Vaya que esto del amor es complicado, en especial porque hemos crecido con la idea errónea de lo que es amar. Tal parece que entre más tensión más te quieren, cuando en realidad es todo lo contrario. Una relación sana no está llena de conflictos, no es el revoloteo que sientes cuando te enamoras. Sí, tiene sus buenas y malas rachas, pero de ahí a normalizar un vínculo tóxico hay un enorme trecho. ¿Cómo saber si tu relación es sana o tóxica según tu signo?

Aries

Eres el signo que no se anda con rodeos, no piensas caer en una relación en la que la incertidumbre es la que gobierna todo. Quizá, para algunos eres demasiado temerario e impulsivo, pero prefieres eso antes de estar en una relación tóxica. Te das cuenta de que vas por buen camino cuando tu pareja se convierte en el compañero de tus locuras, cuando respeta tu forma de ver la vida, cuando no temes contarle cualquier cosa que te sucede. Un vínculo en donde la honestidad sea el principal ingrediente, pero también en donde te quieran ver volar. No quieres a nadie que te domine, quieres una relación de iguales para que cuando estén juntos saquen lo mejor de sí mismos. La vida ya es dura, como para estar con alguien que te estrese. 

Tauro 

La verdad es que lo que menos quiere un Tauro es tener que lidiar con alguien que lo presione, no está dispuesto a estar con una pareja que quiera cambiar su forma de ser. Sabes que lo tuyo es la tranquilidad, mientras todo esté bajo control tu andar es perfecto. Realmente no te gusta mucho la idea de romper con las reglas o salir de tu zona de confort, cuando encuentras paz en algo tratas de mantenerla por un largo tiempo. Te das cuenta de que tienes una relación sana cuando tu pareja lo entiende, no se atreve a juzgarte y simplemente busca la manera de incluirte en sus planes sin hacerte sentir mal. A veces, sólo quieres alejarte de todo por un momento, quedarte en casa y acurrucarte con tu pareja mientras ven una buena película. No tiene nada de malo, recuerda siempre ser fiel a ti. 

Géminis  

Para que Géminis decida compartir sus días con una pareja, necesita realmente tocarle más allá del corazón. Es uno de los signos del zodiaco más inteligentes, no se conforma con conversaciones que no llevan a nada, quiere sentirse estimulado en todos los sentidos. Géminis, sí ama los cambios, esta idea de romper alguna norma con tal de sentir la adrenalina por todo el cuerpo. Por nada del mundo se quedaría con alguien que apague su luz, la idea de caer en la monotonía es lo peor que le puede pasar. Quiere salir a disfrutar y aprovechar cada momento, porque sabe que se van como agua entre las manos. Eso no significa que quieras a alguien igual que tú, simplemente sabes que es sano cuando valora tu forma de ser y no quiere que encajes forzosamente en sus planes. 

Cáncer 

Eres el tipo de persona que cuando se trata de entregarse a una relación lo haces de una forma muy genuina, realmente tu pareja recibe mucho amor de tu parte. Te gusta preocuparte por su bienestar emocional, físico y mental, para ti no hay exageraciones, sólo gente que sí está preparada para un vínculo duradero. Es por ello que no esperas menos de tu pareja, sabes que tu relación es saludable cuando se trata de algo recíproco, cuando no tienes que rogar para que te dé un espacio en su vida. Es sano cuando presta atención a tus emociones, no las minimiza, realmente quiere verte logrando cada uno de los sueños que en su momento pasaron por tu mente. Tu pareja no sólo es tu amante, es tu amigo, tu apoyo, esos brazos en los que puedes refugiarte cuando todo se viene abajo y volver al día a día con más ganas. 

Leo 

A simple vista la mayoría de las personas cree que tienes todo bajo control. Leo, la seguridad está en tus pasos, sabes que estás en este mundo para lograr cosas grandes, que tienes la habilidad para nadar contra lo que sea, pero… eso no significa que no tengas tus momentos malos, como todos, hay cosas que te doblan, que te hacen dudar de ti y que se terminan convirtiendo en obstáculos para lograr lo que quieres. Sin embargo, sabes que tu relación es sana cuando tu pareja te impulsa, te recuerda tus cualidades y no huye cuando te dan los bajones. El tipo de relación que te hace mejor persona, que te llena de alegría, de ganas de seguir luchando. No es que quieras a alguien que te solucione la vida. Al contrario, es perfecto cuando cada uno trabaja en sus propios proyectos y luego encuentran un momento para unirse. 

Virgo 

Hablar de Virgo en el amor implica misterio, no es el tipo de signo que se deje llevar fácilmente, necesita algo más para que pueda romperse la enorme barrera emocional que pone cuando alguien busca conquistar su corazón. Virgo, quiere vínculos que puedan ir a su ritmo, no sólo a nivel pareja, también en cuestión de amistad y familiares. Así que, te das cuenta cuando estás en una relación sana si esa persona es tolerante, no minimiza tus manías y tampoco te tacha de perfeccionista. Una pareja sana para ti es sinónimo de dar amor, de entender que ambos tienen sus puntos malos y buenos, pero que no se van a enganchar en que eso se convierta en un motivo para estar peleando todo el tiempo. Virgo, quiere calma, porque su mente nunca para y huye de lo tóxico. 

Libra

Lo mejor y lo peor de Libra es que tiene buen corazón. Un signo que muchas veces termina en los brazos equivocados, porque tiene la mala costumbre de escarbar hasta el fondo para supuestamente encontrar el lado noble de las personas. Sin embargo, con el paso del tiempo se ha dado cuenta de que hay quienes no tienen remedio y que es mejor dejarlos ir antes de que sigan absorbiendo su energía. Ahora, entiende que una relación sana es aquella en la que le dan el lugar que se merece, en la que no tiene que suplicar atención. Una pareja que no se convierta en un tormento, que le dé paz y al mismo tiempo respete su individualidad. No quiere un amor asfixiante, para eso mejor se queda solo. Lo que quiere es amar sin sentir culpa. 

Escorpio 

La verdad es que Escorpio no está para cualquiera, le da igual si lo llaman exagerado, tiene muy claro lo que se merece. Ya en el pasado ha sido la persona que hizo todo lo que estaba en sus manos para salvar una relación que sólo lo desgastaba a nivel físico y emocional. Ahora, prefiere ser misterioso, ir con cautela y no dejarse llevar a la primera. Quiere a alguien que no sólo quede encantado por el calor de su cuerpo, también de su alma. Sabe que está en una relación sana cuando la otra persona busca una solución de frente, no hay secretos, no hay necesidad de fingir, pero sí muchas ganas de construir algo bonito y duradero. Una relación en la que el drama no es bienvenido, en la que puedes dormir tranquilo sabiendo que tu pareja te dará tu lugar sin importar la situación que se le atraviese. 

Sagitario 

Para Sagitario es complicado eso de encontrar relaciones saludables, no lo ve imposible, pero con el paso del tiempo se ha dado cuenta de que hay muchas personas rotas tratando de descargar sus carencias emocionales en otros. Sagitario, tiene muy claro que su forma de ser no es la convencional, porque su alma es libre, no se deja dominar por nadie y tampoco tiene intención de cambiar. La aventura y el deseo por la adrenalina, es algo que siempre va a formar parte de su esencia. De ahí que considera un vínculo saludable cuando su pareja se adapta, cuando no invade su espacio ni tiene que estar monitoreando lo que está haciendo las 24 horas del día. No quiere tener que dar explicaciones a su pareja, como si estuviera en un internado. 

Capricornio 

Hasta cuando se trata de amar, Capricornio prefiere ir con cautela. Es un signo que se guarda muchas cosas, no por hipócrita ni mucho menos, es sólo que quiere tener la seguridad de que la persona con la que comparte merece la pena. Le gusta proteger sus emociones, porque aunque a simple vista parece ser más rudo, en realidad es muy dulce y sensible. Capricornio, se da cuenta de que está en un vínculo sano cuando se siente en paz y por unos momentos deja de lado todos sus problemas. Ese tipo de parejas que te brindan la sensación de que todo está bien y que si algo anda mal pueden encontrar una solución juntos. Alguien que lo piense dos veces antes de remover la llaga de sus heridas. Esa persona que conoce todas sus debilidades y decide no usarlas en su contra. 

Acuario 

Acuario y las relaciones tienen una relación extraña, no es que no le guste amar, cuando en realidad se siente cómodo se compromete a ser la mejor persona de este mundo. Le gusta darle seguridad al otro y no minimizar sus sentimientos. Esa es la razón por la que espera lo mismo de su pareja. Sin embargo, sabe que no está con la persona indicada cuando lo juzgan de loco y no toman en cuenta sus sueños. Acuario, es muy inteligente, su cabeza nunca para y si tiene la confianza de compartir algún proyecto es porque realmente confía en ti. Sabe que está con la persona correcta cuando lo escuchan y valoran. En el momento que se siente apoyado, se vuelve el ser más agradecido. Ahí es cuando se deja llevar y muestra su lado más vulnerable. 

Piscis 

Enamorarse sin dejar de ser, de soñar, de indagar en algo más. Ese es el Piscis que decide sumergirse en las cuestiones del amor. La verdad es que un signo que le hace caso a su intuición, cuando siente que la otra persona no está apreciando todo lo que tiene para dar simplemente pone una barrera tras otra. Le cuesta soltar, pero tiene muy claro que no quiere algo tóxico. Quiere una pareja sana, alguien que respete sus decisiones, que lo inspire, que le ayude a seguir y no le diga que perdió la cabeza sólo porque quiere hacer realidad alguna idea poco común. Simplemente, alguien que lo acepte tal y como es, que no busque manejarlo como si fuera una marioneta, mientras acaba con su paz mental y nubla sus emociones.