expresarse, sino que le gusta el contacto físico, abrazar, tocar, besar, dormir pegado/a a ti y acariciarte el pelo o la espalda aunque estéis rodeados de gente. Y protegerte también significará serte fiel, serte leal y ser quien te proteja de lo que sea. De personas, situaciones o emociones. Por ejemplo, no tengas miedo porque otras personas te quieran hacer daño, o porque busquen a tu Escorpio para el sexo, porque no lo van a encontrar.

Cuando está enamorado este signo se concentra en su pareja 100% y vive en exclusiva para ella. Y si te preocupa algo, habla con tu Escorpio que nadie te va a entender mejor. También cuenta con su poder de decisión para cuando quieras que se comprometa, Escorpio no juega, Escorpio si se enamora va en serio contigo, para todo y por mucho tiempo. Y ten la completa seguridad de que no vas a tener una pareja que te valore tanto como alguien de este signo. Su manera de amar incluye la de sentir un profundo respeto y admiración por su pareja.

Los contras:

La misma intensidad que tiene Escorpio para entregarse y sacar su lado bueno, la tiene cuando aparece su lado oscuro. Que también es impresionante y con el que saca lo peor de sí mismo sin filtro alguno. Cuando esto sucede, el cielo en el que viviste puede cerrarse y abrirse ante ti un abismo. Soñarás con pisar en firme, con ver la luz, y echarás de menos cada segundo de felicidad vivida a su lado.

Posesividad y celos son el terror que impone Escorpio justificado en el amor que siente. Pero no, no lo aceptes. Forman parte de su lado oscuro, de sus inseguridades y de sus miedos, y como tal, van dirigidos al control. Sobre todo a controlar tu amor, para saber que estás ahí y que no va a perderte. Porque eso le amargaría la vida y le haría sufrir tanto que lo quiere evitar a toda costa, por eso se pone así. Una persona celosa es alguien incómodo y que crea situaciones desagradables. Escorpio celoso es otra cosa, es algo más que incómodo.

¡Ah! y si te dice que está todo controlado en cuanto a celos, no le creas. Eso lo tendrás que decidir tú. También es cierto que si no le creas inseguridades con respecto a ti, si estás ahí y tu amor es real, honesto y sincero, Escorpio no se pone celoso por gusto. Disfrutará a tu lado y la vida juntos será la mejor historia de amor que puedas vivir nunca. Solo si quieres tocarle las narices y verle a punto de estallar, dale celos y hazle sentir inseguro y te vas a enterar. ¿Te llevó al cielo? Pues prepárate que os vais al infierno.

Cuando discutáis, tendrás que ser valiente, tener buenas armas, paciencia y mucha fuerza mental para rebatir sus argumentos. Escorpio destaca por su manera (intensa) de enfadarse y por su manera intensa también de no querer desenfadarse. Le gusta llevar la tensión un poco más lejos de lo normal.

Tiene una mente privilegiada para argumentar, tiene mucha memoria y suele acumular rencor, así que prepárate para que te saque mierda del pasado aunque no venga a cuento. Su carácter es dominante, y si te gustaba para unas cosas, tendrás que ser consecuente y aceptarlo para otras. Si te gustaba en plan dominante para abandonarte a su cariño y protección, te tendrás que aguantar cuando quiera imponerse y tener razón o para asumir que las cosas se hagan a su manera.

En algunos momentos puede que llegues a sentir que no pintas nada en la relación, que no puedes decidir nada, que tienes que entenderle en todo y si no se enfada. Aparte de algunas cuantas cosas más que te dolerá tragar y te podrá crear impotencia. No dejes que su manera tan imperativa de ser te haga pensar que no te quiere o no te desea, o pensando que si te quisiera te daría un papel más importante en la relación. Es su manera de amar, y precisamente de eso estamos hablando, de sus luces y de sus sombras. Pero todo va en el mismo paquete.

Conócele, intenta que no acapare demasiado espacio desde un principio, y déjale claras las concesiones que le das. Si Escorpio desconfía tanto en general es porque sabe mucho de la naturaleza humana, con no mentirle ni traicionarles no tendrías que preocuparte por nada más. Defiéndete de todo lo que no te guste, pero siendo coherente, lo que no puedes es dejarle hacer cuando estás a gusto, y querer ponerle límites después.

Si se obsesiona con algo, frénale, si quieres saber algo de su vida, pregúntale, si te pide libertad dásela, pero demanda la tuya, si se muestra hermético, hazle reír, y sobre todo, nunca nunca le mientas. Y eso incluye sobre todo las pequeñas mentiras que le puedan hacer sospechar una infidelidad, porque eso lo lleva, no muy mal, sino peor. Su interior es potente para descubrir la más mínima señal, tiene un detector dentro que alucinarías de lo bien informado que le tiene de toda tu vida y de lo que haces o sientes. Y ten cuidado con alguna pregunta que te haga, porque ya sabe la respuesta. Solo te estará probando.

Si vuestra relación hace aguas por alguna traición puede que tu Escorpio te mande lejos, aunque te quiera, pero se conoce bien y sabe que no puede vivir con la sombra de las mentiras y en permanente sospecha y desazón. Por su forma de ser, la decepción no hace que te quiera más, sino menos, o mejor dicho, de otra forma, sin pasión, y Escorpio necesita sentir intensamente para que le merezca la pena una relación. Puede que se arrepienta y no te olvide nunca, pero cuando Escorpio decide que se acaba una relación, te dirá adiós sin mirar atrás ni una sola vez. ¿No te había dicho que también es muy radical? O blanco o negro. De ti depende mucho, no creas.