TAURO TU DEFECTO Y TU VIRTUD

Tu defecto

Somos humanos y todos somos imperfectos. Vivimos en un mundo lleno de defectos y de virtudes allí donde miramos. Tu mayor defecto, Tauro, es que eres una persona muy terca y obstinada. Tu capacidad es mínima a la hora de hacerte cambiar de opinión. Lo peor de ti es que te falta flexibilidad y que puedes llegar a ser egoísta en tus formas. Egoísta simplemente a la hora de intentar cambiar de opinión o de reconocer tus errores. Cuando alguien te dice que no tienes la razón, no lo hace solamente para llevarte la contraria. Lo hace para que te des cuenta de lo que has dicho y para que sepas que tú también cometes errores. También eres una persona muy controladora, a veces en exceso. Necesitas tenerlo todo preparado y no soportas los imprevistos. Un imprevisto para ti significa un ataque de nervios seguro. En tu vida no quieres nada de sorpresas ni nada de planes de última hora, porque pueden provocarte algún que otro pequeño infarto.

Tu virtud

Sin duda alguna, Tauro, tu mayor virtud es tu lealtad y tu amistad. La forma en la que quieres y cuidas a la gente que de verdad te importa. Es cierto que eres una persona que primero proteges tus propios interéses, algo que también se debe de valorar. Primero estás tú y luego los demás. No significa que seas egoísta, porque para nada lo eres. Simplemente que has aprendido a anteponer tus necesidades antes que las de nadie y de momento te va muy bien así en la vida. Pero también tienes muy en cuenta las necesidades de los demás. Te desvives por ayudarles siempre que ves que alguien de tu entorno necesita ayuda. Eres la persona ideal en la que confiar cuando hay que contar un secreto. Contigo los secretos van a la tumba, porque jamás te permitirías jugar ese juego tan sucio con una persona que de verdad te importa. Puedes tener muchos defectos, pero sin duda alguna tus virtudes es que eres una persona constante, paciente, leal, auténtica y sobre todo muy cariñosa y amable con tu gente.

2018-08-09T15:58:36+00:00