Hay pequeños detalles que hacen feliz a Virgo. Hacen que se muera inmediatamente de amor y que su corazón se derrita por completo. Llegar a su corazón no es nada fácil y tienes que conocerle bastante bien para saber qué es lo que le hace feliz y no. Hay pequeños detalles que para los demás pasan desapercibidos pero que a Virgo le hacen MUY feliz.

Virgo no busca que le pongan las cosas en bandeja. Tal cual. No quiere que todo sea fácil. No quiere que vaya sobre ruedas y que sea la relación más perfecta del mundo. ¿Y por qué alguien no querría algo como eso? ¿Por qué Virgo rechazaría a alguien que sea la persona más perfecta del mundo? Porque Virgo no busca perfección, aunque muchos crean todo lo contrario. No busca la frialdad en las cosas que están perfectamente controladas.

Virgo quiere transparencia. Quiere que le demuestres tus defectos y que no te calles tus debilidades. La perfecta imperfección. Ahí tendrá la confianza que tanto necesita. Porque Virgo no podría soportar estar al lado de alguien que lo sepa todo, que no equivoque con nada o que tenga un punto turbio que no le guste ni un pelo.

Si quieres su amor, si te propones luchar por su corazón, hazlo. No te rindas. Conquistar a Virgo, no es nada fácil. Eso es cierto, pero no es imposible. Los imposibles no existen. Son mentiras que se dicen para que los cobardes ganen sus batallas.

Virgo quiere que tengas ganas de luchar. Quiere que muestres transparencia, que no te dejes frenar por las adversidades que puedan aparecer por el camino. Quiere estabilidad a tu lado, quiere ser parte de tu familia y que tú seas la suya. Sinceridad ante todo por favor, es lo mínimo que se le puede dar a alguien como Virgo. Porque, si Virgo te abre su corazón, es un regalo caído del cielo.