Serle infiel a Tauro, no hay duda de que es lo peor que puedes llegar a hacer en toda tu vida. De verdad, te arrepentirás muchísimo de ello… Tauro es una persona fiel por naturaleza y nunca irá por ahí engañando a nadie y mucho menos a alguien tan importante como es su pareja. Tauro nunca será infiel bajo ningún concepto, no hay ningún tipo de excepción. Por eso, cuando siente que le has engañado y que le has sido infiel, todo su mundo cambia. Como en su mente no entra la opción de ser infiel, no se explica por qué en la tuya sí y por qué tienes tan poco corazón para jugar tan sucio.

Cuando Tauro descubre que hay otra persona más en la relación, su corazón se rompe en mil pedazos y nunca más volverá a ser el mismo.

Tardará muchísimo en cerrar y en curar esas heridas. Tardará años en intentar volver a rehacer su vida con otra persona.

En el momento en el que Tauro se entera que le has engañado, la ansiedad entra en su vida y tiene razones de peso para quedarse. En lugar de maldecir, de gritarte, de incluso, sacar su lado violento, Tauro se aleja completamente de ti, sin darte explicación alguna. Y es que, no se necesita ninguna explicación. Tú mismo sabes el motivo que hay para que se vaya sin decir adiós. No quiere pasar ni malgastar un minuto de su vida discutiendo o simplemente hablando con una persona que no sabe lo que es el respeto y la fidelidad. Tauro nunca volverá a darte una oportunidad.

La mente de Tauro es perfecta y recuerda absolutamente todo. Por mucho que intente pasar página y perdonarte, su mente jamás le dejará volver con una persona como tú. Con el tiempo, Tauro puede llegar a intentar perdonarte, porque, ante todo, tiene educación y un corazón enorme. Puede llegar a entender que un error lo tiene cualquiera, pero no, no por esto te pienses que vas a volver a entrar en su vida.

Tauro puede seguir queriéndote, puede seguir sintiendo algo por ti, pero por culpa tuya, todos esos sentimientos jamás podrán volver a ser algo real.

El corazón de Tauro siente más que el de nadie y aunque esté roto, puede seguir latiendo como el primer día. Pero no, no intentes ir por ahí, no intentes volver a retomar el contacto con esos sentimientos. Tauro nunca volverá a confiar en ti. Esto te lo ganaste tú.