Cáncer y Leo de alguna manera se llevan bien. Tienen muchos sueños, ilusiones y esperanzas en común. A veces, estos dos parecen incluso sacados de un cuento de hadas. Aman el amor, les encanta estar enamorados, estar con su pareja, sentirse queridos. Vistos desde fuera pueden ser incluso hasta empalagosos porque no dudarán en mostrar su afecto en público le moleste a quien le moleste. Eso sí, no es que solo demuestren su amor en público, también lo harán con la parte más negativa de todo, con su rabia, sus peleas y sus discusiones sin fin. Esta es la compatibilidad Cáncer y Leo.

Leo, por su forma de ser, puede ser la solución perfecta para la inseguridad y la falta de confianza que a veces tiene Cáncer. Puede ser… El León es entusiasta, orgulloso, ambicioso, y, por supuesto, tiene algo claro en la vida y es que, nadie va a hacerlo caer. Esta forma de ser le viene extraordinariamente bien al cangrejo para animarle a lograr sus metas. Pero a la vez, Leo tiene la capacidad suficiente para hundirlo en lo más hondo.

Cáncer, a su vez, es cariñoso y sensible y sabe hacer que Leo se sienta cómodo y querido. A Leo le gusta el sentido del humor y las atenciones que le ofrece Cáncer. Normalmente cuando esta pareja se da, suele ser porque ya tuvieron un trato previo (amistad, trabajo…).

Leo está regido por el Sol y Cáncer por la Luna, es una combinación muy clásica en la Astrología: la Luna rige los principios femeninos del amor sensible y cultivado y Leo rige los principios de lo masculino, la agresión ardiente, dinámico… Y también por lo general, el mando. Este equilibrio entre lo masculino y lo femenino tendrá lugar a una fuerte conexión kármica entre ellos, y, por lo general, debe conducir a un resultado positivo.

Pero claro, no es oro todo lo que brilla, y es obvio que los cambios de humor de Cáncer agotan al león. Y pueden hacer que su optimismo se vea perjudicado. Por otro lado, el autoritarismo de Leo puede volver loco a Cáncer y estresarlo. Para el Cangrejo es muy difícil aceptar la arrogancia y la “seguridad excesiva” de Leo.
Ni uno ni otro aceptan las críticas con facilidad y si ambos empiezan a querer dominar, todo puede acabar fatal. Cáncer debe aprender a controlar los celos y Leo debe aprender a controlar sus ganas de mandar constantemente.

Ambos son signos un poco (bastante) dramáticos así que, tendrán que saber frenar esos shows momentáneos que pueden montar en cualquier lugar. Lo mejor entre estos dos signos es la aventura, la improvisación, la diversión… Lo peor entre estos dos signos las exigencias, las críticas, algunas emociones que se desbordan o explotan…

2020-11-13T16:47:48+02:00