Géminis, esencia especial, de esa que perdura, de la que se te impregna en cada poro. Le llaman la oveja negra y, la verdad es que no es algo que le quita el sueño, al contrario, acelera el paso porque le encanta hacer lo que se le da la gana. Es la intelectualidad hecha persona, no intentes insultar su inteligencia, puede que pienses que no se da cuenta cuando intentan verle la cara, sí lo hace, sólo está viendo hasta dónde eres capaz de llegar. Sin duda, son pocos los que pueden con un ser tan excepcional. ¿Quieres saber cómo encaja Géminis con el resto de los signos del zodiaco? 

Aries 

En el momento que un Aries aparece en la vida de Géminis, surge una llamarada de pasión en el ambiente, son signos que tienen un carácter muy parecido. Así que lo mismo puede ser peligroso que divertido. Aunque Aries puede llegar a ser más competitivo que Géminis y eso puede agregar tensión a la relación. Si ambos ceden puede que tengan algo a largo plazo. De hecho, es más probable que funcionen como amigos, que como pareja. Ambos tienen la curiosidad y pasión para salir a disfrutar el mundo, pero como pareja podría convertirse en guerra. 

Tauro 

Dos caminos diferentes, una sola vida y, vaya que, a veces, es irónica. Cuando Tauro se hace presente en la vida de Géminis es posible que al principio exista una atracción única, esa en la que los polos opuestos se atraen. Porque realmente Tauro es demasiado estable para Géminis, quiere constancia. Mientras que Géminis va a la deriva, es rápido, ingenioso y con una sed insaciable de explorar todo a su alrededor. Puede que las pláticas entre los dos sean buenas, pero para algo duradero no es muy buena idea. Digamos que si deciden quedarse juntos es mucha presión para los dos. 

Géminis 

Dicen que dos siempre es mejor, pero, ¿qué hay de dos Géminis unidos? Lo que sí te puedo asegurar es que es sinónimo de aventura, un montón de carcajadas, dos almas que están listas para salir a romper con lo convencional que hay en este mundo. Mientras se la llevan relajada todo está bien, inclusive a nivel romántico se entienden perfecto, como mucha intensidad, pero genuino. Digamos que podrían ser almas gemelas, siempre y cuando, no difieran en alguna cosa y su mal genio se haga presente. Porque ahí la lucha de poderes da miedo. 

Cáncer 

Cáncer y Géminis puede resultar una relación caótica. Esto porque Géminis es de los que le apuesta a vivir el presente y mañana que la vida diga lo que se le antoje. Mientras que Cáncer busca estabilidad, tiene un corazón muy hogareño y eso puede hacer que no se lleven muy bien. Además, Cáncer es muy demandante a nivel emocional y físico, le gusta ser cariñoso, lo que puede ser un tanto abrumador para el alma libre de Géminis. Géminis le da más importancia al intelecto que a la ternura. No es que no tenga sentimientos pero los llenan cosas diferentes. 

Leo 

La química que surge entre Géminis y Leo es algo instantáneo, no entiende de razones, pero se desean demasiado. De alguna manera, se ven como espejos, ambos son divertidos, vitales, no les molesta el drama y cuando se trata de lograr lo que quieren no hay quien  los detenga. Aunque Leo sí puede llegar a ser un tanto demandante y necesitar un poco más de los elogios que le ofrece Géminis. Su conexión se alimenta de emoción, de nuevas ideas, de creatividad. Pueden llegar a tener una relación a largo plazo en la que se equilibran el uno al otro. 


Virgo 

¿Cómo encaja Géminis con el resto de los signos? Tienes que saber que Virgo es un signo racional con un toque emocional. Mientras que Géminis está deseoso de nuevas ideas. Al principio pueden entenderse de maravilla, porque sus intelectos se sincronizan de una forma increíble. Además, ambos están bajo el mando de Mercurio, lo que puede ser bueno y malo. Porque sus personalidades pueden enfrentarse a tal grado que terminan en una ruptura definitiva. Eso sin contar que Virgo goza de la calma, se puede llegar a sentir muy presionado por el estilo de vida que lleva Géminis. Esa es la razón por la que no dejarán de discutir. 

Libra 

Libra y Géminis, una buena combinación. La relación entre ambos es corazón con corazón, de verdad conectan de una forma increíble y pasan momentos memorables. En realidad no están pensando en un felices para siempre, se dejan llevar por el momento y lo disfrutan. Lo malo es cuando hay que tomar decisiones, a ninguno de los dos se les da y eso puede ser frustrante. Aunque siempre gana su lado divertido, sociable y el que goza de salir a todos lados. Libra y Géminis sí pueden tener un vínculo a largo plazo, incluso cuando se trata sólo de amistad. 

Escorpio 

¿Cómo encaja Géminis con el resto de los signos? ¿Géminis con Escorpio? Digamos que de lejos están mejor. Realmente su compatibilidad es nula, ambos pueden llegar a ser emocionales y con un lado misterioso que pocos llegan a conocer. Sin embargo, brillan por separado. Géminis es más liberal cuando se trata de amar y Escorpio quiere algo claro, algo que le dé la seguridad de que está con la persona indicada. Lo que puede ser demasiado para Géminis, se siente presionado, es como estar en una relación por obligación, no hay motivación ni interés, al contrario, disfrutan más cuando no se ven. 

Sagitario 

Un punto a favor en el vínculo de Sagitario y Géminis. Dos almas aventureras que se encuentran para crear las historias más bonitas. Los dos gozan de conversaciones profundas, de vivir, explorar, atreverse. Son libres y eso ayuda  a que se entiendan. Eso sin contar que Sagitario también es muy intelectual, lo que es como un imán para Géminis. Se les nota lo bien que se llevan y las ganas que tienen de estar el uno con el otro. No se asfixian, se dan el espacio necesario para extrañarse de vez en cuando. 

Capricornio 

¿Cómo encaja Géminis con el resto de los signos? Bien, pues Capricornio llega a la vida de Géminis para incomodar. La verdad es que su lazo no es muy recomendable, porque sus perspectivas son opuestas y puede hacer que Géminis se sienta inseguro, como alguien inmaduro sólo por no poner la disciplina por delante. Géminis necesita mucho más que reglas, quiere un alma juguetona, atrevida y soñadora. Eso para Capricornio es sinónimo de inestabilidad, hace lo que esté en sus manos para cambiarlo y ahí es cuando las discusiones se vuelven parte de la relación. Se necesita demasiado empeño para que funcionen. 

Acuario 

Si existe algo llamado pareja ideal, sin duda, Acuario y Géminis lo podrían protagonizar. El vínculo surge desde las primeras conversaciones, simplemente se sumergen el uno en el otro. Su forma de ver la vida es muy parecida, sienten que encuentran a alguien a su nivel. Si la relación amorosa no funciona, es muy probable que tengan una amistad de esas que le hacen honor a la hermandad. Ambos son creativos, imaginativos y con ganas de cumplir una enorme lista de sueños. Aunque es posible que tengan diferencias cuando sus emociones discuten, porque pueden llegar a ser muy intensos o tomarse las cosas muy personales. Lo que es sinónimo de ir acumulando heridas de las que nunca hablan. 

Piscis 

Digamos que la relación entre Géminis y Piscis, no es muy recomendable para este último. Piscis es demasiado sensible para la forma de ser de Géminis y hay cosas que hace o dice, muy a la ligera, pero que resultan hirientes para Piscis. El punto a favor es que cuando los dos se sienten en confianza son bastante abiertos y expresan lo que sienten. Sin embargo, cuando no es así llega un momento en que el vaso derrama la última gota. Piscis puede caer en la melancolía y eso pone a la defensiva a Géminis, un círculo vicioso en el que pasan del amor a la codependencia.