Las relaciones tóxicas nos rodean a cada uno nosotros y todos caeremos en al menos una a lo largo de nuestra vida. Pero hay algunos signos que son mucho más propensos a las relaciones tóxicas que otros. Unos saben donde se están metiendo desde el minuto uno pero otros… Otros no ven la bandera roja hasta que no es demasiado tarde…

ARIES: Anhelas la emoción, te gustan las cosas peligrosas y además, te atrae todo lo que está prohibido. Y lo sabes. Es por eso que muchas veces te rodeas de personas tóxicas Aries. Aunque no lo quieras, vienen a ti y el problema es que esas personas tóxicas, además de lo tóxico que traen, vienen con daño. Con mucho dolor. Cuidado Aries, las ganas de tanto riesgo a veces puede traer problemas…

TAURO: Eres demasiado terco para alejarte de una relación que no funciona Tauro, aunque sea súper tóxica. Tienes que verlo todo súper claro, y la cosa va más allá: tienen que hacerte daño para que abras los ojos. Aunque sepas, de forma clarísima que todo va a acabar mal. Es por eso por lo que eres propenso a las relaciones tóxicas, porque las ves pero crees que pueden llegar a cambiar.

GÉMINIS: Tú y las relaciones tóxicas son casi un clásico Géminis. Cuanto más complicado sea todo, más te obsesionas, más ganas te entran de descubrir, de saber, de sentir, de probar. Cuidado Géminis, confórmate con un poco más, no sólo con la gente que te hace daño please. Y corta, por lo sano, pero corta.

CÁNCER: Eres propenso a las relaciones tóxicas porque te apegas súper deprisa a cualquiera que te da un poco de cariño y que te regala cosas bonitas al oído. Reconócelo Cáncer, parece que tienes un poco de inseguridad en tu vida y eso es lo que deberías trabajar. Lo quieras o no, atraes a mucha gente a tu vida, entre ellas, a persona tóxicas. Muy tóxicas. Cuidado Cangrejo.

LEO: Eres una persona que cree que no debe alejarse de los problemas Leo, si no que debe enfrentarlos. Y así, con todo. El problema es que no vale para todo. Y menos en las relaciones tóxicas. No puedes arreglar la mente de los demás, no puedes sentir que tienes que curarles cuando eso va innato en cada persona. Hay que saber dejar Leo porque eso a veces, es la verdadera victoria.

VIRGO: A pesar de todo lo frío que pareces muchas veces, crees en las disculpas de los demás, aunque tengan que trabajárselo mucho. Puedes hacer que perdonas pero no olvidas nunca. Pero da igual, porque al final, te mantienes en esa relación que sabes que es súper tóxica. Porque precisamente, te obligas a dar alguna oportunidad más, aunque sepas que no es lo que de verdad mereces. Ni en el fondo quieres.

LIBRA: Eres propenso a las relaciones tóxicas porque siempre ves lo mejor en las personas, no importa cuántas veces te muestren sus verdaderas caras. Das segundas oportunidades Libra, porque confías en que los demás pueden cambiar aunque haya una parte de ti que te dice que no, que no te fíes porque la gente no cambia. Pero a ti lo peligroso te gusta, te engancha… Aún sabiendo que no merece la pena y que todo irá mal.

ESCORPIO: Sueles fijarte en la gente más “mala”, en la que tiene ese punto de “cabrón”. Las personas “buenas” te aburren Escorpio. Las cosas como son, tú solita/o te metes casi en la boca del lobo. Crees que puedes controlarlo todo, crees que sabes diferenciar y que no te acabarás enamorando de esa clase de personas. Pero al final, caes. Cuidado Escorpio.

SAGITARIO: Eres propenso a las relaciones tóxicas porque a veces confundes los celos con amor y pasión. A ver Sagi, las cosas como son, eres súper fogosa/o con todo y cuando te entregas a alguien lo haces de todas todas. Y el problema es que cuanto más daño te hacen, más te enganchas. Quizás por la pasión, porque las discusiones te ponen un poco, sobre todo por las reconciliaciones que vienen después…

CAPRICORNIO: Piensas que las personas pueden cambiar, y eso unido a tu paciencia hace que las relaciones tóxicas se alarguen más de lo debido Capri. Te gusta ese desafío que implica tratar de cambiarles. Pero el problema es que no siempre funciona. Hay gente que no cambia nunca. Y lo peor de todo no es eso, es que tú pierdas tu valioso tiempo creyendo que sí.

ACUARIO: Lo estás viendo Acuario, conoces los primeros puntos de una relación tóxica, pero de alguna manera, como que piensas que quizás todo se quede ahí y que no irá a más. Pero no Acuario, SIEMPRE va a más. Si ya hay cosas raras, piensa que todo empeorará más adelante. En serio Acuario, siempre pasa… Y ya deberías saberlo.

PISCIS: Confías demasiado en los demás, y por desgracia no ves las banderas rojas hasta que ya es demasiado tarde. Sí Piscis, vas un poco de duro y de que controlas absolutamente todo, pero la verdad es otra. Cuando te enamoras, te dejas llevar, y mucho. Y al final, acabas confiando… Y otra cosa, no haces caso a nadie de tu alrededor que probablemente tenga más ojos en ese momento que tú. Pero no, tú eres de los que tiene que probarlo por ti misma/o. TODO.