Para ti, Piscis, el amor es una de tus mayores prioridades en tu vida. No solo el amor por tu pareja, si no el amor por tu familia y por toda esa gente que te rodea. Aunque también es cierto que a ti te encantaría vivir una historia de amor como esa de las películas y estás siempre deseando que ocurra algo así en tu vida. Sabes que estás enamorado/a, Piscis, porque sientes como si estuvieras viviendo en un cuento de hadas, como si por fin todos tus sueños se estuvieran empezando a hacer realidad. Por muy cursi que suene, Piscis, sabes perfectamente que es así.

Para ti es muy fácil detectar si estás enamorado/a, porque absolutamente todo tu mundo cambia.

Cambia tu forma de ver las cosas, cambia tu forma de relacionarte con los demás, cambia tu humor. Cuando te enamoras, sientes que toda tu vida es de color de rosas. En esos momentos en tu mente solo hay espacio para el amor y para esa persona y tú quieres aprovechar el momento al 100%, lo máximo que puedas. Cuando te enamoras, realmente crees que esa persona es tu alma gemela, y tú, Piscis, estás dispuesto de hacer cualquier cosa por esa persona.

Sabes que te has enamorado, porque ya no miras tanto al pasado y a aquellas personas que te lastimaron. Ya no estás obsesionado/a por todo lo que sufriste y por lo mal que lo pasaste. Ahora estás dispuesto/a a ir más allá, y además de pasar página, te sientes con ganas de mandar el pasado a la mierda. Cuando te enamoras, lo único que quieres es depositar toda tu confianza en tu pareja y darle todo lo que necesite.

Te puede interesar: 7 Razones por las que Piscis te puede hacer feliz

Eres una persona con un corazón tan grande que serás capaz de hacer cualquier cosa por esa persona.

Incluso cuando no haya nada que te asegure que tu pareja vaya a hacer lo mismo a cambio, pero a ti te da igual, porque estás totalmente cegado por el amor y lo único que te importa es hacerla feliz. Además, también sabes que te has enamorado porque no tienes miedo de decir cómo te sientes realmente, porque YA no le tienes miedo a tus sentimientos y a no saber controlarlo.

Cuando te enamoras, Piscis, sabes perfectamente donde quieres estar y con quién quieres estar. A pesar de la euforia y de la adrenalina que sientes cuando te enamoras, es como que sientes que poco a poco tus ideas se van aclarando y que dejas de tener miedo a decir todo lo que piensas. Para ti, Piscis, enamorarte es realmente toda una aventura.