Amar es mucho más que una foto bonita, nunca sabes lo que en realidad hay detrás de una sonrisa fingida. Entregarse al otro no se trata del cuento mágico que nos han hecho creer, es un lazo genuino en el que ambos están dispuestos a comprometerse y respetarse. Más que la ilusión, la adrenalina y ese montón de sueños, es un proyecto a futuro, en el que están dispuestos a crecer en todos los sentidos. Los signos del zodiaco sí lo dan todo en una relación, y esto es lo único que falta en la vida amorosa de los signos:

Aries  

Definitivamente, Aries es apasionado y no es un secreto para nadie, le gusta vivir al máximo, porque sabe que en cualquier momento el viaje se puede acabar. Es líder, no quiere que nadie tome decisiones que le corresponden. No le teme a los desafíos y odia todo lo que tenga que ver con la rutina. La coquetería le fluye en la mirada y cuando alguien le gusta difícilmente quita el dedo del renglón. Lo único que le falta en su vida amorosa, para realmente mostrar su lado leal e intenso, es que esa persona se quede a su lado incluso en los momentos más duros. No quiere a alguien que corra a la primera oportunidad, se quedará con quien sea directo, divertido y valiente. No hay más. 

Tauro 

Se sabe que Tauro es capaz de sumergirse en las cualidades de su pareja, disfruta mucho de su compañía y le gusta aprender. Es muy detallista, no deja pasar cosas que son importantes. Quizás le cueste abrir el corazón, porque sus estándares son muy altos, es de los que prefiere mil veces estar solo que mal acompañado. Es muy agradecido y no dudes de su fidelidad, porque el respeto y el compromiso no es algo que se le dificulte. Sin embargo, lo único que necesita en su vida amorosa es alguien que lo aprecie de verdad, que no se enamore de su lado superficial, un compañero que ame con locura y que no tenga miedo de tomar de su mano cuando más lo necesite. Tauro, puede llegar a ser más emocional de lo que imaginas, si confía en ti te lo va a demostrar. 

Géminis 

La personalidad de un Géminis, no es para cualquiera. Son muchos los que han intentado entrar a su corazón, pero terminan fracasando. No es que sea un signo exigente, es sólo que tiene muy claro lo que espera de una relación y no piensa conformarse aceptando algo que no le gusta. Quizás parezca que siempre tiene todo bajo control y que su facilidad de decir las cosas le abre las puertas en todo, pero le cuesta mucho trabajo compartir sus sentimientos y pensamientos, porque sus inseguridades le pintan un panorama completamente diferente. Lo que le falta en su vida amorosa es alguien que lo ame en sus peores momentos, cuando su lado oscuro se apodere de su andar. Una persona que no huya de sus hábitos y sus manías, que sea capaz de respetar su esencia sin cambiarle nada. 

Cáncer 

Cuando un Cáncer decide dar lo mejor de él en una relación, pone por delante el enamoramiento y deja que el momento decida, no presiona, simplemente fluye y su sensibilidad envuelve. Se enamora muy fuerte, rápido y sin miedo a lo que pueda pasar. Cáncer, no sabe qué es eso de tener amoríos a la ligera, quiere compatibilidad, alguien que esté dispuesto a escuchar sus victorias, pero también sus fracasos. Es posible que para algunos su actitud sea demasiado extrema, pero prefiere mil veces ser intenso que quedarse con las ganas de algo. Lo único que falta en su vida amorosa es una persona que lo cuide, lo entienda y lo proteja exactamente de la misma manera en que él lo hace. 

Leo  

El signo que no se queda de brazos cruzados, está acostumbrado a luchar por lo que quiere, porque confía en sus habilidades y ya se hartó de encontrarse con amores que no cumplen con sus expectativas. No quiere a un personaje de cuento de hadas, entre más genuino sea mejor. Su corazón es tan grande que te motiva, le gusta ver a su pareja llena de sueños y trabajando en ellos. Sabe escuchar y en el momento que te promete lealtad puedes tener la seguridad de que estará contigo en las buenas y en las malas. Leo, no depende de nadie, si decide caminar contigo es porque sabe que construirán algo increíble. Lo único que le falta en su vida amorosa para entregarse de verdad, es alguien que sea capaz de reconocer lo maravilloso que es y que no se asuste de su brillo. No es por ego, es sólo que ya se cansó de los amores que en lugar de amar compiten. 

Virgo 

Si hay alguien en esta lista que ama con cautela, definitivamente, es Virgo. Un signo que antes de dejarse llevar se aferra a su lado analítico y crítico, porque lo que más le aterra en cuestiones de amor es permitir que arruinen sus proyectos de vida. No es conformista, siempre está buscando algo nuevo para mejorar y es muy raro que alguien con pensamientos mediocres lo atrape, al menos, no se queda mucho tiempo ahí. A veces,  puede parecer demasiado frío, pero tiene tanto en su cabeza que no le quedan ganan de  andar derrochando corazones por el aire. Es muy comprometido y amoroso, pero no lo será con cualquier pareja. Si te ganas su confianza te vas a ganar una de las mejores almas del zodiaco. Lo único que le falta en su vida amorosa es alguien que entienda que su manera de pensar es peculiar y que le cuesta mucho confiar, debe ser una persona paciente. 

Libra 

La manera en que Libra demuestra amor rompe cualquier barrera, porque te enseña el verdadero significado de lo que es la empatía, es un signo romántico y se da la oportunidad de entregar hasta el alma. Sin embargo, eso no quiere decir que vaya por ahí enamorándose de cualquiera. Aunque es muy coqueto, goza disfrutando del momento y conocer de verdad a la persona. Libra, tiene muy claro que hay amores que te pueden hacer sentir de todo en una sola noche, pero eso no significa que sean las personas indicadas para quedarse en su vida. Es un signo que le apuesta a un amor honesto, de esos que no tienen la intención de causar tensión en su día a día, alguien que de verdad esté dispuesto a involucrarse. Lo único que le falta en su vida amorosa es que su pareja lo ame sin restricciones, que no lo juzgue y que se tome el tiempo de escuchar los sueños locos que pasan por su mente. 

Escorpio 

Un amor que llega sin previo aviso, con un misterio que te atrapa y te invita a derrochar la última gota de pasión que existe en tu ser. Escorpio ama de manera desmedida, porque su corazón es demasiado emocional y se nota durante la conquista. Cuando te habla, te mira y te susurra algo al oído, sabe muy bien que tiene el poder en sus manos y le encanta. Sin embargo, el hecho de que la sensualidad le sacuda el cuerpo no quiere decir que le entregue sus besos a cualquiera, es muy selectivo y es por ello que deja ir relaciones, porque no cumplen con sus expectativas y no tiene el tiempo de esperar a que la otra persona cambie. Lo único que le falta en su vida amorosa es alguien que realmente se gane su confianza, que le dé la oportunidad de compartir sus debilidades sin miedo a que después las use en su contra, sólo así se enamora. 

Sagitario 

Un corazón aventurero, juguetón, sin ataduras, ese es Sagitario. Cuando ama no hay quien detenga su coquetería y optimismo, realmente se lanza al ruedo, incluso cuando no está seguro de que la otra persona siente lo mismo. Le gusta la lealtad tanto como la emoción, así que necesitan estar preparados para seguir su ritmo, porque por nada del mundo se detiene. En el fondo le asustan las relaciones que implican demasiado compromiso, pero no porque no sea capaz de respetar lo que tienen, es sólo que no quiere darle lo mejor a la persona equivocada. Es flexible cuando ama, pero no va a permitir que nadie llegue con la intención de cambiarlo. Lo único que le falta en su vida amorosa es alguien que no tenga miedo a descubrir todo y nada. Una persona que sea capaz de ponerse en sus zapatos. 

Capricornio 

Un signo que es conocido por hacerle honor a lo práctico, dicen que es demasiado frío y pesimista, pero la verdad es que es una coraza que le ha servido mucho para alejar a las personas que no valen la pena. Capricornio, es increíblemente trabajador, le gusta disfrutar de lo bueno y tiene muy claro que nada le va a caer del cielo. Tiene sus límites bien establecidos y eso ha sido un poco incómodo para algunas de sus parejas, porque no les da oportunidad de que jueguen con sus emociones. No es que no tenga la capacidad de amar, es sólo que se ama a sí mismo por encima de todo y no va a soltar sus metas por nadie. Quiere una pareja que valore su esfuerzo y que no le exija cambiar. Lo único que falta en su vida amorosa es alguien que honestamente se sienta cómodo a su lado, que valore sus detalles y que no quiera controlarlo las 24 horas del día. 

Acuario 

Un amor poco convencional, alguien que sigue la lógica y al mismo tiempo le agrega un toque de aventura, esa es la manera en la que Acuario se entrega. No quiere relacionarse con gente superficial, busca aprendizaje, alguien que de verdad lo haga crecer en todos los sentidos. Le gusta desafiar a sus sentimientos, pero no suelta su lado consciente y eso impide que se enamore de cualquier corazón que le habla bonito. Cuando ama lo hace con pequeñas dosis, no quiere que nadie invada su espacio personal, porque él y su soledad son grandes compañeros. No es que sea distante, sí tiene su lado emocional, pero prefiere ser reservado. Acuario, es muy fiel cuando en verdad le importa la otra persona, al final del día vuelve a sus brazos. Es claro que no todos pueden cumplir con sus estándares, así se aleja de los que no valen la pena. Lo único que falta en su vida amorosa es alguien que le dé libertad y confianza para que siempre quiera volver. 

Piscis 

Nadie duda de que Piscis es un romántico, le encanta que su sensibilidad sea la que tome las riendas cuando se trata de amar y si a eso le agregamos que es muy optimista, la cosa se pone mucho mejor. Tiende a dejarse llevar sin importar el qué dirán, incluso a una velocidad que asusta. No es intenso, es sólo que sus emociones están a otro nivel, no tiene tiempo para esconder lo que siente, al contrario, está deseoso de que el mundo se entere. Es inspirador, te enseña que la vida se te puede ir como agua entre las manos y por eso no hay que dejar pasar las oportunidades. Lo malo es que muchas personas aprovechan su bondad y pasión para jugar con sus sentimientos, por esa razón se ha vuelto el doble de desconfiado que antes. Lo único que le falta en su vida amorosa es conocer a alguien que esté dispuesto a volverse parte de su mundo y que no se asuste por sus muestras de amor.