Tauro es el signo que pone por delante la inteligencia, tiene la habilidad de notar a la primera cuando alguien se acerca con malas intenciones. Sin embargo, es muy paciente, deja que seas tú quien decida irse, porque cuando su mal genio se hace presente es mejor que te alejes. Es gobernado por Venus, la belleza y el amor están de su lado. No con todos los signos es buena idea establecer un vínculo. ¿Cómo encaja Tauro con el resto de los signos? 

Aries  

En el momento que Aries aparece en la vida de Tauro, todo puede parecer abrumador. Cuesta un tiempo que uno se adapte al otro, porque prácticamente son como el agua y el aceite. Aries siempre está en busca de la acción, del riesgo. Mientras que Tauro honra la estabilidad, prefiere lo predecible y seguir las reglas. Ahí es cuando Aries puede sentirse un poco incómodo, porque siente que Tauro quiere dominarlo con tanto control. Si quieren llegar a tener algo duradero, ambos tienen que comprometerse y ceder o podría terminar muy mal. 

Tauro 

La unión entre dos Tauros puede parecer temible, pues es sinónimo de determinación. Sin embargo, es uno de los vínculos más fuertes del zodiaco. Ambos trabajan juntos para cumplir sus objetivos. No obstante, pueden tener diferencias cuando sus egos se encuentran, porque son muy territoriales y están acostumbrados a ser líderes, ¿quién de los dos llevará el mando? Tal vez uno se sienta amenazado, pero cuando hablan del tema pueden llegar a un acuerdo, son realmente compatibles, se leen los pensamientos. 

Géminis 

La relación entre Géminis y Tauro, puede ser un tanto complicada. Por su parte, Géminis tiene que aprender de la forma meticulosa en la que Tauro anda por la vida. Géminis es cambiante, es quien se deja llevar por el momento y Tauro no soporta lo impredecible. Además, este último es un signo que pone por delante la lealtad, no es que Géminis sea traicionero, pero le da prioridad a otras cosas y eso se puede malinterpretar. Lo curioso es que a pesar de eso pueden llegar a tener una conexión emocional e intelectual muy profunda. 

Cáncer 

¿Será que Tauro puede encontrar el amor en un Cáncer? Bueno…la astrología sugiere que la afinidad entre ambos signos es bastante alta. Digamos que cuando se encuentran se complementan. Cáncer es quien le enseña a Tauro a mostrar más su lado emocional, dejando de lado la lógica. Pero lo mismo sucede a la inversa, Cáncer se vuelve más práctico cuando convive con Tauro. Los dos son signos muy leales y entregados al compromiso, así que podrían tener algo duradero. Su relación es sinónimo de comprensión y ternura. 

Leo  

Leo y Tauro, no es precisamente el vínculo más amigable del zodiaco. Pues, podría darse una competencia poco sana, la lucha de egos que acaba con cualquier tipo de amor que uno sienta por el otro. Los dos son signos convencionales, no les afecta la rutina y ponen por delante la honestidad. Sin embargo, al tener personalidades tan parecidas pueden terminar en enfrentamientos constantes. Tauro debe dejar de intentar dominar a Leo, porque detesta que le digan qué hacer. Pero Leo debe entender que Tauro no puede ser tan impulsivo como él quisiera. 

Virgo 

Sin duda, uno de los vínculos más leales, pacíficos y tiernos del zodiaco, es la unión entre Virgo y Tauro, son muy parecidos a nivel mental y emocional. Dos signos de Tierra que tienen objetivos claros y que no van a desistir por nadie, pero se dan una oportunidad para el amor. Tauro le brinda experiencias inolvidables a virgo, en ese momento su lado práctico y lógico se pausa un poco. Simplemente son dos almas dispuestas a entregarse al amor y cumplir con sus sueños tomados de la mano. Para algunos puede parecer aburrido, pero ellos se quedan en donde sienten equilibrio. 

Libra 

Si hay algo que comparten Libra y Tauro es su planeta, ambos bajo el mando de Venus. Lo que significa que tienen un lado romántico, que aunque la mayoría del tiempo no lo expresen a los cuatro vientos, es de los más genuinos que te puedes encontrar en la vida. A pesar de eso su vínculo no es algo muy seguro. Sobre todo, porque Tauro puede llegar a ser un tanto posesivo y territorial, lo que no encaja con la forma tan liberal de un Libra. Ahí es cuando los celos y las inseguridades se hacen presentes. Si no hay madurez emocional, van a terminar muy mal. 

Escorpio 

Cuando Escorpio se enamora de un Tauro, es posible que tengan una relación apasionada y muy profunda. La manera en que estas dos almas terminan siendo una es por medio de lo sentimental más que cualquier otra cosa. El problema es cuando la desconfianza se hace presente por parte de los dos lados. La atracción pasa a segundo término, porque en el fondo no se sienten felices. Sin embargo, ambos son muy leales y si hablan sobre sus diferencias pueden llegar a tener una de esas relaciones sacadas de un cuento de hadas. 

Sagitario  

Si hay una relación divertida, intensa y entregada, sin duda, estamos hablando del vínculo que se puede formar entre Tauro y Sagitario. Es posible que sea algo del momento, porque es demasiada atracción. Digamos que a Tauro le cuesta demasiado entender por qué Sagitario siempre tiene sed de andar de un lado a otro. Mientras que Sagitario se aburre de la rutina de Tauro. Al ser tan diferentes al principio es una de esas relaciones de imán, pero la carga va disminuyendo cuando las manías por parte de los dos se hacen presentes. 

Capricornio  

Un Capricornio y un Tauro, puede que no sea muy buena idea vincularse a nivel pareja. Digamos que son signos que nacieron para tener una relación laboral o de amistad. Esto porque cuando se trata de amor, pueden dejar de lado la parte tierna, no hay satisfacción emocional y eso puede hacer que se vuelva tedioso y poco entusiasta. A los dos signos les cuesta mostrar su parte vulnerable, lo que significa que puede pasar un buen tiempo en el que conviven, pero en realidad no conocen sus miedos, tristezas, sus sueños. 

Acuario 

De plano no hay mucha esperanza entre un Tauro y Acuario, porque son signos que ven la vida desde una perspectiva terriblemente opuesta. Tauro no puede con el lado libertino de Acuario, necesita seguir reglas y no perderse entre tanto caos y la naturaleza. Mientras que Acuario no sabe cómo enfrentar esa parte materialista y ambiciosa de Tauro. Uno quiere trabajar duro como si no hubiera un mañana y el otro prefiere dejarse llevar y prestarle atención a las cosas que cree que realmente valen la pena. No es probable que tengan algo a largo plazo. 

Piscis 

Una buena pareja, cuando Tauro y Piscis coinciden a nivel amoroso, puede ser señal de que tengan un vínculo emotivo, tierno y duradero. Cuando se aman encuentran el equilibrio perfecto. Tauro tiene el don de hacer que Piscis ponga los pies sobre la Tierra. Pero Piscis despierta ese lado soñador de Tauro, que no habla con nadie. En realidad, ambos son muy intensos a la hora de profundizar, ahí es donde encuentran la inspiración, esas ganas de estar juntos para apoyarse y convertirse en su mejor versión. Su vínculo honra el amor.