Imagínate por un momento a dos Capricornio juntos. Ambos fuertes, orgullosos, con ganas de poder y de mando, ambiciosos y que consiguen absolutamente todo lo que se proponen. Daría como un poco de miedito incluso ¿no? Pues es imposible que, aunque sean del mismo signo coincidan en todo esto (menos mal). Cada uno tiene una carta astral diferente que le hará diferenciarse del otro y, aunque tengan un montón de puntos similares, siempre tendrán intensidades muy distintas. Esta es la compatibilidad Capricornio y Capricornio.

Capri no te contará su vida en verso nada más conocerte. Para nada. Irá despacio, con pies de plomo, conociendo a la otra persona poco a poco… No se apresura porque no quiere cagarla, ni con otro Capri ni con nadie. A veces, puede parecer frío y distante pero es simplemente porque necesita su tiempo para darse. Cuando encuentra a otro Capricornio se da cuenta de que ambos, al menos parece al principio, tienen muy claras sus ideas. Abogan por el compromiso serio siempre que vaya acompañado de lealtad. Quieren poner los puntos sobre la íes antes de que todo pueda desmoronarse Al menos así, saben que están en la misma onda.

Cuando Capri se da a alguien y por fin se lanza, es una persona que no dudará ni un segundo en invertir en la relación, en involucrarse al 100%. Es la diferencia con otros signos. Algunos empiezan fuerte y sus fuerzas van menguando a medida que avanza la relación. Otros, sin embargo, prefieren comenzar despacio y que todo vaya creciendo poco a poco. Es el caso de Capri. Y aún así, muchas veces también se lleva disgustos y decepciones.

Ambos querrán sentirse seguros e invertirán el tiempo que haga falta en la relación. Cuando Capri se compromete empieza a ver ese vínculo como algo indivisible.

Cuando dos Capricornio se unen, la comunicación suele ser bastante fluida. Les preocupan las finanzas, los proyectos, y la estabilidad económica, emocional… Así que, al menos, parece que ambos reman en la misma dirección.

Cuando consigan sus objetivos se alegrarán mucho y lo celebrarán juntos. Estos dos siempre apuntan bastante alto y a menudo pueden perderse en la seriedad y en la responsabilidad a futuro más que del momento presente.

En definitiva, dos Capri se llevan bastante bien y si entienden su unión como una relación de igual a igual (sin que uno quiera dominar a otro), será duradera seguro.

2020-11-20T16:16:07+02:00