Cuando te enamoras, Acuario, cambia la perspectiva y la forma con la que ves el mundo, pero también con la que te ves a ti mismo. Por lo general, eres una persona un tanto reservada a la hora de hablar de ti y eres bastante introvertido/a. Pero, cuando te estás enamorando es cuando abres ese pequeño caparazón que siempre envuelve tu corazón. Es en ese momento cuando dejas que los demás te vean tal y como eres, cuando dejas que veas tu interior y tus sentimientos.

Todo el mundo sabe perfectamente, Acuario, que eres una persona muy diferente a los demás, además, tú eres de ese tipo de personas a la que le da completamente igual las críticas y lo que los demás opinen de ti. Es cierto, Acuario, mientras seas feliz, te da igual todo eso. Pero es cierto, que sueles ser una persona muy reservada con tus sentimientos y es ahí donde surgen la mayoría de tus inseguridades. Pero, en cuanto te enamoradas, es como que sientes que necesitas sacar todo eso de ahí dentro y buscar el apoyo que te hace falta en la otra persona.

Sientes que necesitas ser sincero/a al 100% y darle a la otra persona toda la lealtad y la honestidad que se merece.

Sabes que te estás enamorando porque te das cuenta de que nadie está robando tu libertad. Si no que simplemente las cosas las haces porque nacen de dentro de ti y que nadie te está obligando a hacer nada. Y este es el tipo de amor que quieres para el resto de tu vida. El amor en el que te respetan y tú te sientes respetado. Y en cuanto tienes este tipo de amor, caes totalmente rendido a los pies de esa persona.

Te puede interesar: 8 Secretos de la personalidad de Acuario

Sientes que estás enamorado porque nadie te obliga ni a hacer ni a sentir, si no que a ti te gusta pasar tiempo con esa persona y te encanta esa conexión tan especial que tenéis cuando estáis juntos.

Sabes que lo que sientes es real y que te estás enamorando porque notas la necesitas de abrirte a esa persona y ser totalmente sincero con lo que sientes. Ahora ya no tienes miedo de hablar de tus sentimientos, ni de hablar de tus partes más oscuras o reservadas. Y todo esto lo descubres porque te das cuenta de que estás frente a una persona que siente algo por ti por ser tal y como eres y sabes que jamás te juzgará por ser Acuario.