La vida es así, la mayoría de las veces no avisa, te sacude con la fuerza de un huracán clase 5, dándote una revolcada de emociones que muchas veces ya no sabes ni dónde estás parada. Es complicado luchar con el día a día, pero nunca subestimes la fortaleza que hay en el corazón de una mujer. Hay mujeres del zodiaco que lloran con sonrisas y nadie se da cuenta. ¿Sabes por qué? No quieren ser víctimas, se limpian las lágrimas y siguen adelante. Son las mujeres del zodiaco más fuertes, porque confían en que todo va a pasar. Ellas pueden curar sus heridas solas, pero de vez en cuando estaría bien que alguien las acompañe mientras lo hacen. 

1.- Piscis 

Mírate, pero de verdad, todo lo que has logrado, las tantas veces que pensaste que ya no podías y siempre pudiste. Eres Piscis, la mujer más dulce, la que podríamos describir como una luz rosada a mitad del camino. Sí, tienes un lado muy cursi que atrapa a cualquiera, eres como ese imán que siempre da calma. Te has vuelto el abrigo de muchos, incluso cuando eres tú quien ya no puede más. A veces, te rompes a escondidas porque no quieres preocupar a nadie, porque sabes que eres capaz de lo que sea, que tus cualidades y talento, es algo que llevas en el alma y nadie te los puede robar. Sí, lloras por lo simple, por un lindo atardecer, al apreciar el sonido del mar, sentir la frescura de una planta. Se te empañan los ojos con las pequeñas cosas y está bien. Ya no te escondas, que no te dé pena ser tú, no hay nada malo en ti. Eres amor, paz, eres quien levanta a otros sin pedir nada a cambio. Date la oportunidad de que te escuchen. 

2.- Cáncer 

Un día lo entendiste, te diste cuenta que es verdad eso de que hay que agradecer a esos que te dejaron en la oscuridad, porque ha sido la única forma en la que encendiste tu luz. Cáncer, brillas bien bonito, tanto que te vuelves la esperanza de muchos. Tus palabras son sanadoras, están llenas de protección, de cariño, de un nuevo comienzo. Confía en ti, porque tienes el coraje para no rendirte, aunque te pese el cuerpo y el alma. Son muchas las veces en las que huyes de tus sentimientos, parece que te estuvieras culpando por ir al ritmo de la Luna. Eres cambiante, dulce, pero también admirable y desde el primer momento que dijiste que ya no más, ya no has permitido que nadie tenga la posibilidad de pisotearte a su antojo. No es por soberbia, ni vanidad, pero intenta probar poco a poco, ponerte en primer lugar en todo, para que veas la manera en que todo te empieza a sonreír más bonito. Recuerda que no siempre tienes que estar bien, ni poder con todo, hay veces en las que sólo necesitas una pausa para continuar. 

3.- Virgo 

Definitivamente, eres la mujer que decidió no buscar culpables en nada, ahora sólo quieres enfocarte en ti misma, en la manera en que reaccionas ante el dolor, la alegría, el miedo y muchas otras emociones. Sin embargo, te pierdes en la perfección, inviertes demasiado tiempo en que todo salga correcto y te olvidas de lo más importante. Virgo, tú también tienes derecho a derrumbarte, a llorar si quieres, a no tener que fingir sonrisas para no preocupar a los demás. Sé que lo que más detestas en sentir que eres una carga, hay una parte de ti que ni siquiera está dispuesta a aceptar un cumplido. Por favor Virgo, eres más que una máquina, es la bondad que hay en tu corazón la que te define. Sé que eres una mujer independiente, que detestas que los demás solucionen las cosas por ti. Pero de vez en cuando está bien que te den una mano, está bien que no puedas más. Está bien, es una mala racha, no una mala vida, ya pasará. 

4.- Escorpio 

Amor, pasión, alegría. Esa eres tú Escorpio, es tu esencia, no dejes que nadie te vaya apagando poco a poco. Sí, parece fácil esconder las penas con maquillaje, con mucho trabajo, con un par de copas de vez en cuando. Pero en el fondo sabes que lo único que necesitas es un poco de comprensión, alguien que sea capaz de ponerse en tus zapatos, que no te juzgue, que crea en ti, que te valore. Eso es lo que te mereces Escorpio, no te conformes con una vida en la que tienes que llorar a escondidas al final del día. No te obligues a sonreír cuando no te nace. Se sabe que eres brillante, pero eso no es sinónimo de que todo el tiempo vas a tener las cosas bajo control. A veces, en esas carcajadas desesperadas se esconde un grito de ayuda, pero pocos son los que pueden descifrarlo. Sólo quiero decirte que tus pensamientos son importantes, que puedes pedir ayuda si la necesitas, que escuches a tus emociones, y que no tienes que cumplir con las expectativas de nadie. Eres mucho más que todo eso. 

5.- Leo 

Es más claro que el agua, no siempre vamos a conseguir lo que queremos, pero hay que confiar porque tarde o temprano la vida te dará lo que te mereces. Leo, tú sabes que eres una mujer echada para adelante, que difícilmente dejas que la opinión de terceros influya en los sueños que quieres lograr. El problema es que te exiges demasiado y no hablas con nadie, hasta que se convierten en nudos en el estómago y al mismo tiempo te dejan sin palabras. Sientes las cosas de una manera más profunda, que el resto, pero tu ego no deja que nadie más se entere. Estás acostumbrada a ser quien siempre levanta al otro, la que no se rinde, la que busca una manera. Leo, está bien si un día no tienes ganas de hacer nada, si simplemente dices que no, porque no quieres. Está bien soltar responsabilidades de otros, enfócate en ti, en tus objetivos, no te desvivas trabajando en los sueños de alguien más. No todo tiene solución, a veces, sólo se trata de dejarte llevar y esperar que la vida te acomode en algún sitio. Está bien que te esfuerces, pero no seas tan cruel contigo, la perfección no existe. 

6.- Tauro 

Eres quien tiene un toro en el alma, la verdad es que difícilmente alguien te hace dudar de lo que quieres lograr. Para ti Tauro, siempre hay oportunidades, pero sabes que nada te va a caer del cielo como arte de magia, así que, sales todos los días a luchar por lo que quieres. Sin embargo, tienes tus momentos débiles, en los que lo único que quieres es sentir el apoyo de alguien genuino, alguien que no te juzgue, que esté dispuesto a recordarte que sólo es un mal momento y que mañana todo estará mejor. Muchas veces te escondes en una apariencia perfecta, en la mujer que no tiene tiempo para llorar. Por lo mismo, son pocos los que llegan a conocer tu lado vulnerable. Tauro, sabes que eres empática, comprensiva, que cuando das amor lo haces poniendo la lealtad por delante y que no permites que nadie se meta con los tuyos. Lo malo es que muchas veces esperas lo mismo del otro, cuando no siempre se puede. Hay veces en que te desgastas por alguien que no vale ni un centavo, mejor todo eso que esperabas que te diera esa persona, ahora dátelo tú. 

7.- Capricornio 

Capricornio, tú tienes muy claro que tu único límite en esta vida, eres tú mismo. En el momento en el que te pones una traba tras otra, te vas hundiendo. Esto porque te exiges de una forma en la que rompes tus emociones, no eres ese trabajo, ni la cantidad que hay en tu bolsillo, ni lo que tienes en casa. Eres mucho más que eso, las personas te admiran por tu valor, por esas ganas de siempre dar más, esa es la gente que debes tener a tu lado. Sin embargo, es más fácil ocultar lo que sientes, fingir que todo está bien y muchas veces hasta te centras en los problemas de otros. Capricornio, eres bondadosa, pero ten en cuenta que es imposible que salves a alguien, cuando tú no estás bien. Allá afuera hay un montón de pirañas sedientas de arrancarte tu buena energía. Préstate atención, pero de verdad, porque te estás hundiendo por los pensamientos de alguien más. No tienes que caerle bien a todo el mundo. Es mil veces mejor estar sola, que rodearte de ese tipo de gente, que lo único que hará es dejar huellas amargas.  

8.- Aries 

Aries, si tú supieras lo hermosa que te ves desde las miradas correctas, confiarías un poco más en tu luz. Eres una mujer admirable, inteligente, dulce y valiente. Son muchas las veces en las que la vida te ha puesto pruebas tan duras que creías que no las ibas a superar, pero al final la guerra que llevas en las entrañas salió victoriosa. Una mujer maravillosa, pero con heridas que se esconden en un rincón de tu corazón intocable. Recuerda que el hecho de que no hables de algo no significa que lo hayas superado, evadir tus emociones lo único que hará es formar ese vacío en el alma que no se puede llenar con nada. A veces, quieres adrenalina, tomar el riesgo, romper con la monotonía, porque estás huyendo. Sí, huyes de ti, de esos momentos a solas en los que los pensamientos te inundan y el llanto se hace presente. Quieres entretenerte en otras cosas, como si no pasara nada, y te has vuelto experta en poner un parche encima del otro. Pero, ¿sabes qué? Está bien que la herida se abra, está bien que el dolor te nuble. Lo que no está bien es que te lo guardes, no es justo sólo compartir risas, porque las personas que en verdad te aman, estarán si lo necesitas. Sólo confía y saca todo eso que no te permite avanzar.