CUANDO CÁNCER ESTÁ A PUNTO DE ROMPER CONTIGO

Como el corazón de Cáncer no hay dos, no hay ninguno, no hay copias ni imitaciones que puedan llegar a superarle. Como el amor que transmite, ninguno de verdad, es muy difícil quitar el puesto a Cáncer y sustituirle por otro corazón. Cuando Cáncer quiere cortar con su pareja, lo tiene que pensar mucho. Que sí, que en el fondo es una persona muy impulsiva y puede ser, que el día menos pensado diga HASTA LUEGO y se vaya sin mirar atrás, vale, Cáncer tampoco es un angelito ciado del cielo y cuando le da la locura, le da fuerte.

Ahora bien, el cangrejo se caracteriza por ser una persona que tiene que vivir muy en paz con su interior y si siente que no ha terminado como debería, volverá y rectificará.

Volverá y lo hará mucho mejor, pero te dejará, porque Cáncer puede ser temperamento puro y duro, pero aun así, dicta la sentencia para llegar hasta el final. Cuando el cangrejo es quién quiere terminar, no hace falta que lo exprese con palabras, no hace falta que diga anda, porque con mirar su gestos, sus actuaciones y sus muestras de cariño se nota, se siente y se ve más claro que el agua cristalina. Sus besos ya no existen, sus abrazos no aprietan lo suficiente, Cáncer te quiere pero ya no como antes y no puede permitirse el lujo seguir con alguien por estar y así, sufrir ambas partes…

Cáncer es tan buena persona (para sorpresa de mucha gente envidiosa que siempre dice lo contrario) que no se irá hasta que no sea con total certeza, hasta que la otra parte está bien. Lo último que quiere es romper un corazón ajeno en dos, Cáncer no hace a los demás lo que no le gustan que le hagan, hasta en esas situaciones es una muy buena persona…

2018-06-19T12:17:45+00:00