Tu mejor amigo debería de ser Aries porque tendrías a tu lado a la verdadera amistad. A ese amigo que está a tu lado para apoyarte en las buenas y en las malas. Los Aries son buenísimas personas, pero, sobre todo, son buenísimos amigos. De verdad, te sentirás muy afortunado si te conviertes en el mejor amigo de un Aries. Además de ser una persona súper divertida, es alguien muy positivo y con muchísima energía. Aquí van las razones por las que tu mejor amigo debería de ser Aries:

  1. Aries es una persona muy aventurera.

Hará todo lo posible para sacarte de tu zona de confort y enseñarte lo que significa vivir. Aries te sacará de la rutina y te llevará al mundo real. ¿No hay planes para este fin de semana? Tranquilo/a, Aries te organiza algo en menos de cinco minutos. Aries siempre está deseando hacer cosas nuevas y si es contigo, mucho mejor. Siempre está de arriba para abajo, buscando más emoción, más aventura, más adrenalina…

Tener a Aries como amigo puede abrir tu mente y hacerte descubrir puntos de vista que ni siquiera tú sabías que existían. A Aries le encanta hacer locuras, le encanta viajar, le encanta salir de fiesta. Aries podría ser tu compañero de vida ideal.

  1. Aries es la sinceridad en persona.

Otra cosa no, pero Aries directo es un rato. Siempre te dirá justo lo que necesitas escuchar y te lo dirá a la cara, nada de ir a las espaldas, nada de decírtelo por WhatsApp. Un Aries nunca miente y menos a sus mejores amigos. Eso sí, aunque sea muy directo y sincero, Aries nunca busca molestarte ni ofenderte. Será directo, pero siempre te lo dirá con las mejores palabras.

Lo último que Aries quiere es hacer daño a sus amigos. Nunca debes preocuparte por saber si un Aries te hará daño o no. Es muy impulsivo y en eso si que debes de estar preparado. Hay veces que ni siquiera le ves venir, pero eso al final, se agradece. Aries es muy transparente y eso es algo que deberías agradecer de su amistad.

  1. Jamás te aburrirás a su lado gracias a su sentido del humor.

Aries, con su impecable sentido del humor, se asegurará de hacerte reír en todo momento. Siempre te contará historias y chistes que saquen de ti la mejor de tus sonrisas. Los Aries son personas súper sociables y súper alegres, además de hacer feliz a sus amigos, hacen feliz a su círculo de personas cercanas. Es todo un placer tener un amigo así. Es un placer tener un amigo que te saque una sonrisa en los peores momentos, pero que también te haga reír más fuerte cuando estás feliz.

  1. No solo es positivo, sino que también es optimista.

Aries siempre tiene algo bueno que decirte, incluso cuando él/ella mismo/a también está pasando por un mal momento. Siempre te ayudará a ver el lado bueno de cualquier situación, por muy difícil que sea. Aries siempre transmite una energía con la que serás capaz de salir de cualquier situación. Lo mejor de todo es que tu amigo/a Aries siempre creerá en ti, incluso cuando ni siquiera tú creas en ti mismo/a.

Será esa persona que esté a tu lado día si y día también recordándote que puedes llegar muy lejos. Aries se preocupa mucho por tu felicidad, pero también por tu futuro. Quiere verte feliz ahora y siempre y por eso, es capaz de hacer cualquier cosa.

  1. Es muy independiente y emocionalmente fuerte.

Tu amigo/a Aries no será ese que necesita siempre a alguien a su lado. Aries sabe hacer las cosas por si solo y pocas veces necesitará ayuda. Eso no quiere decir que no valore tu amistad, de hecho, el mismo será el primero en pedirte ayuda cuando te necesite. Pero se valora mucho tener un amigo así, un amigo del que no tienes que estar pendiente las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Además, tampoco te agobiará con sus emociones ni te estará recordando lo mucho que te quiere todos los días.

Aries es más de demostrártelo con acciones y no de decirte ‘te quiero’. Aries no soporta el romanticismo y por eso mismo, no quiere ser ese amigo empalagoso que quiere estar todo el rato encima de ti, dándote abrazos.

Si todavía no te queda claro porque tu mejor amigo debería ser Aries, deberías de conocer a uno y descubrirlo por ti mismo. De verdad, puede llegar a ser una de las mejores experiencias que vivas jamás en tu vida.