A veces, ni siquiera es tu objetivo, no es que quieras ser sexy, es sólo que tu forma de expresarte se roba las miradas. Tienes ese no sé qué, que envuelve, que hace que la imaginación del que está frente a ti estalle. Te gusta jugar con tu lado irresistible, el que no conoce de moralidades y lo único que quiere es brillar como de costumbre. Sabes que cada una de tus curvas, lo tibio de tu besos, la manera en que deslizas las yemas al acariciar, esa respiración acelerada, cada roce, ¡todo en ti! Es un arma de doble filo, si no se cuidan pueden terminar terriblemente enamorados, y ahí sí, no te haces responsable. Porque el hecho de que el otro te ame desmedidamente no te obliga a sentir lo mismo. En fin, ya sabes lo que dicen por ahí, es mejor quedarse con la culpa que con las ganas. Cada signo del zodiaco sabe de lo que hablo, ¿qué es lo más sexy de tu signo?

Aries 

Son varias las razones por las que muchos caen rendidos ante el encanto de un Aries. Su manera de andar en la vida se vuelve un imán, desean estar en sus zapatos, pero también tomarlo de la mano para acompañarlo. No hablo sólo de los físico, Aries es mucho más que su atractivo, y claro, eso no está en duda. Sin embargo, es la manera divertida en la que pinta de colores un día gris, esa energía y ese lado insaciable que no se conforma fácilmente. Entre más cosas nuevas, para Aries mejor. Es un signo que rompe con lo convencional, que no teme ponerse los pantalones y tomar el mando, nació para ser líder. Todas las parejas que han estado cerca de un Aries, se contagian, de sus ganas de vivir, de la forma en que baila, canta, corre, ese es un signo que no le teme a lo malo. El aburrimiento no existe en su vocabulario, quiere vibrar, experimentar todas las sensaciones en un sólo día. Ese es Aries, el que no baja la guardia y está listo para disfrutar del éxito. 

Tauro  

Eres el misterio hecho persona, son pocos los que logran dar en el punto clave para ganarse tu corazón, porque prefieres poner un muro tras otro, antes de abrir las puertas de par en par. La verdad eres de los signos más sexys del zodiaco, pero la mayoría apenas y conoce tu parte seria, la determinada, la que no deja que le vean la cara. De tu lado obstinado ni hablamos, porque es tu esencia, es la forma aguerrida en la que le has ganado a la vida cuando se pone demasiado pesada. Sin embargo, lo más sexy de ti está en tu lealtad, no te tomas las relaciones a juego. Eres el amigo honesto, el familiar que siempre está, la pareja que derrocha sensualidad. Cada rol en tu vida es sagrado y te esfuerzas a la perfección, porque gozas de la competencia sana, quieres dejar huella, una bonita, que se lleven para toda la vida. En ti no hay mentira, ser auténtico es parte de tu personalidad y cuando te enfocas en algo no desistes, aunque te caigas cien veces. ¿Hay algo más sexy que eso? 

Géminis 

Sí, Géminis es ese signo loco que se te queda en la piel como un tatuaje permanente. No es que tenga la mente sucia, es que su imaginación es demasiado sexy y cuando te invita a viajar en ella, simplemente te pierdes. Es de esas personas que te atrapan de una forma tan genuina, que si te pones a pensar no recordarías el momento en el que te desbordaste ante su encanto. Géminis, es la persona que te cautiva, la que parece estar viviendo en su propio mundo, pero al mismo tiempo no pierde ni un instante para conquistarte, y eso es muy valioso, no cualquiera te brinda tanta atención sin ser nada. Lo más sexy de un Géminis está en su sentido del humor, en el ingenio que usan para todo y la manera en que sus palabras te llevan a otra dimensión. Su boca es sagrada, porque lo respeta todo y no necesita ofender a nadie para robarte un montón de carcajadas. Lo mejor de Géminis es que siempre quiere más, no está dispuesto a llevar una vida monótona, es libre, es desobediente, es quien te invita a indagar en lo más profundo de tus sueños. 

Cáncer  

Eres esa persona que muchos quieren en su cama, en sus sueños, en la vida misma. Cáncer, hay muchos que dicen que eres complicado, que le das vueltas al mismo asunto y que tus emociones contradictorias no ayudan mucho. Son las almas que apenas y te conocen, las que no han tenido la oportunidad de entrar verdaderamente a tu vida y prefieren juzgar. Tal vez les da un poco de miedo conocer tu lado sexy, ese que se desprende cual aroma dulce a mitad de la calle. Tienes el don de entregarte desde el corazón, en ti no hay mentira, pura autenticidad, que se confirma con la fuerza y el coraje que le pones a todo lo que haces. Es claro que destacas del resto, porque transmites esa sensación de hogar, las personas que deciden estar a tu lado encuentran en ti protección, profundidad, valentía para amar aunque el miedo esté presente. Tu generosidad es lo que más atrae en ti, no hay nadie que te supere, tu corazón rompe con todos los límites. 

Leo 

El día menos pensado un montón de corazones le van a cobrar las noches de insomnio que Leo les ha provocado. Es el signo que tiene ese sabor a caramelo, el que te atrapa porque segrega poder en cada poro. Es quien tiene la valentía de decir las cosas de frente, no se anda con rodeos y si tiene que poner límites, lo hace. Su personalidad es tierna, pero arrebatada. Sin embargo, lo que lo hace realmente sexy es su originalidad, a Leo no le importa ganarse la aprobación de nadie, simplemente se lanza al ruedo cuando lo siente y eso enamora. Sin contar su sentido del humor, es un maestro cuando se trata de robar sonrisas y no necesita humillar a nadie para lograrlo. Vivir la vida a su lado te cambia por completo, te invita a valorar cada segundo. Es el gatito que se convierte en el león más protector de todos. Si Leo te promete que estará en las buenas y en las malas, así será, y eso es algo que te marcará de por vida. 

Virgo 

Precisamente Virgo es esa persona que terminas pensando, porque es muy complicado que te dé un pase para entrar a su vida. Su manera tan coherente de andar, se vuelve un misterio que muchos quisieran probar. Virgo es el valiente, el que goza del control y que tiene que darle mil vueltas a las cosas para que todo salga a la perfección. Virgo, lo mejor de todo es que te da igual la opinión ajena, tú te centras en lo tuyo y que el mundo ruede. Esa actitud tan temeraria se vuelve uno de tus mejores atractivos, porque a ti lo que te importa son todos los sueños rondando tu mente y eso despierta inspiración en los demás. Tu lado sexy vive en tu determinación, es tu carácter el que se vuelve un imán, una vez que decides algo, no hay grises, se hace o no se hace. Lo que se vuelve un alivio para todo aquél que logra entrar a tu corazón, porque sabe que pase lo que pase no le vas a fallar. Tu palabra es la que hechiza, ahí habita toda tu magia. 

Libra

Es simple, una vez que alguien entra en el corazón de un Libra, difícilmente se quiere marchar. No necesita usar el chantaje ni nada, sólo es él mismo y con eso basta para enamorarse de un alma tan genuina. Libra, te da la sensación de que todo está bien, que tenerte a su lado es importante y cuando te promete lealtad no es juego, estará cuando más lo necesites. Es un signo que te envuelve por la confianza que te da. Estar con él es sinónimo de familia, de que aunque las cosas se pongan complicadas, estará ahí para escucharte. Es por ello que se vuelve tan atractivo, porque es transparente, habla desde la bondad y eso no se compara con nada. Es tu carácter el que decide hacia dónde caminar, el que toma las riendas y se atreve a lanzarse al ruedo. Sin duda, Libra es el torbellino de emociones más bonito que te puede presentar la vida. Su mirada es la que te recorre de pies a cabeza, sin ponerte un sólo dedo encima.  

Escorpio 

Nunca es suficiente para quien lo observa. Escorpio tiene ese no sé qué, que te invita a querer más. Su personalidad está envuelta en un misterio que se vuelve tentación. Muy pocas personas llegan a comprenderlo, pero aún así deciden sumergirse en lo loco de sus pensamientos. Una vez que entras a su corazón, no hay marcha atrás. Es su sensualidad, su inteligencia y su sencillez, la que te atrapa. Lo más sexy de Escorpio es su resiliencia, nunca se da por vencido, por ahí dicen que es todo terreno y la verdad es que no hay mejor descripción para un ser tan valiente. Escorpio, goza del triunfo, pero no necesita humillar al otro, al contrario, te toma fuerte de la mano y te invita a descubrir todo el brillo que hay en tu interior. La cosa es simple contigo, lo que te propones lo cumples, ¿hay algo más atractivo en eso? Atraes a gente valiosa, tu magnetismo hace que se desesperen por estar en tu vida. Lo sabes, no tienes duda de que muchos te desean en silencio. 

Sagitario 

Lo diré sin miedo, puedes sacar a un Sagitario de tu vida, pero nunca de tu corazón. Una vez que llega a lo más profundo, ahí se queda, justo en los secretos de tu memoria. En las tantas veces que viene a tu mente y luego intentas bloquear el pensamiento sin éxito. Porque es un signo que se impregna como la humedad, gracias a su personalidad, la que tiene sed de aventura y le da igual andar por la vida sin un sólo filtro. Sagitario, es sumamente sexy y muchas veces ni siquiera lo nota, porque da por hecho que todas las personas tienen esa habilidad de encantar, de sacar lo mejor de ti y de demostrar que su lado luchador puede lograr lo que se le antoje. Su lado más atractivo es romper con lo establecido, no de forma rebelde, desde el corazón, hace lo que su alma le pide y eso es magnetismo puro. Sagitario se deja llevar, no se engancha con nada y no deja que la oscuridad tome el mando de su vida. Siempre encuentra una razón para avanzar. 

Capricornio 

¿Alguien tiene alguna duda de que Capricornio es de las cosas más bonitas y alentadoras que te puedes encontrar en el camino? Es tan determinado, tan selectivo y tan inteligente, que se vuelve el deseo prohibido para muchos. Y es que las personas quedan impactadas con la manera en que pone límites. El hecho de que Capricornio te dé un espacio en su vida es sinónimo de que considera que tu coeficiente intelectual es alto. Además, cree que eres leal, porque no abre las puertas de su mente y su corazón a todo el que intenta entrar. Le gustan las relaciones profundas, en las que no se sienten obligados, les nace compartir sus secretos. Pero lo más sexy de Capricornio está en la paz que te transmite, te da la confianza de ser tú, sin miedo a ser juzgado y con muchas ganas de ser escuchado. No es moneda de oro para caerle bien a todos, pero el coraje con el que se enfrenta al día a día, es realmente cautivador. 

Acuario  

Quizás, Acuario no sea el amor de tu vida, pero sí la mejor de tus historias. Aquellos que tienen la oportunidad de perderse en sus brazos, se quedan con huellas imborrables. Y es que lo tibio de sus besos, el calor en sus abrazos y la ingenuidad de sus caricias, te envuelven. Ese es Acuario, el que no necesita fingir nada, tiene la naturalidad de cautivarte y mantenerte interesado. Lo que más atrapa es su lado arrebatado, el que no se conforma, el que siempre quiere más. Para algunos rebelde, para otros la puerta perfecta para descubrir todo eso que han callado por tanto tiempo. Pocas personas enamoran con sólo la palabra y ese es tu caso Acuario. Es tu intelectualidad, tu honestidad y tu parte sensible. Sí, son muchos los que dicen que no te entregas desde el corazón, que prefieres guardar tus emociones, pero no es cierto. El punto es que eres muy especial, no vas a darle lo mejor de ti a cualquiera y la gente que te conoce de verdad lo sabe. 

Piscis 

¡Adiós autocontrol! Realmente estar con un Piscis, es aceptar que muchas cosas no van a salir como lo esperabas. Es un signo que no planea, al contrario, le da oportunidad a su corazón de expresarse de una forma bonita. Es quien rompe con lo convencional, quien te llena de amor de pies a cabeza, y nunca se aburre de hacerlo. Te enamoras de Piscis, porque descubres tu parte dulce, inocente, la que es capaz de dar afecto a montones. Además, su ingenio es increíble, con Piscis no hay falta de temas, lo que falta es tiempo para contarse tanto. Siempre aprendes de él, es muy humilde y le encanta poner la empatía por delante. Lo más sexy de Piscis, es su lado loco, el que siempre le encuentra algo bueno a las cosas, el que no se rinde fácilmente. Piscis es muy tierno, fuerte, es la pareja que te toma de la mano y promete no soltarte. Tal vez para algunos sea demasiado romántico, sensible y protector, pero no conoce otra forma de entregarse y al final se agradece.