TAURO TU MAYOR DEFECTO ES TU MAYOR FORTALEZA

El joven e inexperto Tauro es demasiado controlador. Quiere tenerlo todo bajo su control. No aceptaría jamás que algo vaya a salir mal y que haya sido su culpa. Tauro se prepara para el mayor invierno, aunque sepa que jamás va a llegar ese invierno. Por todo esto, Tauro también es una persona bastante ahorradora y algo exigente con el dinero y con sus ahorros. Quiere ahorrar y guardar todo su dinero por lo que pueda pasar en su futuro. No se da cuenta de que lo mejor es disfrutar del presente y vivir en el ahora. Quiere ahorrar para algo que no sabe si va a llegar o no.

Muchas veces se pasa queriendo controlar todo y quiere abarcar lugares donde no va a poder llegar.

Pero el Tauro joven es así, además es bastante difícil hacerle cambiar de opinión y por eso será mucho mejor dejarle hacer su vida como él/ella quiera.

Un Tauro más maduro usará ese control, pero de una forma más racional. Con el tiempo ha aprendido a no tomarse las cosas tan en serio, a vivir el presente y no obsesionarse tanto con el futuro. Ha aprendido a vivir el día a día, eso sí, siendo Tauro quien lleve el control de todo lo posible. Ahora, Tauro es un adulto precavido, pero sin pasarse de la raya.

Sabe llevar sus ahorros lo mejor posible pero también sabe darse un capricho cuando más lo necesita. Ha aprendido también que por mucho que quiera hacer las cosa bien y controlarlas, muchas veces no todo sale como quiere y que no es culpa suya. Que hay otros motivos que también influyen y que no todo lo tiene que controlar Tauro. A Tauro le cuesta aceptar sus defectos, pero una vez que lo consigue, intenta mejorar y convertir esos defectos en virtudes. Siempre lo consigue, porque si Tauro se propone algo, va a acabar consiguiéndolo, si o si.

2018-05-08T09:22:37+00:00