Hay alguien con quién las cosas no siempre terminan bien. Hay signos a los que no es mejor acercarse si quieres mantener tu paz mental y el drama fuera de tu vida. A veces es mejor no jugar con fuego, cuando sabes que vas a terminar quemándote. No puedes volver a arriesgarte, después de haber sufrido tanto, después de que te haya hecho sufrir tanto. ¿De qué signo debe alejarse Aries? Aquí tienes la respuesta:

Para empezar, Aries, lo tuyo con Piscis, es un amor-odio un poco peligroso. Por un lado, te pone de los nervios y hace que tu mal humor suba como la espuma. Pero por otro lado, te gusta. Te gusta, porque Piscis sabe empatizar y escuchar, eso tú se lo agradeces en el alma. Pero que sea un psicólogo perfecto, no quita que te haga perder los estribos. Con Piscis, es así. Un ratito bien y el resto del día mal. No soportas que siempre termine siendo la víctima de la pelea y la mano que nunca hace algo mal. Odias que se lo tome todo muy a pecho. Sinceramente, Piscis, es mucho drama para tu drama y eso te puede. Su lado más sensible y vulnerable te puede. Reconócelo, no pasa nada. Es amor-odio en toda regla. Aunque no te lo creas, en el fondo, os podríais llegar a complementar muy bien, porque ambos os aportáis, lo que el otro no tiene. Pero bueno, es lo que hay.

A ti lo que te gusta es la espontaneidad, la intensidad, pasártelo bien sin preocupaciones, reírte de todo, hasta de ti mismo. Y por eso, a tu lado, necesitas a alguien que suba tu temperatura y no alguien que te desestabilice y te haga perder el control. Piscis es el caos perfecto para que explotes y eso no te conviene. Aunque es cierto que no solo te pasa con Piscis… Cáncer no se queda muy atrás, pero también es verdad tiene mucho carácter y eso te gusta demasiado.

Ahora bien, si hablamos de compatibilidad extrema, fogosa, intensa y realmente, verdadera, Leo y Escorpio, se llevan el premio gordo. Son los signos de los que no debes alejarte, al contrario. Si quieres ponerte a prueba, si quieres explorar los límites será mejor que te mantengas cerca de ellos. Con estos dos signos, la pasión, la ilusión y la lujuria están más que aseguradas. Las guerras, también, pero guerras que van de la mano de las mejores reconciliaciones que puedas llegar a experimentar. En verdad, no hace falta investigar ni estudiar mucho para saber con certeza quién te enciende la chispa para amar y quién lo hace para encender tu carácter.