Hay mucha gente que de inmediato intimida, que intimida muchísimo, que tienen pinta de perdonarte a vida, que sabes de antemano que es mucho mejor tenerlos como amigos que como enemigos… Pero estos cuatro signos sólo lo parecen externamente, por dentro aún lloran con el Rey León o Buscando a Nemo. Esa personalidad que tienen les hace parecer agresivos cuando en el fondo, por dentro, son todo dulzura… Estos son los 4 signos que parecen todo lo contrario a lo que son:

ARIES (Del 21 de Marzo al 20 de Abril)

A Aries le encanta hacer amigos, es una persona muy sociable y que ayuda a quien más lo necesita, es leal, abierto y muy agradable pero esa personalidad impulsiva y ese carácter a veces tan explosivo hacen pensar todo lo contrario de ellos.

En lugar de sentirte cómodo y acercarte un poco a Aries para entablar una conversación, en la que, además, Aries sacaría seguramente su lado más amable, te vas porque lo encuentras intimidante, porque sientes que esa mirada no tiene nada bueno, o esa frialdad con la que tu crees que se comporta, o simplemente porque te impone, te impone demasiado quizás como para poder tener el control de la situación. Nada más lejos de la realidad. Todo eso son solamente es pura fachada, en cuanto hablas con ellos te das cuenta de que no parecen lo que aparentan para nada.

Si Aries no es esa persona que se acerca a los demás para hacer nuevos amigos y parece inalcanzable es porque, probablemente esté ocupado divirtiéndose y disfrutando de la vida. No porque tenga demasiado subido el ego y crea que los demás están por debajo.

Aries levanta muchísimas envidias, es cierto, pero las levanta muchas veces porque hace lo que le da la gana en cada momento, sin necesidad de dar explicaciones a nadie, ni siquiera a sí mismo/a. El mundo no está acostumbrado a personas tan guerreras y prefiere a los sumisos. Acércate a Aries, aunque te intimide, aunque te mueras de vergüenza, aunque pienses que te echará una de esas miradas que matan. No lo hará. Y merecerá la pena.

RELACIONADO: Las 50 cosas de ARIES

VIRGO (Del 23 de Agosto al 22 de Septiembre)

Virgo parece una persona súper fría, una persona que pasa absolutamente de todo y que apenas tiene sentimientos, pero si dijeras eso a las personas que realmente lo conocen te dirían que estás completamente equivocado.

Virgo es inteligente, muchísimo, y quizás parezca una persona un poco más seria en todo porque va directa al grano, porque no se anda por las ramas y sobretodo porque es muy difícil de manipular. Y como nadie manipula a Virgo parece que Virgo es el malo de la película. Virgo parece lo que no es, siempre le ha pasado. Es conocido/a por hacer que todo el mundo se sienta a gusto, comprende bien a todos sus amigos y daría lo que fuera por las personas importantes. Es cierto que a veces le cuesta abrirse un poco con extraños, por la sencilla razón de que no se fía, pero en cuanto lo conoces un poco más te das cuenta de que todo es fachada.

Virgo sabe que no es dulce al principio pero que después se vuelve un caramelo cuando lo tratas bien. Se siente muy bien cuando el resto de personas confían en él/ella. Es muy amigo/a de sus amigos, y en cuanto tiene confianza con los demás te da todo lo que esté en su mano. Y siempre lo hace de corazón.

A veces podrá pecar incluso de demasiado protector/a, a veces es como la mamá o el papá del grupo de amigos, siempre pendiente del resto y de que a nadie le pase nada malo.

Virgo es muy especial, pero tendrás que pasar esa barrera que a veces pone por el miedo que tiene a confiar ciegamente. Una vez que la pases (y no te costará mucho si sabes hacerlo bien) tienes a alguien para TODA LA VIDA.

RELACIONADO: Las 50 cosas de VIRGO

ESCORPIO (Del 23 de Octubre al 22 de Noviembre)

A Escorpio tienes claro que no lo conoces todo, pero a veces también prefieres no saberlo. Sobretodo por lo que ves. Le observas, es alguien que tiene mucha fuerza interior, y sólo con mirarle a los ojos lo sabes. Tiene mucha luz porque atrae a quien quiere, porque la gente quiere estar a su lado, cerca, y no es por miedo, pero también tiene su lado oscuro. Intimida, parece un poco peligroso incluso, y le ves muy complejo y muy difícil de llevar… Pues para nada es así.

Escorpio es una persona mucho más compleja de lo que imaginas. Puede parecer agresiva al principio e incluso autoritaria y cruel pero una vez que conozcas a Escorpio de verdad, la idea que tenías te cambiará muchísimo. Escorpio es un/a apasionado/a de la vida. Todo lo hace con tal intensidad que puede dar hasta pavor.

Escorpio se empezará a sentir relajado/a cuando se sienta cómodo con lo que le rodea, es cuestión de tiempo así que, no te dejes intimidar por su personalidad intensa, ni tampoco te asustes con esas miradas que te echa, sólo te está haciendo una radiografía para saber si eres de los buenos, de los suyos. Deja que pueda mostrarte algo más y no lo juzgues a primera vista. Te estarás equivocando.

Escorpio no lleva bien cuando la gente lo juzga de antemano, de hecho le molesta bastante así que, a diferencia de otros signos que se esforzarán por demostrar que son buenas personas, Escorpio hará el esfuerzo para que aún te caiga peor. Y de ahí a veces su fama. Con Escorpio si quieres guerra la vas a tener, si tu disparas una, Escorpio disparará dos de vuelta.

El Escorpión es una persona súper leal y muy feroz, defiende a sus amigos hasta el final y por eso también puede parecer incluso violento pero no es tan así… Puede ser la mejor persona que te cruces en el mundo, quizás no la más dulce, pero sí la más noble.

RELACIONADO: Las 50 cosas de ESCORPIO

SAGITARIO (Del 23 de Noviembre al 21 de Diciembre)

Sagitario tiene muchas veces una actitud muy relajada, como si no le importara absolutamente nada de lo que existe a su alrededor, como si pasará de todo y de todos. Quizás no es una persona violenta ni tampoco tiene el peor carácter del mundo o el más frío pero puedes pensar que es complicado llegar a saber de él/ella, que es difícil comunicarte y que te haga caso y ya no hablemos de entrar un poco más al fondo de su corazón cuando parece que no le importa nada.

Sagitario es difícil de leer pero una vez que has encontrado cómo hacerlo es la persona más fácil de llevar del mundo. Es como un niño grande y tienes que estar a su altura. No le gusta demasiado la seriedad de la vida y quizás por eso pasa un poco de todo, no quiere volverse como el resto. Es cauteloso cuando conoce a alguien de primeras y eso puede llevar a equivocaciones y a malos entendidos hacia su persona. Sagitario es dulce con un panecillo de leche condensada pero hay que saber llegar a él/ella.

No es como los demás, prueba a dejarte llevar un poco, comete alguna locurilla, deja la “formalidad” un poco aparcada y simplemente ¡vive! Sagitario empezará a ver que eres de los suyos, y se abrirá a ti poco a poco. Y descubrirás que bajo esa capa de libertad y de cero ataduras también hay un Sagitario que busca tener complicidad con alguien y no separarse jamás…

Con Sagitario no es todo lo que parece. Ni ahora, ni nunca. Lo que ves no siempre es lo que hay. Hay muchísimo más…

RELACIONADO: Las 50 cosas de SAGITARIO