Estamos casi en el ecuador del 2019, durante estos primeros meses hemos aprendido un montón de cosas, pero todavía quedan muchísimos días del año para seguir aprendiendo más. En el mes de junio van a pasar muchas cosas positivas y gracias a todo lo que vivas vas a aprender un montón de lecciones. Por fin va a suceder ese cambio que tanto tiempo llevas esperando, por fin vas a encontrar la ocasión perfecta para relajarte, poder en orden tu mente y seguir hacia delante.

Estás a punto de volver a centrarte en tu corazón y en cuidarte tanto como necesitas. Vas a aprender que ponerte tanto peso y tantas responsabilidades encima no sirve nada más que para estresarte y crearte agobios innecesarios.

En junio, Virgo, vas a aprender que renunciar al control puede llegar a ser algo estimulante.

Y mira que tú eres una persona obsesionada con tenerlo todo bajo control, con hacer todo perfecto y que se preocupa por que las cosas salgan siempre bien. Pero gracias a todo lo que vas a vivir este mes, y también gracias a todas las lecciones que ya has aprendido a lo largo del daño, vas a darte cuenta de que si te relajas un poco, que si dejas de presionarte a ti mismo, las cosas pueden llegar a salir mejor de lo que te pensabas. Además, este mes también vas a aprender a dejar fluir las cosas siempre que sea necesario.

No pienses que vas a cambiar, no pienses que vas a dejar de ser Virgo, eso no va a suceder nunca.

Ese perfeccionismo y esas ansias por controlarlo todo van a estar ahí siempre. Pero poco a poco vas a ir aprendiendo a saber cuando tienes que ser así y cuando no. Vas a darte cuenta de que hay veces que no hace falta obsesionarse tanto por algo y que hay problemas que pueden resolverse sin poner tanta responsabilidad encima.

Al fin y al cabo, el control y el poder es algo que puede llegar a obsesionarnos demasiado, Virgo, algo que puede llegar a volvernos locos. Pero tú, poco a poco, vas a ir abriendo los ojos y a darte cuenta de que también se vive muy bien siendo un poco más despreocupado y no obsesionándose tanto con cosas que no merecen la pena. Por fin vas a encontrar la tranquilidad que tanto necesitas.