Hay detalles que se quedan en el alma, que te hacen sentir especial y en paz, porque sabes que estás con la persona indicada, la que presta atención a lo que te gusta, lo que te anima, lo que roba tus lágrimas. Hay signos del zodiaco que se conmueven tanto que lloran de felicidad cuando su pareja les da sorpresas. Y no, no es porque sea lujoso, es algo más profundo, es saber que esa persona pensó en ti, se esforzó en buscar una manera para verte sonreír y eso no se compra con nada. Son obsequios que se quedan en tu corazón. Ellos saben muy bien de lo que hablo:

1- Libra

Libra necesita mucho más que un regalo costoso, quiere saber lo que hay detrás. De nada sirve pasar a una tienda departamental y tomar cualquier obsequio. Libra es quien se derrite cuando le sorprenden con algo más privado, una cena con su comida favorita, con la bebida que le alegra el corazón y el estómago. Al escuchar de fondo la canción que se sabe de memoria, ahí es cuando no puede creer que le pongan tanta atención, cuando se pierde de tanto halago y sí, llora, de felicidad, porque se siente un signo amado, respetado y sabe que si esa persona es capaz de hacer algo así en un momento bueno, no lo va a soltar cuando lo necesite en las malas.

2.- Tauro

A simple vista puede parecer que Tauro no tiene mucho tiempo para sorpresas, se muestra con un caparazón duro, práctico y poco romántico. Sin embargo, cuando se trata de parejas es el ser más dulce del mundo, el que es capaz de entregarse en cuerpo y alma. Tauro valora cada detalle, puede que digan que es algo materialista, porque trabaja muy duro para conseguir lo que quiere, no se conforma. Pero valora cuando su pareja hace lo que sea para verlo contento, ahí es cuando su lado compasivo se hace presente. Tauro no necesita decir mucho se le nota en la manera en que su voz se rompe y el brillo que las lágrimas pintan en su mirada. Tauro goza ser el centro de atención y no te preocupes porque da lo mismo a cambio.

3.- Leo

¿Alguien dijo sorpresas? Si hay alguien a quien le encanta ser mimado, sin duda, estamos hablando de Leo. Es demandante sí, porque se cansó de parejas que no están listas para amar, de amores de un rato, que no tienen ni siquiera la consideración de planear una sorpresa. Leo no es interesado, pero toma mucho en cuenta las veces en las que has hecho algo por él, no porque te lo exija, porque considera que el amor tiene que ser mutuo, agradecido. A Leo le gusta la fiesta, gozar, sentir las miradas y más cuando es la persona que ama la que está dispuesta a consentirlo. Aunque es un poco orgulloso puede terminar conmovido hasta las lágrimas, de esas lágrimas de felicidad, de las que limpian el alma.

4.- Cáncer

Amor y más amor. Cáncer es el tipo de pareja que siempre está al pie del cañón, quien te enseña lo que es querer de una forma incondicional, es quien busca la manera de comprenderte y no juzgarte, por eso estar a su lado es sinónimo de hogar. A Cáncer le encanta saber que su pareja se tomó el tiempo para hacerle una sorpresa, ahí es cuando se da cuenta que está con la persona indicada, se siente especial, se siente amado, se siente con ganas de gritarle al mundo que las relaciones valen la pena, porque siempre te hacen mejor en todos los sentidos. Cáncer es demasiado emocional, tanto que comparte el sentimiento de vivencias ajenas, así que cuando se trata de las suyas mejor denle un pañuelo porque va a llorar.

5.- Sagitario

Sagitario es el alma vieja, el que nació para conectar con la Tierra y la humanidad de una forma profunda, más allá de lo material. Sagitario es quien siempre está en busca de una sonrisa, de una aventura, de un abrazo genuino. Es muy especial cuando se trata de escoger a una pareja, así que si está a tu lado es porque realmente siente que lo mejoras en muchos sentidos. Le encantan las sorpresas porque son sinónimo de romper con la rutina, porque aceleran sus latidos y de lo único que les dan ganas es correr y llenar de besos a esa persona especial. Sagitario es muy agradecido, cuando las sorpresas se hacen presentes, luego te las regresa y vaya que las de él son intensas, son las que te harán atreverte a hacer cosas que ni siquiera habías soñado.