Libre, comprensiva y llena de amor. Sagitario es la mujer que pone a temblar a cualquiera, porque tiene valentía en la mirada y ternura en el alma. Es una mujer que aprendió a ser fuerte de corazón, pero aún después de tanta batalla no se rinde. Su espíritu aventurero la levanta, siempre con la frente en alto, incluso cuando el dolor quiere hundirla. Es una personalidad que brilla, siempre brilla, pero a veces lo olvida.

Una mujer fuerte de corazón, porque la vida la sacudió tan fuerte que pensó que no se recuperaría, porque sus sueños quedaron atrapados y pensó que ya no quedaba más que conformarse. Pero, un día se cansó, un día se levantó de la cama después de haber llorado toda la noche. Un día se vio al espejo y se prometió que no se volvería a soltar, un día se recuperó.

Sagitario, una mujer fuerte de corazón

A Sagitario Júpiter no la suelta, por eso está llena de emoción, por eso las lágrimas aparecen cuando menos piensa. Por eso las carcajadas la invaden, por eso sus ganas de recorrer el mundo no se disimulan. Sagitario aprendió a ponerle pinceladas al paisaje más oscuro, aprendió que la vida es todo, menos color de rosa, pero la mente y la imaginación siempre pueden hacer de las suyas.

Sagitario te embriaga, es una montaña rusa, impredecible, llena de adrenalina, llena de ganas. Una mujer con ternura en el alma, que te hace recordar lo que realmente vale la pena. Es la prueba de que la vida no se planea, se vive y se deja llevar. Sagitario no se arrepiente, incluso cuando comete el peor de los errores, pero no vuelve a tropezar con la misma piedra.

Sagitario aprendió a ser fuerte de corazón, a guardarse un poco de vez en cuando, porque sabe que hay gente que sólo quiere verla caer. Pero hará lo que esté en sus manos para ver sonreír a los que ama. A Sagitario le da igual la cantidad, ella quiere magia, calidad de amor, de trabajo, de metas, de sueños, de momentos.

Una mujer con el alma llena de ternura, porque sabe cómo amar, porque decidió soltar sus miedos y entregarse. Ya antes la hicieron pedazos pero entendió que un toque amargo es válido para continuar. Sagitario no se conforma, ya no está para migajas, por eso le cuesta entregarle el corazón a cualquiera, quiere amor, quiere amistad, quiere familia, pero de verdad.

Sagitario es la persona que te va a llenar de elogios cuando no creas ni tantito en ti. Por eso un Sagitario te cambia la vida, te ayuda a brillar, te ayuda a mejorar. Pero a veces se les olvida que son especiales, que tienen el don de la resiliencia, que han aprendido a bailar bajo la tormenta y, no importa lo mucho que se empapen, esperan la salida del sol.

Las Sagitario son fuertes de corazón con ternura en el alma, porque la vida no la ha tratado del todo bien. Pero han salido victoriosas en la tempestad, son el pilar de muchos en el mundo. Sagitario te hace vivir el presente, disfrutar cada detalle desde lo más simple hasta lo complicado. Sagitario es quien te hará prestar atención al sonido de las olas pero también quien te animará a hacer eso, que de sólo pensarlo te tiemblan las rodillas. Así es Sagitario.