Guerrera, loca, divertida. Géminis es como el agua de un río, nunca sabes a ciencia cierta la forma en la que puede reaccionar. Es tan sigilosa como misteriosa, es quien te envuelve, la mujer inteligente, la que pone a prueba sus miedos, la que no está esperando que le solucionen la vida. Ella no quiere un príncipe azul, busca un compañero de vida, alguien que tenga las agallas para sumergirse en su alma y abrirle las puertas de la suya. Géminis ama su soltería, la prefiere antes que enredarse con los brazos equivocados. No intentes cortarle las alas, es de esas mariposas imparables, de las que te hipnotizan por su belleza pero lo único que puedes hacer es apreciarlas de lejos. ¿Por qué Géminis no está esperando un príncipe azul que le solucione la vida?

1.- Alma rebelde 

Géminis es así, libre, es quien saborea cada momento de su soledad. Un signo de aire, que se adapta a cualquier tipo de tempestad. Es como la brisa del mar, impredecible, pero te baña de pies a cabeza. Es la que detesta que le digan qué hacer, no es que odie el compromiso, odia sentirse asfixiada, no es una marioneta. Es la mente más brillante que te puede presentar la vida, por favor no esperes que siga tus órdenes, eso no pasará ni en tus mejores sueños. 

2.- Gustos cambiantes 

Géminis no puede conformarse con el ideal que le hicieron creer desde pequeña, quiere algo más que ser la princesa del cuento encantado. Géminis cambia de opinión de un segundo a otro, no puede casarse con una sola idea. Es así, muy flexible, se adapta, pero no se conforma, si algo no le parece se marchará, da igual si eres o no el príncipe de sus sueños. 

3.-  ¿Un amor para siempre? 

Por favor no te atrevas a hablar con Géminis sobre un amor para siempre, porque el amor es hoy, es ese sentimiento que le sacude cada fragmento del alma y la mueve al lugar menos pensado. Tiene de su lado a los Gemelos, su personalidad es dividida, es un cúmulo de emociones arrebatadas que le impiden creer en algo tan comprometido. ¿Por qué Géminis no está esperando un príncipe azul que le solucione la vida? Porque Géminis no sabe qué pasará mañana pero te puede entregar lo más bonito de su ser en un instante. 

4.- Huye de la rutina

Bien… El príncipe azul ya llegó, ¿ahora qué sigue? Géminis siempre va un paso adelante, es su mente dispersa la que la invita a explorar un millón de posibilidades, por eso es tan indecisa. Es la mujer que se aburre rápidamente, la que rompe con la rutina. Si Géminis se siente atada, siente también que está a un paso de la locura. Géminis quiere adrenalina que sacuda su alma, que ponga a prueba su mente y que desafíe la condición de su cuerpo. 

5.- Sin miedos 

No es que Géminis sea irrompible, hay momentos en los que como todos, no puede con tanto. Sin embargo, se atreve, no importa si le tiemblan las rodillas, se lanza porque ama la aventura y manda al diablo cualquier consecuencia. Ella no es la mujer sumisa que espera las órdenes del príncipe. Es la que lo va a tomar de la mano y le enseñará lo que es realmente vivir el momento. 

6.- Tienes las riendas 

Con los pantalones bien puestos, así es como Géminis va por la vida. Tiene un lado controlador que puede asustar a varios. Géminis confía en sí misma y el mundo cae a sus pies. Es ella quien decide qué, cuándo y con quién. Es rebelde, así que si le dices que haga algo, hará todo lo contrario. Es Mercurio quien la gobierna, así que por favor no intentes ganarle una discusión. Sus reacciones son rápidas y tiene el ingenio de su lado. 

7.- Preciosas y espontáneas

¿Existe una mezcla más peligrosa que eso? Géminis es un encanto, es el imán que quieres en tus días, la mujer que te envuelve por su belleza, su inteligencia y esa chispa a la hora de hablar. Es extrovertida, coqueta y muy social. No cualquier príncipe puede con una mujer tan especial. Así que muchas veces es mejor seguir andando sola en esta vida, hasta que llegue un hombre de verdad, no un príncipe al que le falte gallardía.