Querido amigo Sagitario. Lo que te queremos enumerar hoy es todo un arsenal de virtudes de las que puedes estar bien orgulloso. Con muchas de ellas naciste, pero hay otras que las has desarrollado a lo largo de tu vida. Porque tú nunca paras de explorar, y buscando buscando, cada día sacas algo nuevo y bueno de ti. Para tu beneficio y el de los demás.
Con esta lista hemos querido ser honestos. Todo lo que hay en ella es la pura verdad. Porque sabemos que a ti te gusta la sinceridad a lo grande. Y que cuando toque hablar de tus defectos, te va a gustar igual que seamos bien sinceros.


Sagitario, siéntete orgulloso:

• Porque en el día a día, eres de esas personas de trato fácil, siempre sonriendo, optimistas y alegres. Tu compañía es un placer.
• Porque donde los demás son menos atrevidos, tú eres valiente, siempre arriesgas y encima ganas.
• Porque tu optimismo te hace verlo todo en su mejor cara, pero es que cuando te falla, entonces confías en la buena suerte. Y la acabas encontrando. ¡Cómo no!
• Porque sabes compensar tus carencias con tu inteligencia.
• Porque nunca dejas de aprender y eres muy curioso. Siempre andas preguntando e impregnándote de todo. Y todo se va quedando en tu coco. Por eso eres un maestro en casi todo lo que haces.
• Porque haces que muchas personas se sientan importantes al querer compartir con ellas sus humildes experiencias. Que para ti son un tesoro.
• Porque cuando se trata de vivir intensamente, eres infalible. Por eso tantas personas que quieren aventura se pegan a ti. La van a encontrar, por tierra, mar y aire… ¡y en la cama!
• Porque un obstáculo para ti es un desafío que salvar para seguir hacia delante.
• Porque tu sentido de la libertad es ese que todo el mundo quiere tener pero no se atreve a pedir. Ese con el que todos sueñan. Y a ti te sale de forma tan fácil como tu respiración.
• Porque dices las verdades a la cara. Sin tapujos. A veces, a lo bruto, pero es que a veces, es la mejor manera de llamar a las cosas por su nombre.
• Porque haces que los que están desanimados, recuperen el buen ánimo gracias a tu buen rollito. Ya sea con tus consejos, un buen plan o con tu permanente sonrisa.
• Porque cuando algo se pone difícil le das la vuelta con unos argumentos y unos planteamientos tan sencillos como contundentes que siempre hacen pensar esto a los demás: ¿cómo no se me ha ocurrido esto a mí?
• Porque siempre estás motivado. Pero si por casualidad te falta alguna dosis, la encuentras rápido.
• Porque cada vez que algo te frena, es sólo para reforzarte y avanzar mejor encaminado para conseguir el éxito.
• Porque allí donde llegas, llega contigo tal nivel de entusiasmo que tienes que repartirlo entre los adictos a ti que ya conocen tus virtudes, y entre todos los que han oído hablar de ellas y quieren probarlas.
• Porque un problema es solo una situación que hay que resolver. Ni más ni menos.
• Porque lo peor de la vida es sólo algo que te va hacer apreciar lo mejor de la vida.
• Porque eres la mejor medicina del alma para los que están bajos de ánimos. Puedes dar conversación, hacer bromas, organizar un plan o hacer una pirueta si hace falta. ¡Maravilloso!
• Porque un error no es un fracaso, es un paso para conseguir el éxito.
• Porque vives el amor de forma libre, disfrutando cada momento bueno y apartando todos los malos. Y en las relaciones en general, no eres nada pegajoso y das tanta libertad como pides.
• Porque eres una persona saludable, de buenos hábitos, con el cuerpo sano y la mente libre. Alguien confiable, transparente… buena gente.
• Porque quienes viajan contigo tienen la oportunidad de disfrutar del doble de todo. Por tus conocimientos, por tu experiencia, por tu entusiasmo, por tu lado aventurero, por tu búsqueda de lo más desconocido…
• Porque a quienes te dan libertad, tú le das a cambio cualquier cosa que te pidan.
• Porque tu fe mueve montañas.
• Porque haces que la vida parezca más sencilla de lo que es.
• Porque lo que muchos consideran buena suerte, para ti es tener la actitud adecuada para luchar en la vida. ¿Y cuál es esa actitud? TODO lo que acabáis de leer aquí.