Salir con Acuario es una malísima idea y lo sabes. Puede ser muy peligroso si no estás dispuesto a convivir con todas sus rarezas y cada una de sus pequeñas manías. Normalmente cuando te enamoras de alguien, te enamoras de sus virtudes y de esos pequeños detalles. Casi nunca le prestas atención a sus defectos, pero son ellos los que poco a poco te van despertando de ese sueño en el que parecía que todo esa perfecto.

De Acuario, te enamoras de ese encanto tan especial que tiene, de esa manera tan diferente de vivir la vida, de la sencillez y la naturalidad que transmite en el primer momento. Pero no te das cuenta de que detrás de eso está lo que hace que salir con Acuario sea mala idea. Puede parecer muy atractiva su forma de pensar, pero hay veces que tiene ideas que son demasiado rebuscadas. Ideas que pueden llegar a ser muy peligrosas si las llevas a cabo.

Te puede interesar: Lo mejor de salir con Acuario

Pero sin duda, lo peor de salir con Acuario, es que es muy reservado. Le cuesta muchísimo hablar de sus sentimientos e incluso a veces es capaz de negar lo que siente con tal de no tener que hablar de ello.

Acuario puede dejarse llevar en muchos aspectos de su vida, pero en el amor jamás. Acuario es de los que piensa más con la razón que con el corazón y por eso, salir con él/ella no es nada fácil.

Es una persona que necesita sentirse libre en todo momento, y si siente que el compromiso se está acercando a su vida, no dudará en huir. No quiere ni siquiera oír hablar de la palabra ‘compromiso’, incluso cuando él mismo sepa que es lo mejor para vuestra relación, que es lo mejor para ambos. Acuario tiene un carácter un tanto difícil de entender. Si no eres una persona paciente y de mente abierta, definitivamente salir con Acuario es una mala idea para ti.

Hay muchas razones por las que salir con Acuario puede ser una mala idea, pero también hay otras muchas por las que salir con él/ella puede ser la mejor idea del mundo.

Con Acuario todo es sencillo, es esa persona que nunca pone impedimentos, es alguien valiente que normalmente no le suele tener miedo a nada. Acuario tiene la mente tan abierta que jamás te juzgará, siempre está dispuesto a escuchar todos tus problemas y a respetar todas tus decisiones. Con Acuario no tienes que tener miedo a ser tú mismo, todo lo contrario, con él/ella aprenderás a amar todos tus defectos y a querer tus pequeñas imperfecciones. Salir con Acuario puede ser una mala idea porque jamás olvidarás lo especial que te sentiste mientras estabas a su lado.