Hay quienes basta con que escuchen el latido de su corazón para que se entreguen por completo. Los signos del zodiaco que se pierden en el encanto de una mirada, los que llevan magia en el alma y están dispuestos a perderse entre un montón de palabras lindas. Sí, son enamoradizos hasta los huesos, tanto que si sienten que aman lo gritan a los cuatro vientos y les da igual si llevan mucho o poco tiempo juntos. Pero…también están los meticulosos, los que necesitan confirmar que están en Tierra firme antes de dejarse llevar. Este es el ranking de los signos más enamoradizos del Zodiaco:

1.- Escorpio 

Un signo pasional, dulce, entregado. Escorpio puede parecer frío a simple vista, pero cuando su energía le dice que es la persona indicada, simplemente se deja llevar como hilo de media. Su parte temperamental hace que se ponga una venda en los ojos y esa es la razón por la que muchas veces ha terminado con el corazón equivocado. Pero…¡qué más da! Al final, de eso se trata la vida y una grieta más no hará que baje la guardia. Escorpio te enseñará a amar desde la raíz. 

2.- Piscis 

Piscis, nació para sumergirse en el paraíso del amor. Es quien llega a tu vida para llenarla de gentileza, quien tiene la valentía de abrazar su intuición y poner por delante la compasión. Piscis se enamora como en las películas, no tiene tiempo para ver el lado malo y tampoco quiere hacerlo. A veces, es mejor evadir la realidad por un momento y simplemente disfrutar de ese cúmulo de sentimientos bonitos que te sanan el alma, aunque sea por un instante.

3.- Libra 

Libra es de las personas más sociables del zodiaco, pero no crea vínculos superficiales, tiene el don de tocar la parte más sensible de cada persona que aparece en su camino. Lo que comienza como simple atracción se convierte en un amor genuino, de esos en los que los prejuicios no son bienvenidos. Es un signo enamoradizo, de los que se dejan llevar, odian la rutina y simplemente buscan la manera de agregarle un toque de aventura a todo lo que hacen. Libra ama hasta los huesos. 

4.- Tauro 

Es curioso, porque muchos podrían pensar que Tauro es un signo frío, porque siempre tiene un montón de cosas en su cabeza, pero cuando alguien le sacude el corazón se olvida de todo. Ahí es cuando su toro interior toma el control y simplemente decide salir a lanzarse al ruedo. Es un signo muy leal, dulce y busca un vínculo estable. Se enamora, pero no permite que le vean la cara, deja claro que puede ser la persona más incondicional, siempre y cuando, reciba lo mismo de su pareja. 

5.- Sagitario 

Por ahí dicen que Sagitario tiene corazón de condominio, que son pocos los que realmente logran entrar a su lado más sensible. Tiene un alma aventurera y esa es la razón por la que se aburren fácilmente. Es un signo que siempre está a la expectativa y listo para nuevas experiencias. Es muy enamoradizo, pero también cambia de opinión fácilmente, no es que vaya por ahí viéndole la cara a las personas, es que es muy fiel a lo que siente y cuando el amor se acaba, se marcha sin mirar atrás. 

6.- Géminis 

¿Alguien dijo amor? Si hay alguien que no teme ni tantito entregar su corazón es Géminis. Cuando tiene la seguridad de que está con la persona indicada, se vuelve un libro abierto. No se trata de tiempo, se trata de lo que lo hagan sentir. El problema es que se aburre muy rápido y puede que se entregue a nivel profundo, pero con la misma intensidad se marcha. Se vuelve muy complicado, porque te promete incondicionalidad, pero ya no como pareja y eso termina doliendo el doble. 

7.- Cáncer 

Si hay un signo que honra la sensibilidad, que no teme en soltar los filtros y que se entrega de una forma muy genuina, sin duda, estamos hablando de Cáncer. La verdad es que es muy enamoradizo, disfruta de entregarse al otro y la conquista es una de sus partes favoritas. Es muy emocional, así que no teme en decir lo que siente, incluso si las lágrimas se hacen presentes. Pocos pueden lidiar con algo tan dulce. Cáncer no quiere amores a medias, estás o no estás. 

8.- Acuario 

Independiente, distante y un toque dulce. La manera en que Acuario va por la vida te envuelve sin que te des cuenta. Tiene una pasión por vivir que se vuelve intrigante y si a eso le agregamos que es sumamente inteligente, estar a su lado es hacerle honor a lo exquisito. No es tan enamoradizo, porque le cuesta entregar su parte vulnerable, necesita estar muy en confianza para que eso suceda. Acuario se apega a lo que dicen sus pensamientos y es con lo que pocos pueden lidiar. 

9.- Leo 

Leo es arrollador, es el signo que llega a tus días para sacudirte de una forma bien bonita. De esa que te llena de vida, es como el suspiro profundo que das cuando aprecias un paisaje hermoso. Cuando se trata de amar no es el más enamoradizo, porque tiene una parte muy meticulosa que le impide abrirle sus emociones a cualquiera. Es un signo demandante, no se conforma con ese tipo de amores superficiales, quiere algo que realmente le haga latir el corazón y que sea algo estable. 

10.- Capricornio

Capricornio puede llegar a ser un signo tan cuadrado, que cuando se trata de amar necesita concentrarse el doble. En realidad, eso de enamorarse no está en sus prioridades, tiene tantos planes por hacer que pasa a segundo término. Es demasiado práctico y se rige por la lógica, así que antes de caer en un montón de palabras bonitas, lo que hará es analizar de forma meticulosa cada momento a tu lado. Capricornio necesita seguridad, conocer tus intenciones y ver si en realidad es bueno que estés a su lado. 

11.- Aries 

La verdad es que Aries ha roto un montón de corazones sin darse cuenta. Es una de las almas que más te llenan de vida, de esas que te invitan a saborear cada instante, de las que son capaces de romper con tus miedos y te ayudan a acariciar tus grietas. Aries es amor, intensidad y valentía, pero…cuando se trata de ataduras termina huyendo, porque no todos están listos para su forma de ver la vida. Quizás por eso lo piensan dos veces antes de entregar el corazón y ser tan enamorados. 

12.- Virgo 

Un signo práctico, inteligente y amoroso, pero a su modo. No todos están preparados para lidiar con la forma en la que Virgo decide tener un vínculo. No puede perderse en un montón de caricias, besos o abrazos, quiere más. Busca estabilidad, confianza y lealtad. Virgo prefiere mil veces estar acompañado de su soledad, que terminar en brazos que lo único que buscan es hacerlo pedazos. Virgo ama como si no hubiera un mañana, siempre y cuando, se sienta seguro.