Tal vez la razón por la que tenemos miedo a soltar, es porque lo relacionamos con padecer. Un adiós de esos de los que te marcan, que hacen que te den ganas de cerrar las puertas de tu corazón. La mayoría hemos pasado por algo similar, pero…¿y si cambiamos la perspectiva? Es mejor decir gracias por todo lo que nos dejó, que aferrarnos y, hay signos a los que les cuesta, que luchan hasta las lágrimas cuando aman de verdad, hasta que finalmente se dan cuenta que lo mejor es terminar. Al menos saben que lo intentaron con todas sus ganas:

4.- Cáncer

Dejar ir para Cáncer, es sinónimo de enfrentarse con sus pensamientos, de indagar en lo más profundo de sus emociones y vaya que eso duele. Es el signo sanador, el que te reconforta con una caricia y las palabras precisas. Al terminar una relación no sólo se preocupa por su bienestar, también por la felicidad del otro. Ahí es cuando le cuesta trabajo, porque no quiere lastimar y sufre cuando lo lastiman.

Cuando se da cuenta que alguien lo necesita no puede evitarlo su parte generosa se hace presente. Es tiempo de que dejes de lado la ternura y tomes las riendas de tu vida, no es sano quedarse al lado de alguien que ya no te ama. Por más amor que tengas, nunca será suficiente si la otra parte no está dispuesta.

3.- Leo

Un Leo puede ser impulsivo, terco y orgulloso. Sin embargo, cuando entrega el corazón lo hace desde sus entrañas, realmente muestra su lado vulnerable y espera recibir lo mismo. Pero cuando las cosas no salen como él quiere, puede hacerse presente su lado obstinado, ese que no está dispuesto a renunciar a algo en lo que invirtió tanto tiempo.

A Leo le molesta mucho equivocarse, de alguna manera trabaja duro para que todo salga a su antojo y cuando no es así, simplemente pierde el control. Se va a empeñar en que la relación funcione, intentando recordar lo que un día fue, pero al no recibir respuesta se da por vencido. Aunque le cueste lágrimas acepta la derrota y simplemente te saca de su vida de un momento a otro. Leo no tiene tiempo para eso de quedar como amigos, si no quieres nada, es nada.

2.- Libra

Libra es la persona más dulce, entregada y apasionada, que la vida te puede presentar cuando se trata de amar. Su corazón es tan solidario que siempre toma en cuenta el sentir del otro. Libra no tira a la basura todos los momentos vividos, cuando siente que todo va en declive hace lo que esté en sus manos por volver a encender la llama. Es el tipo de persona que padece el adiós, le duele saber que por más que intentó cambiar y aprender de sus errores, ya no será suficiente y que ese capítulo de su historia ha concluido.

Llega un momento en el que se da cuenta que no se puede vivir de esperanzas, lo que un día fue, ya no existe y ahora tiene que enfrentar la realidad, aunque eso sea sinónimo de que las lágrimas se hagan presentes.

1.- Escorpio

Escorpio pierde la fe de la noche a la mañana, es un signo tan emocional que cuando ve que ya no hay más qué hacer se tira a perder. No es que quiera hacerse la víctima, es sólo que no puede con tanto. Pese a que es un signo resiliente y tiene valentía en la mirada, le cuesta mucho despedirse de los grandes amores. Cuando se entrega en una relación lo hace de una forma seria, se enamora de la idea del amor para siempre y pone todas sus ilusiones como si fuera un niño ingenuo.

Romper es algo que lo pone a prueba y tiene que estar muy seguro de que la otra persona realmente lo ha dejado de amar, para qué pueda soltarlo. Es quien te vuelve a conquistar, pero si no ve respuesta se marcha, aunque eso signifique que tenga que durar un tiempo lidiando con las lágrimas.