Se comenta por ahí que salir contigo es todo un privilegio Capricornio y quien diga lo contrario lleva el perfume de la envidia. Eres una persona con unas ideas muy seguras, fuertes y precisas y eso transmite mucha confianza a la gente que está a tu lado. Salir contigo trae lecciones de mucho peso detrás, porque tienes muy buen ojo y astucia para dar siempre en el centro de la diana. Sea la situación que sea, si quieres, te haces con ella e inspiras a que la gente a que tenga más ambición por conseguir sus propios éxitos. Eres de los que vive su propia vida con total independencia y seguridad y esa pasión, enamora.

Eres esa mejor mano amiga que sigue firme cuando el mundo se está empezando a desmoronar, siempre intentado mantenerte fuerte frente a los problemas y luchando para poder crecer, aprender y ganar. Eres una persona muy trabajadora Capricornio y eso es muy positivo para la gente que está a tu lado, porque así enseñas que todo esfuerzo siempre trae su correspondiente recompensa.

Tienes los pies en la tierra y sabes perfectamente qué sí, quién no y cómo conseguir lo que deseas, pero eso no quiere decir que seas una calculadora humana perfectamente programada.

Eres muy amante del control, pero en tu mirada también hay descontrol y ganas de tener mucha emoción en tu vida sentimental. También tienes hueco (aunque no muy grande) para los fallos, no te asusta no ser una persona 100% perfecta. No eres como el mundo te acostumbra a ver, porque detrás de esa capa misteriosa de timidez y rudeza, existe una persona con muchas ganas de hacer cosas nuevas, de viajar, de experimentar, de conocer… De ti se puede aprender que las apariencias pueden engañar mucho, porque aunque por fuera parezca que eres primo hermano de Miércoles de la Familia Adams, por dentro eres una caja repleta de sorpresas.

Pero claro, volvemos a lo mismo de siempre, la gente siempre tiende a juzgarte por tu apariencia externa y eso es muy injusto. No te gustan las injusticias pero en este caso, pasas un poco más del tema, porque las opiniones de gente irrelevante las reciclas y eso es bueno. Pero a veces no es justo, porque si eres así de distante casi siempre es por pura protección. Tú corazón sabe lo que es pasar malos momentos a solas y NADIE debería de juzgar un pequeño gesto sin conocer toda la historia que se esconde detrás.

Y gracias a esto, nos enseñas a que no hay que juzgar a nadie porque un día (o veinte) tenga una mala cara. Conociéndote a ti, se aprende a mostrar el amor con hechos y no con palabras que se olviden. Se aprende también a vivir cada segundo haciendo lo que más te gusta y no haciendo lo que te digan los demás. Y sobre todo, gracias a ti, se aprende a saber valorar el verdadero significado de las promesas. Y eso vale mucho más que todo a veces.

2020-09-08T15:56:12+02:00