Querido amigo Virgo. Con lo modesto y humilde que eres, preguntarte a ti de qué te sientes más orgulloso sería perder un poco el tiempo. Y si sacas tu vena perfeccionista y detallista, podríamos estar aquí horas para hacer una pequeña lista. Que sería perfecta, estamos seguros, pero hagámoslo de otra manera.
Con tu permiso y el de tu brillante inteligencia, nos hemos tomado la libertad de hacer nosotros el listado. Un montón de cositas por las que debes sentirte orgulloso. ¿Lo harás? Hazlo, aunque sólo sea por dentro. O ábrete, deja de ser tan discreto y modesto y di: ESE SOY YO. OLE.


Virgo, siéntete orgulloso:

• Porque al ser tan perfeccionista consigues acabar asuntos que otros dejan a medias por aburrimiento o por falta de constancia.
• Porque no hay nadie que se acerque a ti pidiendo ayuda y no la tenga (es más, seguro que también se acaba llevando un estupendo consejo que le servirá de por vida).
• Porque pensar que todo es susceptible de mejorar es un buen lema para levantarse todas las mañanas. Y eso es lo que haces tú a diario. Pensar algo así deberíamos hacerlo todos los demás.
• Porque saber pulir mucho los detalles te hace especialmente adecuado para determinados trabajos. Que no todos podrían hacer. Ni terminar. Ni hacerlos bien. Casi perfectos.
• Porque tú no consigues una solución a un problema, sino muchas soluciones para un mismo problema. Y que cada cual elija la que más le guste.
• Porque si hay algo que no funciona lo arreglas. Y si funciona bien, tú haces que funcione aún mucho mejor.
• Porque criticas mucho, pero siempre de forma constructiva. Y de eso pueden dar fe esas personas que a través de tus críticas han conseguido mejorar su vida, su trabajo o una relación.
• Porque cuando no tienes claro algo, te tomas tu tiempo para actuar. Y mientras, tu mente es un frenético ordenador con mil algoritmos que van a parir algo grande. Vete a saber qué, pero funcionará. Eso seguro.
• Porque haces todo lo posible para que tus críticas sirvan para que algo mejore.
• Porque cuando hay un asunto serio que analizar, a quien primero se busca es a ti por tu sensatez y realismo. Por tu sentido lógico y práctico.
• Porque allí donde vas destacas por tu conversación brillante, directa, amena e inteligente.
• Porque resultas sorprendente cuando no aparentas tener en tu cabeza un tesoro como el que tienes.
• Por tus puntos de vista son muy ingeniosos, más si tienen que ver con algunas personas que conoces. Siempre lo clavas en todas las apreciaciones que haces.
• Porque eres modesto, modesto de verdad, y esa virtud no es tan apreciada como debería serlo.
• Porque sabes estar solo, e incluso te gusta un poco más de lo normal. Pero quien te busque, siempre te va a encontrar. Y eso es algo maravilloso.
• Porque quien quiera convencerte de algo, puede hacerlo. Eres flexible. Pero que lo haga con pruebas y argumentos, por favor.
• Porque no quieres hacer daño a los demás y cambias tus “críticas” por hacer “pequeñas observaciones”.
• Porque eres coherente.
• Porque cualquier conversación o lectura se convierte en tu interior en conocimiento y experiencia.
• Porque eres un amigo incondicional. Y por mucho que hables de tus amigos, unas veces mejor que otras, que te tienen para lo que sea es la verdadera realidad.
• Porque eres fiel como pocos. Y si te dejaran exponer tus argumentos para serlo, muchos dejarían de hacerlo. Plenamente convencidos por ti (¿cuándo nos lo vas a contar a los demás?).
• Porque sexualmente eres… esto… eres una perla dentro de una ostra. Eres una caja de sorpr… esto… me estoy liando. ¿Pero me habéis entendido? (pido disculpas por el lapsus, me estaba acordando de alguien que era Virgo y… bueno, hasta otra…).