La compatibilidad Géminis y Géminis puede ser bastante alta. Saben llevarse el uno al otro y disfrutan de la vida y de todo lo que les rodea hasta el límite. Habitualmente, dos personas del mismo signo tienen un alto porcentaje para que en una relación todo salga bien. Géminis no sabe vivir en el pasado o en el futuro. A veces puede quedarse ahí a pensar, o porque esté dolido, o simplemente imaginando lo que podría haber sido. Pero no es una persona que se quede mucho tiempo. Su naturaleza es cambiante, se entretiene con cualquier cosa que se le cruce y necesita estar presente en lo que hace. Puede tardar en sentar la cabeza o puede, por su impulsividad, enamorarse del primero que le haga un poco de caso.


A veces, dos Géminis tendrán tendencia a chocar por eso de ser polos iguales, pero en general, se llevan bastante bien. Sus personalidades podrán chocar porque ambos han de aprender a saber qué es la paciencia (cosa que llevan demasiado mal).

A este signo le encanta la variedad, probar cosas nuevas cada día, la aventura y los viajes, y qué mejor que estar con alguien al lado que tiene los mismos deseos. Compenetran bien, aunque tienen que tener mucho cuidado en el tema celos. Los Géminis saben provocar muy bien y si entran en una dinámica así, de intentar ser más que el otro o desafiar constantemente, todo acabará en guerra seguro.

Ambos deben aprender a escuchar y a entender al otro profundamente, a no provocar celos o desconfianza y a ser pacientes. Al fin y al cabo, uno es el reflejo del otro y, es muy probable que si uno de los dos hace algo mal, el otro haga lo mismo por despecho.

Importante también es que estos dos se estimulan mentalmente todo el tiempo. Pueden llegar a ser muy bueno amigos. En las relaciones de dos Géminis (el tipo de relación que sea), uno levanta al otro cuando cae, ninguno de los dos deja que el otro se hunda. Se recordarán constantemente quienes son: esa persona inteligente que sale de cualquier dificultad siempre.

Lo mejor en esta pareja es sin duda ese deseo que tienen de conocerse más y más, el buen humor y el ingenio que emplean en todo. Lo peor sería la poca práctica, el desorden y la inestabilidad o la frustración ante proyectos que fracasan.

2020-11-11T16:33:51+02:00