Hay presencias que son intolerables, que basta con tenerlas levemente cerca para que tu humor cambie en un instante. A veces, por educación no decimos nada, pero nuestros gestos y comportamiento lo gritan todo. Cada signo del zodiaco tiene una forma peculiar de actuar. ¿Qué es lo que hace cada signo cuando se siente muy incómodo?

Aries 

La verdad es que Aries odia cuando el resto se da cuenta de algo que le molesta, es por eso que se vuelve un experto para disimular. Aparentemente está más relajado que nunca, pero por dentro está deseando no volver a ver a esa persona. Pese a que es un signo muy impulsivo, sabe controlarse muy bien y no caer ante provocaciones absurdas. Pero si lo encuentras en sus 5 minutos de mal humor, lo único que te puedo desear es que la vida te bendiga. 

Tauro 

Tauro tiene una manía por guardar las apariencias, es una manera en la que ha ido protegiéndose de las malas intenciones, si la gente no conoce su lado vulnerable, difícilmente pueden hacerlo pedazos. Al menos, esa es su teoría. No obstante, le aterra pensar que la gente se da cuenta que algo le incómoda, sobre todo, cuando se trata de una cuestión social en la que obtendrá algo a cambio. Así que, lo único que hace es poner distancia, evita hablar demasiado. 

Géminis 

Géminis es quien tiene el don de la comunicación, realmente se le dan muy bien las relaciones públicas. Si descubre que alguien comparte su forma de ver la vida y es amante de lo intelectual, no dejará ir una conversación. Pero…si se siente incómodo se vuelve la persona más tranquila y seria del mundo. Géminis no la está pasando bien cuando participa poco, lo único que pasa por su mente es que ya se quiere ir cuanto antes y lo va a disfrazar de unas cuantas sonrisas. 

Cáncer 

Cáncer es tan transparente, tan lleno de bondad, que es muy complicado que disimule cuando algo no le agrada. Y es que se le nota en cada gesto, cuando su sonrisa desaparece, cuando se siente avergonzado por todo. Porque de alguna manera se empieza a forzar para hacer como que no pasa nada, pero en realidad detesta estar al lado de esa persona. Cáncer está bien que alguien no te agrade, está bien irte si lo prefieres. No ponas en juego tu salud mental por algo así. 

Leo 

Leo es un experto para huir de situaciones incómodas, la verdad es que no es nada grosero, pero tampoco se queda en un lugar en el que no se siente nada cómodo. Así que, busca excusas que lo ayuden a huir del sitio. Digamos que si un amigo no está disponible para que le llame e invente una emergencia, lo hace por sí sólo. Se le da natural la actuación cuando recibe un mensaje importante en el que lamentablemente se tiene que ir, pero igualmente agradece la invitación. 

Virgo 

Son pocos los que entienden el humor negro de Virgo, pero en realidad su inteligencia es tan superior que es capaz de reírse de sus propias tragedias y está bien. Cuando se siente incómodo no necesitamos descifrarlo, porque sale de su boca. Lo hace de una forma muy sofisticada, en el que poco a poco va soltando bromas sobre la situación. Digamos que es una forma de relajarse y aceptar que no siempre la gente le va a agradar y está bien. Hay que aprender a lidiar con ello. 

Libra 

¿Qué es lo que hace cada signo cuando se siente muy incómodo? En este caso, Libra huye cual mariposa en la pradera. La verdad es que es uno de los signos más sociales del zodiaco. Tiene amigos como para tirar al cielo y si en una reunión no está conviviendo es porque realmente se siente fuera de lugar. Sin embargo, es un experto para superar los momentos incómodos, si alguien no le agrada, busca rápidamente a su alrededor y encuentra a la presa correcta. Alguien con quien seguramente pasará el resto de la celebración ignorando a los demás. 

Escorpio 

Escorpio es muy divertido cuando quiere. Pero si alguien no le cae bien no va a fingir, da igual si es un familiar o amigo cercano. Es un signo que se distingue por ir en contra de la hipocresía, así que ni de broma pienses que va a caer en tu objetivo de hacerlo sentirse incómodo. Simplemente desapareces de su vida, hace como que no existes y ya. Escorpio se vuelve la persona más seria del mundo, pero si se acerca alguien más que le agrada soltará una carcajada, simplemente porque le nace. 

Sagitario 

Sagitario no conoce límites en nada y cuando se trata de incomodidad no es la excepción. Estamos hablando de un signo temerario, quien dice las cosas tal y como las siente, no tiene tiempo para razonar nada. ¿Qué es lo que hace cada signo cuando se siente muy incómodo? Sagitario cuando algo le incómoda se le nota, en su forma de hablar, en sus gestos de desaprobación y lo dice sin miedo a las consecuencias. Digamos que es un experto en hacer todo el doble de incómodo, al menos para el resto y ahí es cuando se siente un poco más relajado. 

Capricornio 

Capricornio es sumamente especial cuando se trata de definir algo que lo haga sentir cómodo. A veces, el silencio de la soledad es lo que lo mantiene de pie. Simplemente no le gusta sentir un cúmulo de personas a su alrededor, en esas situaciones sólo quiere estar en su centro, en donde la tranquilidad y la estabilidad son las que que gobiernan. La verdad es que deja claro sus límites, no hará como que no pasa nada, simplemente evita interactuar y es posible que se marche del lugar. 

Acuario 

Si hay alguien que se vuelve bastante intolerante cuando algo le molesta, sin duda, estamos hablando de Acuario. Un signo del zodiaco que se siente horrible cuando las personas empiezan con conversaciones incómodas. Ya sabes, comentarios y críticas que no pidieron y que tampoco deberían importarles. Acuario simplemente eleva su barrera, pone una distancia dejando claro que no te va a permitir que opines sobre su vida y si es necesario que te haga mala cara, lo hace. 

Piscis 

Es curioso, porque Piscis es un signo muy empático y sensible, pero cuando algo le incómodo lo dice sin miedos. Realmente lo hace de una forma especial, en la que la otra parte no sale lastimada. Tiene el don de ponerle un toque de diversión para relajar la tensión. Sin embargo, cuando no tolera alguien es prácticamente un hola y un adiós. Porque no se obliga a estar en donde no le nace, ya antes lo ha hecho y la verdad es que ha sido de las peores experiencias.