Sin prejuicios, con el corazón en la mano y un montón de sueños navegando. Libra es el signo que nació para ser visto, su lado tierno, dulce y empático se roba las miradas en cualquier habitación. Es el signo que tiene encanto, sofisticación, el que te escucha y te da los mejores consejos. Es el alma vulnerable, pero también resiliente, no importan las duras pruebas que le ponga la vida, al final, siempre sale adelante. Pero, no todos los signos del zodiaco se llevan bien con su forma de ser, aquí te contamos cómo encaja Libra con el resto de los signos: 

Aries 

A simple vista Aries y Libra son dos almas opuestas, puede que Aries no se comprometa del todo, que huya de las relaciones a largo plazo y simplemente se deje llevar. Mientras que Libra le apuesta a lo romántico, a esos lazos para toda la vida. Aries es fuego desenfrenado, pero Libra tiene la capacidad de ponerle un alto, se equilibran. De hecho, su relación es prometedora, ambos tienen que poner de su parte, pero se vuelve un lazo pasional y lleno de emoción. 

Tauro 

Tauro y Libra comparten el mismo planeta, es Venus el que se encarga de controlar sus emociones. Tauro puede llegar a ser muy sensual y entregado, lo que encaja perfecto con Libra, porque hay momentos en los que se puede perder entre tanto romanticismo. Libra no puede evitarlo, es coqueto y tiene un atractivo especial, lo que puede ser demasiado para Tauro y ahí es cuando los celos se hacen presentes. Libra es sinónimo de libertad, no deja que lo manipulen fácilmente y pueden terminar muy mal. 

Géminis 

Géminis y Libra son los signos que unidos honran el término de amistad, si inician una relación amorosa, empiezan por ser confidentes. Ambos son signos de aire, así que gozan de salir a socializar, romper con la rutina y simplemente agregarle un toque espontáneo a sus días. Los dos son abiertos y cuando se sienten seguros, no temen en mostrar sus emociones. Como pareja pueden llegar a tener algunos problemas, pues ambos son indecisos, pero si los dos ponen de su parte puede funcionar. 

Cáncer 

La relación entre Libra y Cáncer no es precisamente lo más recomendado del mundo, al contrario, tienen muchos problemas a la hora de expresar sus emociones. Cáncer no teme en decir lo que siente y puede ser sinónimo de demasiada presión para Libra. Hay momentos en que son como el agua y el aceite, discuten por la manera tan diferente en que ven la vida. Ambos son muy comunicativos y no ceden fácilmente, a la larga pueden caer en un vínculo muy tóxico. 

Leo 

Una relación prometedora, Leo y Libra, tienen el don de cautivar al resto cuando están juntos. Libra le da la oportunidad a Leo de que sea el centro de atención, como tanto le gusta. Sin embargo, Leo se vuelve una gran influencia para Libra, porque le da la seguridad que necesita, le recuerda lo mucho que vale y le demuestra que la lealtad es primordial para tenerlo todo. Libra es sinónimo de energía, lo que ayuda a que Leo no desista, ambos se motivan a seguir adelante. 

Virgo 

Virgo y Libra, son la pareja que puede llegar a tener un vínculo sano. Libra disfruta al lado de una persona tan organizada, se pierde en la inteligencia, la compasión y el perfeccionismo de Virgo. El problema es cuando se intensifican sus manías, cuando quiere que Libra cambie por completo, se vuelve exigente y a Libra de lo único que le dan ganas es de huir. Libra tiene un lado soñador, aventurero, le gusta salir de lo convencional para inspirarse, pero Virgo quiere cada pieza en su lugar. 

Libra 

Libra y Libra, cuando estos dos deciden compartir sus días, es sinónimo de amor en el aire. Son dos almas que prefieren mantener la calma, que se escuchan, se apoyan y no se juzgan. El problema es cuando tienen que tomar una decisión, ahí sí pierden el control y pueden caer en discusiones absurdas. Son signos equilibrados, que ponen como prioridad su relación, pero también necesitan espacio, son amantes de huir de todo para regresar con más ganas. Permanecer juntos es un desafío que pueden lograr. 

Escorpio 

Una relación complicada, emocional, con muchos momentos tristes, pero también llena de compromiso, Escorpio y Libra le hacen honor a la lealtad cuando están juntos. El problema es que Escorpio es muy celoso, tiene un lado posesivo que no se lleva muy bien con la forma tan liberal en que Libra va por la vida. Su vínculo es tan intenso que puede caer en un círculo vicioso, de esas relaciones que rompen y luego vuelven otra vez. Escorpio quiere tener el control y Libra odia las cadenas. 

Sagitario 

Sagitario y Libra, son dos almas que cuando se encuentran deciden ser compañeros de vida. Ambos son muy entregados, pero puede llegar un momento en el que Libra se siente poco valorado, sus emociones se fragmentan y ahí es cuando empiezan a distanciarse. Libra y Sagitario funcionan más como amigos, porque los dos son muy inteligentes, comprensivos y no se dejan llevar por lo superficial. Sin embargo, Libra busca estabilidad, quiere sentir la seguridad de que está con la persona indicada. 

Capricornio  

Libra y Capricornio tienen una compatibilidad que se nota a kilómetros, lo de estos dos signos surge a la primera conversación profunda, ahí se dan cuenta que se complementan de una forma increíble. Libra tiene un lado desenfrenado, soñador y con el deseo de romper con las reglas. Mientras que Capricornio necesita más organización. Llega un punto en el que los dos pueden relajarse y disfrutar del momento. Es una pareja que puede tener algo a largo plazo, sólo tienen que ceder de vez en cuando. 

Acuario 

Lo de Acuario y Libra es más que evidente, dos signos de aire que deciden compartir el día a día. Dos almas creativas, intelectuales y con sueños que no le cuentan a nadie. Acuario es humanitario y Libra es el ser más solidario y empático del planeta. Hay temas que les apasionan, en los que el objetivo es darle luz a otros. Sus conversaciones van más allá de lo superficial. El problema es que Acuario no es tan romántico como Libra, prefiere guardar sus emociones y eso hace que Libra se sienta poco amado. 

Piscis 

Libra y Piscis inician como una amistad sin filtros, romántica, dulce y con un montón de fantasías por delante. Son puro corazón, no saben ver las cosas de otra forma. Libra respeta el lado sensible de Piscis, no minimiza ninguna de sus preocupaciones y ahí es cuando establecen un lazo incondicional. Aunque el problema surge cuando tienen que confrontar, pueden terminar en un drama irreal.