Salir con Tauro tiene sus cosas buenas y sus cosas no tan buenas. Normalmente, al empezar una relación solamente nos fijamos en las virtudes de esa persona, y son los defectos, los que poco a poco van apareciendo y van haciendo la relación un poco más complicada. Salir con Tauro es toda una aventura, tanto para lo bueno como para lo malo… El toro es un signo muy práctico y hermético, a veces demasiado.

Tauro siempre necesita estar con personas en las que de verdad confíe y personas que sepa que no van a romperle el corazón jamás.

Hay que ir despacito, poco a poco, andando con pies de plomo, porque una relación con Tauro requiere de mucha paciencia. Si realmente quieres que la cosa vaya fluida y buscas a alguien que se deje llevar, salir con Tauro es totalmente una mala idea.

Además, Tauro es una persona que valora muchísimo el compromiso. En cuanto ve que la cosa empieza a funcionar, siempre se empeña en formalizar la relación. No le importará que los demás vean que estáis juntos, en hacer planes de futuro e incluso en presentarte como su pareja delante de todo el mundo. Y obviamente esto es algo bueno, porque significa que realmente le importas y que quiere estar contigo. Pero no es apto para todos los públicos, hay personas que son más liberales, y si tú eres una de ellas, definitivamente salir con Tauro es una malísima idea.

Tauro es una persona muy tradicional, con unos valores muy fijos.

Además, esa cabezonería tan característica del toro puede hacer las cosas mucho más difíciles. Jamás te empeñes en llevarle la contraria porque puede que entres en un bucle del que será muy difícil salir. Cuando empiezas a salir con Tauro te das cuenta de que lo mejor es llevarle la razón en todo momento, incluso cuando sabes que no la sepa. Lo mejor es dejarle que él solito se de cuenta de que se está equivocando.

Te puede interesar: Salir con Tauro no es fácil

Al corazón de Tauro no entrará cualquier persona y eso es lo mejor de todo. Salir con Tauro puede ser mala idea por muchos motivos, pero no hay duda de que también puede ser una muy buena idea por muchos otros. La sensualidad que guarda el corazón de Tauro solo es apta para esas personas que se atrevan a salir con él. Esa seguridad y esa protección que te ofrece es algo que ni siquiera puede explicarse con palabras.

Que sí, que el toro es muy toro cuando necesita defenderse, pero cuando las cosas están calmadas, Tauro puede llegar a ser la persona con mejor corazón que conozcas. Salir con Tauro puede ser una malísima idea si realmente no sabes valorar todo lo que guarda su corazón.