Piscis es un signo muy sincero y transparente. Todo se le nota en la cara, es incapaz de poder disimular algo o de ocultar lo que le pasa. Por eso, Piscis es un signo que tiene muy pocos secretos. Porque prefiere ir de cara al mundo y ser sincero con los demás. Su obsesión secreta, no es tan secreta como se piensa. La mayor obsesión de Piscis es el amor y la estabilidad emocional. Es un signo muy sensible y a la vez, muy romántico.

Puede llegar a ser independiente si se lo propone, pero en realidad, Piscis prefiere tener a alguien cerca que le dé todo ese cariño y esa atención que tanto necesita. Sabe que su felicidad no depende de nadie, pero para el pez el amor es un factor muy importante en su vida.

Piscis se obsesiona por encontrar a alguien que sea su alma gemela. Por poder tener a su lado a una persona que le entienda al 100% y con quién se complemente al máximo. En realidad, no pide mucho más, simplemente amar y ser amado. El amor en la vida de Piscis juega un papel muy importante y su mayor obsesión es enamorarse y que sea correspondido. Esta obsesión puede llegar a ser un tanto tóxica porque si la lleva a un extremo, Piscis puede llegar a hacer que el amor sea una necesidad y no simplemente un deseo.

Es importante que, en todo momento, por su propio bien, intente tener los pies en la tierra y controlar esa obsesión lo máximo posible. Tendrá que hacer un gran esfuerzo, porque es una persona a la que le encanta soñar e imaginarse lo que le gustaría que pasase en su vida y eso también puede jugar en su contra. El amor para Piscis es muy importante y por eso, se obsesiona por disfrutarlo y vivirlo de la mejor manera posible.

2019-11-14T14:59:20+02:00