Para empezar, hay que saber que los signos se organizan por los cuatro elementos naturales: fuego, tierra, agua y aire. Los signos que pertenecen al mismo elemento tienen muchísimas cosas en común, por eso, no es de extrañar tampoco que congenien muy bien entre ellos y que sean muy compatibles los signos que comparten el mismo elemento. Los signos de fuego son Aries, Leo y Sagitario y aquí van las 10 cosas que seguro que no sabías sobre ellos:

  1. Son los signos más responsables del Zodiaco

Son los primeros en salir de fiesta, en irse de viaje, en estar todo el día fuera de casa, sí, pero cuando tienen que hacer sus cosas y cumplir sus responsabilidades lo hacen, antes que nada. Los signos de fuego no esperan a que sucedan las cosas, no esperan a que la suerte caiga del cielo como si nada. No, ellos son más de salir a buscarla y de trabajar para que las cosas sucedan. Ellos no dejarán para mañana lo que pueden hacer hoy. Puedes confiar plenamente en ellos cuando te prometen hacer algo, porque seguro que lo harán antes de lo que te esperas.

  1. Son más intuitivos de lo que te imaginas

Se dice que los signos más intuitivos son los de agua, quizás un poco también los de aire, pero la intuición de los de fuego también es bastante fuerte. Son signos muy impulsivos, que se dejan llevar mucho y la mayoría de las veces actúan haciendo caso a su instinto y a su intuición. La diferencia de la intuición de los signos de fuego con la de los demás es que esta solo se aplica para ellos mismos. Aries, Leo y Sagitario pocas veces van dando lecciones o consejos a los demás en base a lo que les dice su intuición. Porque saben que en el fondo ellos no son nadie para aconsejar a los demás.

  1. Tienen pocos amigos, pero muchos conocidos

La verdad es que estos signos no tienen ningún problema en hacer amigos y conocer a gente nueva. En ambientes llenos de mucha gente, ellos se encuentran en su salsa. Además, suelen ser personas muy atractivas y que llaman mucho la atención y por eso siempre están rodeados de gente. Vamos, solo hace falta con mirar el teléfono de alguno de ellos y te darás cuenta de que todo el mundo quiere hablar con ellos. Eso sí, confiar confían en poca gente. Porque saben que es mejor la calidad que la cantidad. Pueden decir que tiene muchos amigos o que conoce a mucha gente, pero luego a la hora de la verdad solo cuentan con tres o cuatro personas como mucho.

  1. Les encanta mandar

Los signos de fuego vinieron al mundo para ser grandes líderes, da igual de lo que sea. Ellos vinieron para mandar, para poner orden, para imponer sus ideas. No lo hacen con malas intenciones, pero es cierto que hay veces que pueden llegar a ser un poco imponentes y pasarse de mandones. Saben que tienen mucho poder, saben que todo el mundo los mira y por ello, quiere aprovechar la influencia que tienen.

  1. Son extremadamente honestos

Lo cual normalmente es una gran virtud, pero otras, sin duda, puede llegar a ser un defecto. De vez en cuando se agradece su sinceridad y su honestidad, más que nada porque hoy en día la gente está acostumbrada a mentir y a ocultar la verdad. Los signos de fuego te dirán las cosas tal y como son, sin maquillarlas. Si no les gusta como vas vestido o como te queda algo, no tendrán reparo en decírtelo. El problema es que no tienen ningún tipo de filtro y no se dan cuenta de que hay veces que sus palabras sinceras pueden llegar a doler y a hacer daño.

  1. No dependen nunca de nadie

Aries, Leo y Sagitario son bastante independientes. Si quieren hacer algo, lo harán con o sin tu compañía. No son como otros que necesitan incluso la aprobación de los demás para actuar. Aunque les gusta rodearse de gente y estar en compañía, también aman pasar tiempo a solas y estar consigo mismos. Valoran muchísimo la libertad y, sobre todo, su independencia. Pocas veces piden ayuda a los demás, no porque no quieran o porque sean cobardes, sino porque no la necesitan. Siempre se buscan las mañas y las formas de solucionar sus propios problemas.

  1. En el amor son personas muy pasionales

Es que su propio elemento, el fuego, ya lo está diciendo todo… Están hechos de fuego, de calor, de cenizas, de chispas y si eso ya se puede apreciar en su día a día, pues imagínate cuando se enamoran. Quizás no sean muy intensos emocionalmente hablando, pero si que son intensos cuando sienten algo por alguien. Aries, Leo y Sagitario tienen corazones enormes que laten mucho más fuerte que los de los demás. Cuando se enamoran, se enamoran de verdad. No es algo pasajero o algo que desaparezca de un día a otro…

  1. Pocas veces le tienen miedo a algo

Los signos de fuego son atrevidos, pero también son valientes. Siempre están listos para salir de su zona de confort y probar cosas nuevas. Se aburren muy fácilmente y por eso continuamente están haciendo cosas para que su vida sea mucho más emocionante. Prefieren arriesgar antes que caer en una rutina aburrida en la que no puedan ser ellos mismos. Siempre están pensando en cuál va a ser su siguiente locura…

  1. Tienen un carácter muy muy muy peligroso

El problema de los signos de fuego es que enseguida se encienden y cuando eso sucede, no se pueden ni siquiera controlar a ellos mismos. Pueden incluso llegar a ser algo agresivos. No es que tengan un estado de ánimo muy cambiante, pero en cuanto ven algo que no les gusta, no tardan ni un solo minuto en encenderse. El volcán de fuego que habita en su interior tarda poquísimo en encenderse, en entrar en erupción y llevarse por delante todo lo que haya a su alrededor. Hay que tener mucho cuidado con el fuerte carácter de Aries, Leo y Sagitario. Lo bueno es que los enfados les duran poco tiempo…

  1. También tienen miedos, pero los ocultan muy bien

Aunque por fuera parezcan las personas más seguras y fuertes del universo, luego tienen miedo e inseguridades como todo humano. Pero a diferencia de los demás, ellos se aseguran de que nadie conozca cuáles son sus debilidades o su lado más sensible. Incluso se intentan convencer a ellos mismos de que son fuertes, aunque saben que no es así. Pocas veces lo verás llorar o derrumbarse en público, pero cuando llegan a casa y se quedan a solas todo lo que han estado acumulando sale a la luz…

2020-02-28T11:13:19+02:00