Salir con Cáncer puede llegar a ser una pésima idea. Para salir con el cangrejo tienes que estar muy preparado tanto física como mentalmente. Al empezar una relación siempre nos fijamos en lo bueno, en las virtudes de esa persona. Pero son los defectos los que pasado el tiempo nos despiertan de ese sueño que parecía perfecto. Y hoy toca hablar de esos defectos, de eso que hace que salir con Cáncer sea la peor idea que hayas tenido a lo largo de tu vida.

Al principio, puedes llegar a pensar que esa sensibilidad de Cáncer es algo bueno, es algo que refleja el gran corazón que tiene.

Pero con el paso del tiempo, te darás cuenta de que tanta sensibilidad puede llegar a rozar el borde de lo tóxico y de lo peligroso. Cáncer convive con tantas emociones y sentimientos dentro de él que a veces no se da cuenta de que puede llegar a ser algo pesado y difícil de entender. Incluso, él mismo intenta hacer todo lo posible para controlar sus emociones, pero no puede. Convivir con tantas emociones es bastante agotador, sobre todo si eres una persona con muy poca paciencia.

Además, otra cosa que te demostrará que salir con Cáncer era una mala idea, es ese carácter tan lunático que tiene. Esos cambios de humor tan drásticos. Ahora está súper feliz, pero dentro de cinco minutos está llorando por algo que ni siquiera él/ella sabe. Esto puede llegar a agotar bastante. Entender a Cáncer es algo bastante difícil porque nadie te da trucos para ello. Nadie te explica como poder entenderlo.

Hay veces que desearías que Cáncer viniera con una enciclopedia que te explicara como entender esos cambios de estado de ánimo y ese carácter tan cambiante.

Y, además, aunque no lo creas, Cáncer también tiene un lado muy cabezota y orgulloso. Le cuesta muchísimo reconocer que se ha equivocado. Eso es algo que también te hace creer que salir con el cangrejo era muy mala idea.

Te puede interesar: Salir con Cáncer no es fácil

Salir con Cáncer supone muchísimos riesgos. Riesgos a los que no cualquiera está preparado para ellos. Cáncer es una persona muy emocional, sí, pero sus emociones también pueden traerte un montón de cosas buenas. Ese corazón que siempre te protege es algo que vale muchísimo más que el oro.

Puedes llegar a pensar que salir con él/ella es la peor idea del mundo, pero luego, piensas en ese corazón, en el amor que te da y en la manera en la que te protege y todo lo malo se te olvida. Además, esa intuición tan precisa que tiene hace que todo sea mucho más fácil. Hace que quieras estar a su lado y que pueda ayudarte durante el resto de tu vida. Cáncer tiene sus cosas malas y puedes pensar que es una mala idea salir con él/ella, pero es que Cáncer no es perfecto y eso tienes que entenderlo desde el principio.