Mantén la calma ¡y no te cases! Hay quienes son más felices disfrutando de besos largos, abrazos fuertes y noches intensas bajo las sábanas. Pero… ¿matrimonio? Digamos que prefieren postergar eso de llegar al altar, porque el solo pensarlo, les pone los nervios de punta, no se llevan muy bien con esa idea. Y es que un lazo tan fuerte los aterra, sienten que es sinónimo de perder su libertad y detestan sentirse atados. Sin duda, todos conocemos a alguien así, ¿ya se te vino esa persona a la mente? Veamos cuáles son los signos que no se llevan muy bien con el matrimonio:

3.- Géminis 

¿Alguien dijo boda? Sin duda, Géminis es uno de los primeros en correr, es el signo que piensa en unir su vida en matrimonio en un futuro realmente lejano. Prefiere enfocarse en sus objetivos personales y después pensar en tanta formalidad. Eso no quiere decir que no sea un signo leal, al contrario, le gusta la formalidad y cuando se enamora goza de una relación exclusiva, es un signo fiel. Sin embargo, le aterra la idea de que con el matrimonio los sentimientos entre ambos cambien, no quiere que se enfríe la relación. Es posible que algunas veces le pase por la mente la idea de caminar hacia el altar, pero como todo Géminis cambia de opinión rápidamente. Géminis necesita estar desesperadamente ilusionado con compartir su vida entera con esa persona para que dé un paso tan importante. Y en todo caso, sabe que el divorcio siempre es una opción. 

2.- Sagitario 

Digamos que la idea de caminar de la mano con alguien esperando un final feliz, no es algo muy común en los sueños de Sagitario. En realidad es un signo que le apuesta a la aventura, la diversión y, sobre todo, esa sed de salir a recorrer cada rincón del mundo. Sagitario quiere saborear hasta el último suspiro y eso no lo entiende cualquier pareja, por lo mismo relaciona la boda con perder su libertad. Es una persona muy independiente, no quiere sentirse obligado a estar con alguien solo por un papel. Sagitario prefiere concentrarse en sí mismo, quiere cumplir con sus expectativas primero y vaya que son altas, para después establecerse en un sólo lugar. Claro, si su pareja está dispuesta a lidiar con el ritmo acelerado de sus días. Antes que pensar en una unión para siempre, quiere un montón de recuerdos, que sean la prueba de que siempre siguió sus instintos y no se dejó presionar por las exigencias de una sociedad. 

1.- Acuario 

Acuario es el signo que está listo para huir del ramo en las bodas, digamos que eso de firmar el papel de matrimonio no es algo que les acelere el corazón, al menos no para bien. Es el signo que es muy meticuloso a la hora de decidir a quien le muestra su lado vulnerable, en el fondo es muy desconfiado y son pocos los que entienden su manera de ver la vida. En general, le cuesta mantener una relación a largo plazo, así que el matrimonio no es parte de sus prioridades. Estamos hablando de un alma independiente, se enfoca en lo que quiere lograr en la vida y deja que la mala vibra se resbale. Acuario necesita estar completo a nivel mental, físico y emocional, para poder tomar la decisión de llegar al altar. Si hay algo que siente que le falta hacer, simplemente se da la vuelta y sigue su camino. Es un signo comprometido sólo cuando valora realmente a la persona, pero si se siente presionado se marcha.