LEO TU DEFECTO Y TU VIRTUD

Tu defecto

Somos humanos y todos somos imperfectos. Vivimos en un mundo lleno de defectos y de virtudes allí donde miramos. Leo, tu mayor defecto es que a sueles pensar que siempre llevas la razón. La confianza en ti mismo es importante, pero existen los límites. Y tú, ahí veces que sobrepasas esos límites y la gente puede llegar a pensar que eres algo altivo y egocéntrico. Tus miedos y tus inseguridades pueden llevarte a comportamientos algo egoístas. Nunca te gusta quedarte en un segundo plano y tienes que ser tú siempre el que vaya por delante de los demás. Básicamente, tu orgullo es tu peor defecto, Leo. Tienes que aprender a saber controlarle si no quieres que te juegue malas pasadas. Es tu orgullo el que te hace ser una persona autoritaria, que le gusta tener poder sobre los demás y al que no le gusta nada que le manden ni que le digan lo que tienen que hacer. Leo, si no quieres que los demás te vean como una persona que realidad no eres tienes que bajarte de esa nube llamada ‘orgullo’.

Tu virtud

Como ya todo el mundo sabe, Leo, eres un modelo a seguir para el resto de los signos del Zodiaco. Y eso se debe a que has nacido con el don del liderazgo. Eres una persona que siempre estará a la altura de las circunstancias, pase lo que pase. Siempre tienes un buen consejo para esa persona que lo necesita, sabes escuchar a los demás, te preocupas por ello y eres capaz de controlar cualquier tipo de situación. Tu capacidad para tomar decisiones con fuerza y confianza es asombrosa y eso se debe a que tienes mucha seguridad en ti mismo. Eres alguien a quién le gusta mucho expresar su opinión y siempre que lo haces la gente se queda asombrada. No se explican como puedes llegar a ser así. Como puedes brillar con esa luz que te hace ser diferente al resto. Eres una persona muy enérgica, inteligente, que tiene bien claro lo que quiere y que lo expresa alto, claro y orgulloso de ello. Una persona a la que jamás nadie será capaz de hundir.

2018-08-09T16:06:37+00:00